El inesperado mensaje que Patty Jenkins quiere sembrar como una semilla con su 'Wonder Woman 1984'

Kyle Buchanan
·6  min de lectura

La primera película de la “Mujer Maravilla”, dirigida por Patty Jenkins, fue un parteaguas cinematográfico que demostró que las superheroínas eran tan poderosas como los hombres. La secuela, “Mujer Maravilla 1984” (con un estreno previsto para el 25 de diciembre), promete dar un giro muy diferente: aunque se auguraba que recaudaría miles de millones de dólares en taquilla, ahora debutará el mismo día en los cines y en el servicio de emisión en continuo de HBO Max, una de las prioridades corporativas de Warner Bros. y su compañía matriz, AT&T.

La directora Patty Jenkins en Los Ángeles el 17 de diciembre de 2020. (Natalia Mantini/The New York Times)
La directora Patty Jenkins en Los Ángeles el 17 de diciembre de 2020. (Natalia Mantini/The New York Times)

“Hubiera sido una noticia sobre cómo las mujeres ganaron mucho dinero en la taquilla este año”, dijo Jenkins, en referencia a los cambios de planes de estreno de posibles éxitos taquilleros como su película y “Mulán” de Niki Caro (para Disney) después de que la pandemia provocara el cierre de muchos cines. “Sin embargo, lo más importante es que la película encuentre el público adecuado, que está ávido de esa experiencia”.

Los fanáticos hambrientos de superproducciones cinematográficas encontrarán muchos aspectos para profundizar en “Mujer Maravilla 1984”, que sucede décadas después de la primera entrega. Estamos en los años ochenta, y la superheroína de Gal Gadot se mete en un enredo con Maxwell Lord (Pedro Pascal), un magnate codicioso que alienta la avaricia del mundo, y Barbara Minerva (Kristen Wiig), una ñoña de poca monta que termina por convertirse en Cheetah, la rival de la Mujer Maravilla en los cómics.

Aunque “Mujer Maravilla 1984” será la primera de las películas de gran inversión de Warner Bros. que se estrenará en HBO Max, no será la última: el estudio recientemente enfureció a sus cineastas y socios de producción al llevar todo su catálogo de estrenos de 2021 al servicio naciente de emisión en continuo. (Algunos títulos saldrán el mismo día que en los cines).

Aunque Jenkins ya se hizo a la idea de que “Mujer Maravilla 1984” debute en los hogares, el jueves me dijo en una entrevista que su futuro con la franquicia dependerá de que el estudio se comprometa una vez más con un modelo de distribución en cines.

A continuación, presentamos los fragmentos editados de nuestra conversación.

P: Una secuela no estaba garantizada en tu contrato para la primera película. ¿Cuándo comenzaste a negociar para filmarla? ¿Fue difícil conseguir lo que querías?

R: En cuanto la primera entrega de la “Mujer Maravilla” se estrenó y tuvo éxito, empezamos a hablar de eso, pero las negociaciones del contrato fueron muy duras y tardaron mucho tiempo. Pero después de dirigir “Mujer Maravilla”, ¿quién debía recibir un salario equitativo sino yo? Quería que me pagaran al menos lo mismo que a la gente que no le ha ido tan bien con su primera película de superhéroes.

P: Se ha informado que ganaste alrededor de 8 o 9 millones de dólares por esta película, lo que sería un récord para una mujer cineasta.

R: Se siente muy bien, de verdad que sí. Lo más extraño es que ni siquiera puedes entender cuánto dinero es, como alguien que nunca ha ganado grandes cantidades de dinero antes. En realidad, estaba tan distraída preguntándome por qué debía ser así que ni siquiera fui capaz de procesarlo.

P: ¿Qué te hizo decidirte a ambientar esta película en la década de 1980?

R: Quería hacer una película digna de la “Mujer Maravilla”, pero de lo que realmente quería hablar era de lo que sentía que estaba pasando en el mundo. No quiero que la gente sepa que es sobre el cambio climático, pero estamos a punto de perder este mundo. ¿Qué somos cuando estamos en nuestro punto de mayor exceso, cuando nada nos satisface y queremos siempre más? A todos nos cuesta cambiar nuestras vidas pero, si no lo hacemos, vamos a perderlo todo. Por eso, ¿qué mejor momento que la década de 1980, antes de que supiéramos cuál era el costo de todo esto?

