El Papa le dice a Macron 'todavía estoy vivo' durante las conversaciones del Vaticano

·2  min de lectura
Foto del viernes del Papa Francisco con el Presidente de Francia, Emmanuel Macron, en una reunión en el Vaticano

Por Philip Pullella

CIUDAD DEL VATICANO, 26 nov (Reuters) - El papa Francisco, de 84 años, bromeó el viernes y dijo que "todavía estoy vivo" cuando el presidente francés, Emmanuel Macron, le preguntó cómo iban las cosas al comienzo de las conversaciones privadas entre ambos en el Vaticano.

Un video publicado por el Vaticano de los dos antes y después de las charlas en la biblioteca papal los mostró en una actitud amigable y riéndose.

Cuando el presidente se sentó en el escritorio del Papa y preguntó cómo iban las cosas, Francisco respondió en italiano: "Todavía estoy vivo". Poco después dijo "perfecto", pero no estaba claro si se refería a la misma pregunta.

Francisco estuvo hospitalizado durante 11 días en julio, durante los cuales se sometió a una cirugía para extirpar parte de su colon. Fue la primera vez que lo hospitalizaban desde su elección como Sumo Pontífice en 2013.

Una declaración del Vaticano no reveló lo que los dos habían discutido en privado, pero dijo que las conversaciones de Macron con los principales diplomáticos de la Santa Sede luego incluyeron el cambio climático, el Líbano, Oriente Medio, África y la próxima presidencia francesa de la Unión Europea.

Poco antes de la audiencia papal, Macron había dicho a periodistas que quería hablar con Francisco, entre otras cosas, sobre la distribución equitativa de las vacunas COVID-19, la crisis del Líbano y la migración.

Macron le dijo a Gran Bretaña el viernes que necesita "ponerse serio" o permanecer al margen de las discusiones sobre cómo frenar el flujo de migrantes que escapan de la guerra y la pobreza a través del Canal de la Mancha, mientras Reino Unido y Francia continúan culpándose por la muerte de 27 migrantes en el mar.

Francia también está asumiendo un papel de liderazgo para ayudar al Líbano a salir de su agobiante crisis económica.

Macron le dio a Francisco una rara copia de una biografía de 1585 de San Ignacio de Loyola, el fundador de los jesuitas, la orden religiosa de la que el Papa es miembro.

(Reporte adicional de Benoit Van Overstraeten en París; Editado en español por Juana Casas)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.