Anuncios

Paramilitares de Sudán anuncian extensión unilateral de 72 horas de tregua

Jartum, 30 abr (EFE).- El poderoso grupo paramilitar Fuerzas de Apoyo Rápido (FAR) anunció hoy de forma unilateral una nueva extensión de 72 horas de la tregua que expira este domingo a las 22.00 GMT, con el fin de facilitar la apertura de corredores humanitarios y la evacuación de civiles ante los combates.

"En respuesta a los llamamientos internacionales, regionales y locales, anunciamos la extensión de la tregua humanitaria por 72 horas, a partir de la medianoche", indicaron las FAR en un comunicado publicado en su cuenta de Twitter.

Esta nueva prórroga, la tercera de 72 horas desde que se anunció la primera, el pasado día 24, tiene el objetivo de "abrir corredores humanitarios y facilitar el movimiento de ciudadanos y residentes, permitirles satisfacer sus necesidades y llegar áreas seguras", según los paramilitares.

El Ejército, por su parte, todavía no se ha pronunciado al respecto, a pesar de que los militares mandaron hoy a un enviado especial a Arabia Saudí en medio de los esfuerzos de mediación del reino árabe para detener los enfrentamientos.

En este sentido, las FAR afirmaron su "estricto compromiso" con el cese de hostilidades, y acusaron a las Fuerzas Armadas de "violar continuamente" los armisticios anteriores con ataques contra las posiciones de los paramilitares.

Hasta el momento, todas las treguas anunciadas han sido violadas, aunque sí han servido para rebajar la intensidad de los combates en las áreas con más concentración de civiles, lo que ha facilitado relativamente la evacuación de extranjeros y el desplazamiento de decenas de miles de sudaneses que huyen de la violencia.

Los combates en Sudán estallaron el pasado día 15, en medio de tensiones sobre el proceso de reforma del Ejército y la integración de los paramilitares en las fuerzas regulares, en el marco de un proceso político para volver a encauzar al país en la senda democrática tras el golpe de Estado de 2021.

La violencia, que ha costado la vida a al menos 528 personas y más de 4.500 heridos, según el ministerio sudanés de Salud, ha supuesto que la mayoría de hospitales en las zonas de choques queden fuera de servicio, una acuciante escasez de productos básicos, el desplazamiento de decenas de miles de personas y, según la ONU, más de 50.000 sudaneses han buscado refugio en alguno de los siete países vecinos.

(c) Agencia EFE