¿Qué pasaría si la Corte anulara el fallo Roe vs. Wade? Las dudas claves en Estados Unidos

·5  min de lectura
Protestas frente al edificio de la Corte Suprema en Washington.   Kevin Dietsch/Getty Images/AFP
Kevin Dietsch

NUEVA YORK.- Un borrador filtrado de la opinión de la Corte Suprema que revocaría el caso Roe vs. Wade en Estados Unidos describe un país que no se ha visto en medio siglo, uno en el que la situación legal del aborto depende totalmente de los estados. Si el borrador, de febrero y publicado el lunes por la noche por Politico, terminara siendo similar a la opinión final del máximo tribunal, prevista para el próximo mes, los derechos reproductivos serían reescritos casi inmediatamente.

Si se anulara Roe vs. Wade, ¿el aborto sería ilegal en todo el país?

No. Cada estado decidiría si y cuándo el aborto sería legal. Muchos estados seguirían permitiéndolo, y algunos incluso han empezado a tomar medidas para ayudar a las mujeres que viven en estados que probablemente restrinjan el aborto. Ahora mismo, el aborto sigue siendo legal en todos los estados.

¿Dónde es más probable que cambie el acceso al aborto?

El aborto probablemente pasaría a ser ilegal en aproximadamente la mitad de los estados, aunque algunas de las previsiones difieren.

Según el Centro de Derechos Reproductivos, un grupo que lucha contra las restricciones al aborto en los tribunales y que sigue de cerca las leyes estatales, es probable que 25 estados prohíban el aborto si se lo permiten. Esos estados son: Alabama, Arizona, Arkansas, Georgia, Idaho, Indiana, Kentucky, Louisiana, Michigan, Misisipi, Misuri, Nebraska, Carolina del Norte, Dakota del Norte, Ohio, Oklahoma, Pensilvania, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Tennessee, Texas, Utah, Virginia Occidental ,Wisconsin y Wyoming.

Activistas protestan frente al edificio de la Corte Suprema en Washington. (Photo by Stefani Reynolds / AFP)
STEFANI REYNOLDS


Activistas protestan frente al edificio de la Corte Suprema en Washington. (Photo by Stefani Reynolds / AFP) (STEFANI REYNOLDS/)

El Instituto Guttmacher, un grupo de investigación centrado en la atención a la salud reproductiva, afirma que es probable que un grupo ligeramente diferente de estados limite sustancialmente el acceso al aborto: su lista de 26 estados excluye a Carolina del Norte y Pensilvania, pero incluye a Florida, Iowa y Montana.

Trece estados cuentan con las llamadas leyes gatillo, aprobadas para hacer que el aborto sea ilegal en cuanto la corte lo permita. Algunos tienen leyes antiguas sobre el aborto que fueron invalidadas por la decisión de Roe, pero que podrían volver a aplicarse. Otros estados, como Oklahoma, cuentan con prohibiciones al aborto que fueron aprobadas durante esta sesión legislativa, a pesar del precedente de Roe.

¿Cómo cambiaría el número de abortos en EE.UU.?

Algunas mujeres que deseen abortar podrían hacerlo de otras maneras, como viajar a un estado donde el aborto es legal o pedir píldoras por internet desde fuera del país. Texas es un ejemplo. En septiembre entró en vigor una ley que prohíbe el aborto después de que se detecte la actividad cardíaca del feto, alrededor de las seis semanas. Los abortos en las clínicas de Texas se redujeron a la mitad. Sin embargo, muchas mujeres pudieron abortar en los estados vecinos o pedir píldoras, lo que provocó una reducción general de solo un diez por ciento.

Sin Roe vs. Wade, el aborto probablemente disminuiría más porque las mujeres tendrían que viajar más lejos para llegar a un estado donde fuera legal. Muchas mujeres que abortan son pobres, y las largas distancias de viaje pueden resultar infranqueables. Los estados que probablemente prohíban el aborto se concentran en el sur, el Medio Oeste y las Grandes Llanuras. Debido al aumento previsto de los viajes entre estados, lo más probable es que las clínicas que queden tengan menos capacidad para atender a las mujeres que puedan llegar a ellas.

Una investigación realizada en diciembre sobre los cambios estimados en las distancias a las clínicas reveló que, si se anulara el fallo, es probable que el número de abortos legales descienda en torno al 14%. Nuestro artículo de diciembre explicaba esa investigación y ofrece un mapa de los lugares donde es probable que los abortos disminuyan más.

¿Quién aborta ahora?

Con la ley actual, alrededor de una de cada cuatro mujeres estadounidenses abortan en algún momento dado, según una investigación del Instituto Guttmacher.

Entre ellas hay mujeres de todos los estratos. Pero las estadísticas muestran que las mujeres que abortan en Estados Unidos tienen más probabilidades de no estar casadas, ser veinteañeras, de bajos ingresos y ya tener un hijo. Es desproporcionadamente probable que sean negras. Es más probable que vivan en un estado de tendencia demócrata.

Sin Roe vs. Wade, ¿cómo se compararía Estados Unidos con el resto del mundo?

Estados Unidos se uniría a un grupo muy reducido de países que han endurecido las leyes sobre el aborto en los últimos años, en lugar de relajarlas. Solo tres países lo han hecho desde 1994: Polonia, El Salvador y Nicaragua. En ese periodo, 59 países han ampliado el acceso, según el Centro de Derechos Reproductivos.

Con Roe vs. Wade, Estados Unidos tiene la peculiaridad de permitir el aborto por cualquier motivo hasta las 23 semanas aproximadamente. Sin embargo, en muchos países con límites menores, el aborto está permitido por una amplia variedad de razones, según el centro.

Sesenta y seis países -donde vive aproximadamente una cuarta parte de las mujeres en edad reproductiva- prohíben el aborto o lo permiten solo si la vida de la mujer está en peligro. Sin Roe, algunos estados se alinearían con estos países.

¿Cuándo ocurriría esto?

No sería de inmediato. Por ahora, el aborto sigue siendo legal en todos los estados y cada uno tiene al menos una clínica.

El documento filtrado se describió como un borrador, no un dictamen final. Puede pasar un mes o más antes de que la Corte Suprema se pronuncie oficialmente sobre el caso, y esa decisión podría diferir del borrador que está circulando.

Si la Corte Suprema falla en contra de Roe, lo más probable es que las clínicas de algunos estados empiecen a cerrar en cuestión de días. En otros estados que prohíben el procedimiento, el proceso podría demorar varios meses.

Claire Cain Miller y Margot Sanger-Katz

The New York Times

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.