Anuncios

¿Qué pasa cuando un comisionado de Miami-Dade va a la cárcel? Un vistazo al mal día de Martínez

Latoya Keels dijo que no reconoció al recluso mayor con barba de perilla como el comisionado de Miami-Dade Joe Martínez.

Pero su traje especial se le quedó grabado, ya que todos los demás detenidos vestían de naranja y tuvieron que salir de una zona común cuando él llegó.

“Llevaba uno rojo”, dijo Keels, de 34 años, después de ver una foto de Martínez mientras esperaba que la llevaran a casa desde la cárcel el martes por la tarde. “Nos pusieron en las celdas cuando él llegó”.

Martínez, de 64 años, pasó de supervisar el sistema carcelario del condado como comisionado de Miami-Dade durante casi 18 años a ser un preso durante cinco horas después de entregarse a las autoridades para enfrentar cargos penales.

Los fiscales alegan que presentó una legislación en 2017 para ayudar a un empresario que pagó a Martínez $15,000 después que fuera elegido para el escaño del Distrito 11 el año anterior. Había ocupado el escaño entre 2000 y 2012 y luego regresó al cargo cuatro años después.

Martínez llegó al centro de detención Turner Guilford Knight poco antes de las 9 a.m. en un vehículo de la policía sin marcas, entrando por un garaje en lugar del estacionamiento de cerca de malla más visible que se usó para otros reclusos que estaban siendo procesados ese día.

Una vez dentro, el personal de la cárcel lo hizo posar para una foto policial. Martínez llevaba una camisa oscura de cuello abierto y se mostraba inexpresivo, con los ojos mirando justo por debajo del lente de la cámara.

A continuación, Martínez se puso un traje rojo reservado para los reclusos de alto perfil, según la cronología facilitada por el portavoz del Departamento de Instituciones Penitenciarias Juan Diasgranados.

Cuando se coloca bajo custodia a personas muy conocidas, dijo Diasgranados, eso también desencadena precauciones especiales que incluyen el uniforme especial de color carmesí, además de despejar las áreas comunes y los pasillos de otros reclusos.

“Eso ocurre con los deportistas, las celebridades y cualquier persona que aparezca en las noticias”, dijo Diasgranados en el exterior de la cárcel, donde una docena de reporteros y cámaras de televisión esperaban la salida de Martínez. “Es por su seguridad”.

La condición de VIP del comisionado no lo libró de un error de papeleo en la cárcel que lo mantuvo bajo custodia para una audiencia de fianza que resultó no ser necesaria.

Un vehículo policial que transporta al comisionado de Miami-Dade Joe Martínez llega al Turner Guilford Knight Correctional Center de Miami-Dade en Doral, el martes 30 de agosto de 2022 por la mañana,
Un vehículo policial que transporta al comisionado de Miami-Dade Joe Martínez llega al Turner Guilford Knight Correctional Center de Miami-Dade en Doral, el martes 30 de agosto de 2022 por la mañana,

Durante una audiencia de fianza por video, la jueza Mindy Glazer dijo que los cargos de Martínez no requerían una comparecencia ante ella, ya que un agente de fianzas ya había pagado la fianza de $15,000 de Martínez por dos cargos de delito grave relacionados con una supuesta compensación ilegal. Un formulario de procesamiento de la cárcel fue codificado por error para requerir la aprobación de un juez para la liberación.

“Muy bien, señor Martínez”, dijo Glazer al inicio del proceso, antes de corregirse. “O comisionado Martínez. Siento que lo hayan traído a una audiencia de fianza. No debería haber habido una retención”.

El comisionado de Miami-Dade Joe Martínez habla brevemente con los medios de comunicación al salir salr del Turner Guilford Knight Correctional Center de Miami-Dade en Doral, el martes 30 de agosto de 2022 por la tarde.
El comisionado de Miami-Dade Joe Martínez habla brevemente con los medios de comunicación al salir salr del Turner Guilford Knight Correctional Center de Miami-Dade en Doral, el martes 30 de agosto de 2022 por la tarde.

El proceso no captó a Martínez con el atuendo de la cárcel y la pantalla lo mostró tenuemente iluminado del cuello hacia arriba. Pero fue la única imagen en vivo del comisionado y teniente de policía retirado bajo custodia temporal del condado en un momento que esperaba estar en la cresta de la ola política.

La semana pasada, Martínez apareció de buen humor en una fiesta de la noche de las elecciones del representante estatal Anthony Rodríguez, uno de los cuatro candidatos a la comisión al que apoyó con su comité político.

La foto de la ficha policial del comisionado de Miami-Dade Joe Martínez, quien se entregó el martes 30 de agosto de 2022 para enfrentar una acusación penal de compensación ilegal.
La foto de la ficha policial del comisionado de Miami-Dade Joe Martínez, quien se entregó el martes 30 de agosto de 2022 para enfrentar una acusación penal de compensación ilegal.

Martínez está acusado de aceptar $15,000 en 2016 y 2017 del propietario de un negocio que quería reglas más laxas del condado para la cantidad de contenedores de almacenamiento que se pueden tener en una propiedad comercial. Martínez presentó una legislación para flexibilizar las reglas, pero luego la retiró antes de que la ordenanza pudiera avanzar.

En su declaración pública del lunes, Martínez insistió en su inocencia. Pero no quiso referirse a los cargos cuando se encontró con la prensa afuera de la cárcel.

Al salir por la única salida del centro de detención para los reclusos a las 2:09 p.m., un sonriente Martínez se rió brevemente con los tres agentes de Prisiones que lo escoltaron hasta la puerta.

Luego se dirigió hacia el estacionamiento, con una mano sujetando un paquete emitido por la cárcel que se usa para sellar las carteras y otras posesiones confiscadas al inicio del proceso de registro. Prometió hablar con los medios de comunicación más adelante sobre su caso, pero dijo que por el momento tenía que “ocuparse de la situación”.

“No me peguen, no me peguen”, dijo Martínez mientras los periodistas le empujaban los micrófonos en su camino hacia el SUV negro que lo esperaba. “Vamos a hablar”, dijo en inglés y español.