Anuncios

Paul McCartney se reencuentra con la guitarra robada "que desató la Beatlemanía" después de 50 años

(CNN) -- La legendaria guitarra perdida de Paul McCartney se reencontró con su dueño más de 50 años después de su robo.

McCartney tocó el inconfundible bajo Höfner durante la grabación de los dos primeros álbumes de The Beatles, que incluyeron éxitos legendarios como "Twist and Shout" y "Love Me Do", y luego lo utilizó como bajo de reserva durante el resto de su etapa con la banda.

Siguió tocándolo una vez que los Beatles se separaron hasta que se lo robaron en 1972 de la parte trasera de una furgoneta en Notting Hill, Londres.

La guitarra estuvo desaparecida hasta que el Lost Bass Project, dirigido por el ejecutivo de Höfner Nick Wass y los periodistas de investigación Scott y Naomi Jones, investigaron más de 100 pistas y la localizaron en Hastings, una ciudad de la costa sur de Inglaterra.

"La búsqueda del bajo no era solo para Paul McCartney, era para todos los fans", dijo Wass a CNN el viernes. "Era para que todos pudiéramos ver este (...) bajo que desató la Beatlemanía".

Su búsqueda fue ampliamente publicitada, y los responsables detallaron los rasgos distintivos de la guitarra, lo que llevó a la familia que la tenía a "presentarse con fotografías del bajo en su desván diciendo: '¿Es este?'", declaró Scott Jones a CNN el jueves.

The Beatles rompen récords en las listas del Reino Unido: "Now and Then" se convierte en el sencillo número uno

McCartney está "increíblemente agradecido a todos los implicados" en devolverle el bajo y ha verificado que es la misma guitarra que tocaba tan a menudo en los años 60, según un comunicado en su página web.

Wass lanzó por primera vez el Lost Bass Project en 2018 después de una conversación con el propio McCartney, dijo a CNN el viernes, pero no fue hasta que Scott y Naomi Jones se unieron a la búsqueda después de ver a McCartney actuar en Glastonbury que "comenzaron a llegar las pistas útiles".

Tras hacer un llamamiento en los medios de comunicación, el avance decisivo se produjo en octubre de 2023, cuando el equipo recibió una pista de dos ingenieros de sonido de McCartney que habían aparcado la furgoneta en la zona de Ladbroke Grove, en Notting Hill, mientras el ex Beatle estaba grabando un disco en las inmediaciones con su nueva banda, Wings.

Esto les permitió descubrir con precisión cuándo y dónde habían robado la guitarra, desmintiendo rumores anteriores de que había desaparecido en 1969, justo antes del último concierto de los Beatles en una azotea.

La pista inicialmente ignorada que permitió recuperar el bajo de Paul McCartney

La ubicación también coincidía con un correo electrónico que Wass había recibido a principios de ese año, y que inicialmente había "ignorado" porque "no tenía mucho sentido", dijo.

Wass añadió que entonces pidió más información y el remitente del correo electrónico le dijo que su padre había robado el bajo y se lo había llevado a Ronald Guest, propietario del pub Admiral Blake, situado en las inmediaciones.

Mientras tanto, Naomi Jones rebuscó en los archivos para verificar esas direcciones y confirmar que la historia se sostenía.

"Las pruebas a lo largo del camino sugieren que el ladrón no sabía lo que estaba robando aquella noche", dijo Scott Jones. "Creo que para él solo era una guitarra y que más tarde descubrió que era la guitarra de Paul McCartney".

El ladrón pidió a Guest que "le escondiera la guitarra de forma efectiva", continuó Jones, y el equipo centró su atención en el pub, "empezando a buscar en los registros de nacimientos, matrimonios y defunciones" y rastreando "por dónde iba el bajo dentro de la familia Guest".

Aunque la guitarra está ligeramente dañada y necesitará algunas reparaciones antes de volver a poder tocarse, los profesionales podrán restaurarla, según el Lost Bass Project.

"Esta guitarra tiene un valor incalculable", dijo Wass. "En cierto sentido no tiene ningún valor excepto para Paul McCartney y para todos los fans de los Beatles del mundo... no tiene precio".