Anuncios

Su papel como Benedicto XVI y otros momentos de Anthony Hopkins

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 31 (EL UNIVERSAL).- Caballero de la Orden del Imperio Británico, ganador de dos premios Oscar a Mejor Actor por "El silencio de los inocentes" y "El padre", y contando con una filmografía superior a los 140 trabajos, Anthony Hopkins cumple hoy 85 años. Y aquí recordamos algunos momentos importantes de su vida en la que, dice, aún está lejos el retiro de los escenarios.

Uno de sus últimos trabajos en el filme "Los dos Papas", donde interpretó al recién fallecido Benedicto XVI. La historia se sitúa en 2012 y son las pláticas sostenidas entre el entonces lider de la iglesia católica, que pensaba renunciar y su sucesor, Francisco. Hopkins dice que sólo vio algunos videos de Su Santidad para el papel, pero no quiso involucrarse de más, pues respeta toda religión.

Desconoce por qué eligió ser actor y tampoco qué hacer en un set. "Sólo sé que hay un poder en ti que ni siquiera se comienza a comprender a esta edad", comentó el año pasado en un encuentro virtual con jóvenes mexicanos, a invitación de la Fundación Telmex.

El alcohol formó parte de su vida hasta que, a mediados de los 70, una mujer le dijo que su principal misión era comprender que todas las personas son insignificantes y, a la vez, lo importante era disfrutar la vida. Hanníbal Lecter, su personaje más icónico, salvó a su madre. Resulta que lo ganado por ese trabajo y el reconocimiento posterior sirvió para pagar el hospital y tratamiento requeridos, en un momento en que las finanzas no eran buenas para su familia.

En varias entrevistas ha reconocido que su único error fue haber aceptado hacerlo más de una vez en cine, cuando la película original era buena y con eso había que quedarse.

Su experiencia le ha hecho salvar carreras. Mientras rodaba "La máscara del Zorro", su compañero Antonio Banderas entró en una etapa de ansiedad que daría al traste a toda la producción, pues era el protagonista. Lo llevó a un espejo y le preguntó al español que veía: "A mí", contestó el ibérico. "No", reviró Hopkins, "Yo veo al Zorro, no tienes que hacer nada, sólo camina y di las frases". El consejo funcionó.

En 2011, mientras promovía la película "El Rito", se comportó con respeto a pesar del mal inglés de Joaquín López Dóriga, quien lo entrevistó en el noticiero estelar nocturno. A pesar del "juay de rito" que no entendió, el actor sostuvo una conversación con el comunicador. Al día siguiente, en redes sociales, usuarios comentaron que pudo haberse parado e ido, pero al no hacerlo, demostró su clase y educación.

Hoy a la par de la actuación, aceptando sólo personajes que le mueve algo en su interior, pasa el tiempo al piano y pintando, a veces escribiendo cosas para sí mismo que espera algún día formen parte de un libro.