Anuncios

El particular pedido de Camilla Parker Bowles

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 15 (EL UNIVERSAL).- Otro "Commonwealth Day" ha pasado y ha dejado una anécdota para el olvido en la vida de la reina consorte de Reino Unido. El "Día de la Mancomunidad" es una celebración anual de la Mancomunidad de Naciones (Commonwealth of Nations), que tiene su cita fijada siempre para el segundo lunes de marzo.

Esta celebración antes era conocida como el "Día del Imperio" (Empire Day) y se traduce en un servicio multirreligioso en la Abadía de Westminster. Antes de fallecer, la reina Isabel II asistía siempre como jefa de la Mancomunidad, junto con el secretario general de la entidad y los altos comisionados de la misma en Londres.

Para esta fecha, la reina Isabel II siempre daba un discurso que se transmitía en todo el mundo. Lo cierto es que este año el protagonista fue su heredero al trono, el rey Carlos III, y Camilla Parker Bowles. La reina consorte vivió un momento incómodo cuando casi pierde su sombrero.

El tiempo no ayudó para la congregación y hubo mucho viento al ingresar a la Abadía de Westminster. Fue así como la esposa del rey Carlos III casi pierde el sombrero y se vio notablemente incómoda por la situación. De hecho, en un momento de nerviosismo hizo un pedido especial.

Luego de que casi se volara su tocado, Camilla se acercó al monarca que será coronado el próximo 6 de mayo y, según un lector de labios consultado por Mirror, le susurró: "Me vendría bien un trago después de esto". La incomodidad no fue solamente de la reina consorte, ya que Kate Middleton también tuvo que sujetarse el sombrero por el viento.