Parlamento vasco aprueba el derecho a la autodeterminación en España

People stand in front of a large Ikurrina (Basque flag) during a flag homage ceremony in Nabarniz, February 16, 2014. According to the mayor of Nabarniz, the town council, run by Basque nationalists Bildu, organised the ceremony in protest of Spain's Ley de Banderas (Flag Law), which obliges authorities to hang the Spanish flag daily from public buildings. REUTERS/Vincent West (SPAIN - Tags: POLITICS CIVIL UNREST TPX IMAGES OF THE DAY)

MADRIDo (Reuters) - El Parlamento vasco aprobó el jueves una declaración sobre el derecho de autodeterminación, dando un paso adelante para conseguir más poder y creando un potencial problema político para el Gobierno de España encabezado por Mariano Rajoy.

El País Vasco, que tiene importantes grados de autogobierno que incluye la recaudación de impuestos, parece seguir los pasos del Parlamento de Cataluña, que el año pasado había aprobado una declaración de soberanía.

La declaración adoptada el jueves consiguió los 48 votos del partido independentista Bildu y del Partido Nacionalista Vasco, mientras que otros 27 parlamentarios del conservador Partido Popular, el Partido Socialista y de Unión Progreso y Democracia se abstuvieron.

La moción aprobada "ratifica y proclama que Euskal Herria (el País Vasco) tiene derecho a la autodeterminación y que este derecho radica en la potestad de sus ciudadanos para decidir libremente su estatus político, económico, social y cultural, bien dotándose de un marco político propio o compartiendo, en todo o en parte, su soberanía con otros pueblos".

No estaba claro si la declaración, un documento político sin peso legal, llevará a más pasos hacia la secesión, como ha ocurrido en Cataluña.

La declaración de soberanía llega cuando la tensión política en el País Vasco, alimentada por décadas de violencia en las que murieron más de 850 personas, se ha aliviado desde que el grupo separatista ETA declaró en 2011 el fin de su lucha armada por un País Vasco independiente.

El Tribunal Constitucional dijo en marzo que la declaración de Cataluña era "nula e inconstitucional", pero el Gobierno catalán ha dicho que sigue decidido a celebrar un referéndum sobre la independencia el 9 de noviembre de este año.

El Partido Nacionalista Vasco ha dicho que cualquier derecho a la autodeterminación debería negociarse con el Gobierno central.

En el caso de Cataluña, Rajoy ha ofrecido reunirse con el presidente catalán, Artur Mas, pero dijo que no permitiría que la región, una de las más ricas de España, vote sobre la independencia. Su oficina no quiso pronunciarse sobre el voto en la cámara vasca.

Las demandas de soberanía están añadiendo presión a Rajoy, que intenta devolver a España a un crecimiento económico sostenible a un país con más de 5 millones de personas desempleadas.

(Información de Julien Toyer, con información adicional de Arantza Goyoaga en Bilbao; Traducido por Inmaculada Sanz)