P: Es interesante entonces ver a Pedro Pascal interpretar a un adversario, un empresario rubio, que al principio se parece a Donald Trump. Pero él tiene un pasado mucho más empático de lo que se podría esperar.

R: Me encanta la grandeza de esos villanos de los ochenta, así que me encantó esa idea. Pero, en este caso, también queríamos hacer algo ligeramente diferente. No solo estás creando a un hombre extravagante de negocios de los ochenta. Estás creando a alguien que quiere ser eso, un inmigrante que ha visto a esos tipos en The Wall Street Journal, y por eso se pinta el cabello y trata de parecer blanco.

Hice un par de cosas en esta película que todo el mundo me dijo que no podíamos hacer: nadie muere, y ella gana al final con una conversación. Para mí, esto era un caballo de Troya: quería marcar cada casilla de lo que buscas en una película de superhéroes, pero en realidad lo que espero conseguir es una subversión en la que en vez de eso le dices a esta nueva generación que ve películas: “Tienes que encontrar al héroe que llevas dentro”.

P: Es raro ver una película de superhéroes en la que el triunfo se basa en algo más que la capacidad de derrotar físicamente a alguien.

R: Y en la actualidad sabemos que esa es la mejor manera de actuar, ¿no?

P: Sin embargo, ¿de verdad es así?

R: Podríamos ir a bombardear cualquier país del mundo, y eso no va a detener el reloj que se nos viene encima en unos 40 años. Ese es exactamente el punto.

La directora Patty Jenkins en Los Ángeles el 17 de diciembre de 2020. (Natalia Mantini/The New York Times)
La directora Patty Jenkins en Los Ángeles el 17 de diciembre de 2020. (Natalia Mantini/The New York Times)

P: ¿Has tenido que luchar por esos momentos de sinceridad?

R: Ahora no tengo que luchar por eso, pero he tenido que hacerlo durante mi carrera y siempre lo haré. Definitivamente hay un apego a la ironía y al pesimismo en nuestro mundo, lo cual entiendo, pero no creo que sea muy valiente.

Creo que, si realmente has experimentado una tragedia o has experimentado el amor, ves que ahí no hay ironía ni pesimismo. Así que, desde el principio de mi carrera, me hice una promesa a mí misma, porque estaba con los chicos populares que estaban adoptando ese estilo, y pensaba: “Yo no voy a hacerlo. Es posible que me avergüence en el camino, mientras aprendo a expresar emoción y sinceridad, pero no voy a dejar de hacerlo hasta que descubra cómo hacerlo”.

P: Warner Bros. ha dicho que este es un plan de un año para enviar todos sus lanzamientos a HBO Max, pero no todos están convencidos. ¿Es posible que el genio regrese a la lámpara?

R: Quiero creer que esto es temporal, pero no estoy segura de que lo sea. Pero te diré que algún estudio va a volver al modelo tradicional y causará una tremenda agitación en la industria, porque todos los grandes cineastas van a ir a trabajar allí. Y los estudios que hagan este cambio radical (de trasladar sus estrenos en salas de cine a un servicio de emisión en continuo), sobre todo sin consultar a los artistas, acabarán con un catálogo muy vacío de cineastas de calidad trabajando allí.

P: A continuación dirigirás la película de “La guerra de las galaxias”, “Rogue Squadron” . Después de eso, ¿todavía planeas dirigir una tercera película de la “Mujer Maravilla”?

R: Veremos qué pasa. Realmente no lo sé. Sé que me encantaría hacer la tercera si las circunstancias fueran las correctas y todavía existiera un modelo de estreno en cines. Si eso no sucede, no sé si la filmaría.

This article originally appeared in The New York Times.

© 2020 The New York Times Company

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

Gal Gadot: "Quizá en 30 años me dé cuenta de lo que logré con 'Wonder Woman'"

Lynda Carter, la 'Mujer Maravilla' que tiene sangre mexicana… y quizás no lo sabías

Gal Gadot revela que por su mala experiencia con Joss Whedon cooperó con la investigación en su contra

EN VIDEO: Mira como Gal Gadot goza con el primer Taco Bell de su vida