La pelea entre Estados Unidos y China es eje de debate en los equipos de Juntos por el Cambio

·5  min de lectura
Referentes de política exterior de Juntos por el Cambio, en una reunión de noviembre de 2022
Referentes de política exterior de Juntos por el Cambio, en una reunión de noviembre de 2022

“Todos creemos que el 11 de diciembre el país comenzará a reinsertarse en el mundo”. La sentencia es compartida por los referentes de las distintas tribus que componen Juntos por el Cambio, entusiasmados con la posibilidad de volver al poder luego de las próximas elecciones.

Más allá de coincidir en los objetivos generales, que suponen un “giro de 180 grados” de la política exterior del actual gobierno del Frente de Todos, en el seno de la coalición opositora conviven miradas divergentes sobre la postura a tomar en torno del conflicto geopolítico entre los Estados Unidos y China, que pelean por la hegemonía mundial en distintos escenarios, incluida la Argentina.

El declive irreversible de Milagro Sala en Jujuy: del auge del poder con el kirchnerismo a un presente sin peso político

“La política exterior tiene que servir a una estrategia de desarrollo, sin sesgos ideológicos. Argentina necesita de Estados Unidos y de China”, afirmó a LA NACION Fernando Straface, secretario general del gobierno porteño y referente de Horacio Rodríguez Larreta en materia internacional. En el mismo sentido, el dirigente de la UCR y vicepresidente de la Internacional Socialista, Jesús Rodríguez, afirmó: “Necesitamos una inserción inteligente y racional al mundo, aceptando que la globalización llegó para quedarse, pero que hay un proceso de des-occidentalización a escala mundial”.

Rodríguez, actual titular de la Auditoria General de la Nación, participa junto a Straface, el exvicecanciller Andrés Cisneros (referente de Miguel Ángel Pichetto), Fulvio Pompeo (secretario de Relaciones Internacionales de Pro y cercano al ex presidente Mauricio Macri), Facundo Vila (CC-ARI) y Federico Pinedo, “canciller en las sombras”, de Patricia Bullrich de los almuerzos organizados por Francisco de Santibañes, vicepresidente del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI). “Debemos defender el interés nacional, tener en claro cuales son nuestros valores y aliados en la defensa de esos valores y trabajar para que la Argentina se desarrolle y genere trabajo”, dijo Pompeo.

A diferencia del larretismo y la UCR, los dirigentes cercanos a Macri, Bullrich y Pichetto sostienen una mirada “pro-occidental” más visible y alertan sobre el “peligro” de un acercamiento con China.

Fernando Straface, secretario general del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es el referente en temas internacionales de Rodríguez Larreta
Fernando Straface, secretario general del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es el referente en temas internacionales de Rodríguez Larreta - Créditos: @Fabián Marelli

“Occidentales, capitalistas y de la mano con Brasil”, dijo Cisneros a modo de resumen sobre las prioridades en política exterior. “Hay que profundizar el capitalismo en el país, los experimentos híbridos no han dado resultado. Sin capitalismo no hay nada, aunque podemos comerciar con todos”, agregó, con la mira en las experiencias socialdemócratas europeas. “Nos acusan de mirar siempre a Estados Unidos, pero ellos miran a Europa, que está en decadencia y con problemas migratorios graves”, sostuvieron cerca de Pichetto. Para Pinedo, en tanto, “es imprescindible preservar a Sudamérica y el Atlántico Sur como zona de paz, no dejar que el conflicto penetre en la región”. De todos modos, afirmó que “con China queremos la mejor relación posible, los límites son las cuestiones de seguridad y preservar la zona de paz”.

Si bien en este punto hay divergencias de forma y fondo, en otros temas hay consenso absoluto. Además de la condena común y sostenida a la invasión rusa a Ucrania, insisten desde el espacio opositor en que no es “conveniente” para la Argentina intentar, como lo hace el gobierno de Alberto Fernández y de la mano de Brasil, un acelerado ingreso a los Brics, que integran entre otros China y la Rusia de Vladimir Putin. “No creemos que sea el momento para entrar, cuando Irán intenta ingresar patrocinado por Rusia”, afirmó Straface, quien junto al economista y ex titular del Banco Central, Martín Redrado, el excanciller Jorge Faurie y el exembajador en Rusia Ricardo Lagorio integran la “mesa chica” de referentes internacionales de Rodríguez Larreta. “Sería inoportuno. En su momento, no nos invitaron, ahora sería un mal paso”, definió Cisneros, vicecanciller durante el gobierno de Carlos Menem. Para Jesús Rodríguez, las prioridades de un eventual gobierno de Juntos por el Cambio deberían ser “el acuerdo Unión Europea-Mercosur y el ingreso de Argentina en la Ocde”.

Otro punto común aparece en la condena a los regímenes de Venezuela, Nicaragua y Cuba, aliados regionales del Frente de Todos, por su política de derechos humanos. “Compartimos la defensa de la democracia y los derechos humanos, sin peros”, sostuvo Straface. Cerca de Bullrich recordaron que la candidata presidencial apoya la acción del Foro Argentino por la Democracia en la Región (FADER), quien se ha manifestado repetidamente contra el régimen de Nicolás Maduro. “La región está comprometida a preservar la democracia y los derechos humanos a través de tratados de Mercosur y otros. Trabajaremos en ese sentido, preservando los canales de diálogo”, puntualizó Pinedo.

Entre las coincidencias y las disidencias, la actividad de los equipos técnicos de los candidatos parecen tomados por la contienda pre-electoral, que enfrenta a Rodríguez Larreta con Bullrich en Pro, mientras la UCR sostiene a Gerardo Morales y Facundo Manes como pre-candidatos, y Pichetto y Elisa Carrió no bajan sus aspiraciones. “Nos reuníamos mucho el año pasado, éste año se hace más difícil”, coinciden participantes de los distintos espacios, aunque se mantienen las reuniones mensuales en la Fundación Pensar, “caóticas y con gente muy joven”, que intenta consensuar un documento conjunto con acuerdos generales, a poco menos de dos meses del cierre de listas.

Los planteles son por ahora bien diferenciados, a la espera de las definiciones políticas. En el Pro, por caso, a Pinedo lo acompaña un “gran equipo”, entre quienes están Rogelio Pfirter, Horacio Reyser y Carlos Sersale, mientras que a Straface y Redrado se suman además Julián Obiglio y Gabriel Sánchez Zinny, entre muchos otros. Por el radicalismo, nucleados en la fundación Alem, sobresalen los nombres de los embajadores Carlos Foradori, Pedro Villagra y Daniel Raimondi, y académicos como Elsa Llenderosas, Valentina Delich y Mario Verón Guerra. Cerca de Pichetto, en tanto, se ubican Juan Pablo Lohlé, Eduardo Airaldi y Juan Arcuri.