Anuncios

El estado de salud del papa no preocupa tras pruebas médicas, según los medios italianos

Ciudad del Vaticano, 29 mar (EFE).- El papa Francisco, de 86 años, que se encuentra desde la tarde del miércoles ingresado en el hospital Agostino Gemelli de Roma, ha sido sometido a una TAC en el tórax y a otras pruebas médicas, y su estado de salud no preocupa tras los resultados, según publicaron los medios italianos.

El resultado de tomografía de tórax a la que se sometió ha dado negativo respecto a algún presunto problema cardíaco y este elemento fue "valorado con alivio general" por las personas cercanas al papa, así como también se le habrían hecho pruebas respiratorias que no dieron motivos de preocupación, según informó la agencia italiana ANSA.

Además "la saturación de la sangre es correcta", según añadió ANSA citando fuentes médicas.

Según el diario "Corriere della Sera", el papa habría comenzado a sentir dolor en el pecho y problemas respiratorios inmediatamente después de la audiencia general celebrada en la plaza de San Pedro, y cuando ya se encontraba en su residencia en Casa Santa Marta se le aconsejó que acudiera al servicio de cardiología del hospital romano para hacerse unos controles.

El Vaticano sólo ha comunicado que el pontífice argentino se encuentra en el hospital "para controles programados anteriormente" pero no mencionó ningún motivo.

Sin embargo, el papa tenía previsto esta misma tarde una entrevista para un programa de la televisión pública RAI que tuvo que ser anulada y por el momento también se ha cancelado la agenda de los próximos dos días.

La hospitalización de esta noche es segura, pues el personal de seguridad ha sido alertado para pasarla en el décimo piso del Policlínico Agostino Gemelli, el reservado a los pontífices, añaden otros medios italianos.

Francisco fue operado en este hospital romano el 4 de julio de 2021 y dado de alta después de 10 días a los que siguieron una lenta recuperación.

Desde entonces, el papa sólo ha sufrido un problema en la rodilla derecha que le obliga a andar con bastón o con silla de ruedas y ha asegurado en varias ocasión que no se quiere operar.

Durante la mañana de hoy, Francisco celebró la audiencia general y se le vio con buena salud y sin problemas, y el próximo domingo tiene prevista la misa del Domingo de Ramos.

(c) Agencia EFE