El peor brote de ébola en Uganda en dos décadas llega a su fin

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la última epidemia de ébola cerrada en Uganda. Con la confirmación de la medida este miércoles 11 de enero termina el brote que en casi cuatro meses mató a por lo menos 55 personas. Desde septiembre, la enfermedad se ha extendido a nueve distritos ugandeses, incluida la capital, Kampala. El temor de las autoridades es que el peor brote observado en más de dos décadas en el país llegue a África Oriental.

Al menos 142 casos fueron confirmados en el segundo brote más mortal de la historia del país. Otras 22 muertes sospechosas se relacionaron con el brote, según la OMS. Siete de ellos eran de profesionales de la salud. Según los criterios de la OMS, una epidemia de ébola se considera cerrada cuando no hay informes de ningún caso confirmado o probable durante 42 días, el doble del período de incubación de infecciones.

EL PRIMER PACIENTE DE ÉBOLA FUE DETECTADO EN SEPTIEMBRE PASADO

La respuesta al primer brote de la variante del virus del ébola de Sudán en una década y el quinto del tipo específico estuvo marcada por retrasos en la identificación y el seguimiento del primer caso. El paciente fue detectado en Mubende, en el centro del país, el 20 de septiembre. La OMS también señala la cuestión de la “desinformación generalizada entre el público sobre los peligros e incluso la existencia del virus”.

Según la OMS, más de 4 mil personas han tenido contacto con pacientes confirmados. Fueron seguidos y tuvieron su salud monitoreada durante 21 días. En general, la tasa de letalidad fue del 47 por ciento. El último paciente de la última epidemia fue dado de alta el 30 de noviembre, cuando comenzó la cuenta regresiva de 42 días para el final del brote.

VICTORIA CONTRA EL ÉBOLA

La OMS elogió a las autoridades sanitarias por su “fuerte compromiso político y por haber implementado acciones de salud pública de forma acelerada”. En las comunidades y en los puntos críticos de Mubende y Kasanda se ha restringido el movimiento de personas. Para el director general de la agencia de la ONU, Tedros Ghebreyesus, la respuesta robusta y completa de las autoridades ugandesas resultó en la victoria contra el ébola.

El jefe de la OMS destaca además que las lecciones aprendidas y los sistemas implementados para el brote “protegerán a las ugandesis y otros en los próximos años”. El virus del ébola de Sudán es una de las seis variantes contra las que aún no se ha aprobado el tratamiento y la vacuna. N

 

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

Covid, viruela del mono y ébola, los grandes desafíos del 2022

OMS recomienda dos tratamientos para reducir la mortalidad del ébola

Cadáveres emergen del hielo tras años de estar atrapados en los glaciares