Pareja guardó restos de su bebé en refrigerador tras aborto espontáneo; hospital “no tenía dónde guardarlos”

·2  min de lectura
Laura y Lawrence contaron cómo nadie quiso hacerse cargo de la situación (Tulip Mazumdar/BBC News)
Laura y Lawrence contaron cómo nadie quiso hacerse cargo de la situación (Tulip Mazumdar/BBC News)

Una pareja que sufrió un aborto espontáneo dice que se vio obligada a poner los restos de su bebé en el refrigerador porque un hospital les dijo que “no tenían espacio”.

Laura y Lawrence se hundieron en el “infierno” después de que ella comenzara a sangrar profusamente a los cuatro meses de embarazo, pero el personal del hospital les informó que su bebé estaba bien y que todavía tenía latidos cardíacos.

Sin embargo, en otra exploración días después, los médicos confirmaron que su bebé había muerto.

La pareja de Londres fue a casa y se les dijo que esperaran hasta que hubiera una cama disponible para que Laura diera a luz a su bebé muerto, pero solo dos días después se despertó con un dolor intenso.

Laura corrió al baño donde dio a luz, al principio no sabía lo qué pasó. Instantes después se percató de lo sucedido tras retirar los restos que habían caído al inodoro.

“Y fue entonces”, comentó, “vi que era un niño”, le contó Laura a BBC News. Traumatizada y presa del pánico, salió corriendo del baño y le dijo a su pareja que no entrara al baño.

La pareja dice que llamó al 999 solo para que les respondieran que no era una emergencia. Así que envolvieron los restos de su hijo en un paño, lo colocaron en un Tupperware y se dirigieron al departamento de A&E (accidentes y emergencias) del University Hospital Lewisham.

“Estaba allí con mi bebé en un tupperware, llorando, con otras 20 o 30 personas en esa sala de espera”, contó Laura.

Eventualmente, los llevaron a un área donde le dijeron a Laura que necesitaría una cirugía para extraer la placenta. Todo este tiempo, dice la pareja, su bebé permaneció en el tupper en el caluroso departamento de A&E, y el personal comentó que no había ningún lugar seguro para guardarlo.

“Nadie siquiera abrió el tupper para ver a nuestro bebé”.

Laura y Lawrence contaron que se sentaron en el departamento A&E durante horas con los restos de su bebé muerto (Tulip Mazumdar/BBC News)
Laura y Lawrence contaron que se sentaron en el departamento A&E durante horas con los restos de su bebé muerto (Tulip Mazumdar/BBC News)

Después de que se hiciera medianoche en el hospital, la pareja tomó la agonizante decisión de llevar los restos de su bebé a casa.

“No había nadie en el hospital dispuesto a hacerse cargo de nuestro bebé”, detalló Lawrence. “Fue un momento solitario y surrealista el despejar espacio en mi refrigerador”.

“Se sintió tan grotesco”, agregó Laura.

En un comunicado, Lewisham y Greenwich NHS Trust dijeron: “Lo lamentamos profundamente y ofrecemos nuestras más sinceras condolencias a la Sra. Brody y su pareja por la trágica pérdida de su bebé y estas experiencias traumáticas”.

“Se realiza una investigación completa para comprender dónde pueden haber ocurrido fallas en la atención para que se puedan realizar los cambios y mejoras necesarios”.

Laura y Lawrence dijeron que levantaron la voz para asegurarse de que nadie más viva lo que les sucedió.

Si has sufrido alguno de los problemas planteados en este artículo, puedeascomunicarte con la línea de ayuda de la Asociación de aborto espontáneo del Reino Unido al 01924 200799 o enviar un correo electrónico a la organización benéfica a info@miscarroassociation.org.uk. La línea de ayuda está abierta de 9 am a 4 pm de lunes a viernes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.