Este pelotero asombra con su poder y velocidad. Mantiene racha de hits y va por récord de cubanos en Grandes Ligas

·2  min de lectura
David Zalubowski/AP

Sin hacer mucho ruido, pero con un rendimiento consistente, el pelotero Adolis García es otro de los bateadores latinos destacados en la presente temporada de Grandes Ligas y se encuentra en camino de establecer una marca individual entre jugadores cubanos.

En estos momentos el pelotero villaclareño de los Rangers de Texas acumula 122 imparables en 477 turnos al plato, con 20 jonrones, 78 carreras impulsadas, 70 anotadas, 20 bases robadas, 49 extrabases, 215 en total de bases acumuladas por sus batazos y cuatro triples.

Es el cuarto en la lista de los mejores remolcadores de carreras en la Liga Americana, el seis en estafas, el octavo en extrabases, el noveno en total de bases, el sexto en triples y el quinto en la combinación de poder con velocidad (20.0).

Cuando el pasado martes 23 de agosto estafó la tercera base en el partido ante los Rockies de Colorado, se convirtió en el primer jugador de las Mayores en la actual temporada con 20 cuadrangulares y 20 bases robadas, el quinto nacido en la isla que logra el hito y el segundo que lo alcanza tras jugar en Series Nacionales.

Antes lo hicieron Bert Campaneris (1973), José Canseco (1988, 1991, 1998), Rafael Palmeiro (1993) y Randy Arozarena (2021).

Desde el pasado 3 de agosto hasta la pasada jornada del 24 (miércoles) el antillano suma 21 encuentros consecutivos conectando imparables para igualar entre los cubanos con el cienfueguero José Abreu y el pinareño Alexei Ramírez.

Abreu acopió la misma cantidad que García en su año de novato con los Medias Blancas (2014), pero en la recortada campaña de 2020 consiguió otra seguidilla de 22.

Ramírez también alcanzó su cota con la novena de Chicago en el 2014.

Durante esta etapa, Adolis acumula un average de 294 (92-27). En caso de alcanzar otros tres partidos con incogibles empataría la mejor marca entre peloteros cubanos (24), en poder de Rafael Palmeiro (1994).

A la vez, sería el primer jugador nacido en la isla con dicha cantidad y más de 20 robos.

Sus 21 juegos sin irse en blanco es la cuarta mejor racha de la campaña y necesita cinco más para igualar los 26 de Trea Turner, de los Dodgers de Los Ángeles.

Paul Goldschmidt, de los Cardenales de San Luis, encadenó 25 y el dominicano de los Azulejos de Toronto Vladimir Guerrero llegó a 22.

Si la racha la extiende hasta 29 desafíos establecería un nuevo récord para el equipo de los Rangers de Texas, en manos de Gabe Kapler (2021).

¡Oliva y Miñoso ya son inmortales! Cuba al frente del pelotón latino en Cooperstown

El récord de más partidos seguidos conectando sencillos para un pelotero latino le pertenece al dominicano Luis Castillo, quien acumuló 35 con los Marlins de Florida, entre el 8 de mayo y el 21 de junio de 2002.

Faltan 38 desafíos por celebrar y García debe terminar con más de 25 robos, 90 impulsadas, 25 jonrones y 80 anotadas. Números ofensivos de respeto que lo ubicaría entre los bateadores latinos más productivos de la temporada.