Anuncios

Papa Francisco nomina a nuevo obispo chino, el tercero en menos de una semana

El papa Francisco pronuncia su discurso durante su audiencia general semanal en la Sala Pablo VI en el Vaticano, el miércoles 31 de enero de 2024. (AP Foto/Andrew Medichini)

ROMA (AP) — El papa Francisco anunció el miércoles la nominación de un nuevo obispo chino, el tercero en menos de una semana, en una aparente señal de que un controversial acuerdo de 2018 con Beijing que rige la nominación de obispos chinos está funcionando.

El obispo Peter Wu Yishun fue consagrado obispo de Minbei en Fujian en el sueste de China, informó el Vaticano en un comunicado. Señaló que Francisco lo había nombrado obispo el 6 de diciembre.

El lunes, el Vaticano anunció un nuevo obispo para Weifang y dijo que Francisco había reorganizado el territorio eclesiástico y erigido una nueva diócesis para conformar la delimitación geográfica de la zona. El obispo Anthony Sun Wenjun había sido nombrado en abril del año pasado, pero fue consagrado el lunes, dijo el Vaticano.

El Vaticano dijo que Francisco tomó la decisión de redibujar las fronteras de Weifang “con el deseo de promover el cuidado pastoral del rebaño del Señor, y para atender mejor su bienestar espiritual”. Señaló que el territorio anterior, llamada una prefectura apostólica, había sido creado en 1931 por el papa Pío XI.

El 25 de enero, el Vaticano anunció la consagración el nuevo obispo de Zhengzhou, Tadeus Wang Yuesheng.

El Vaticano dijo que todas las nominaciones se llevaron a cabo “en el marco” del acuerdo entre la Santa Sede y China de 2018.

El acuerdo de 2018, que ha sido renovado en dos ocasiones, estaba dirigido a unir a los aproximadamente 12 millones de católicos de China, que han estado divididos entre la iglesia oficial y una iglesia clandestina fiel a Roma. La iglesia clandestina emergió cuando el Partido Comunista de China asumió el poder y se rompieron las relaciones diplomáticas entre la Santa Sede y China.

Francisco ha dicho que él tiene la última palabra en el proceso de designación de obispos, pero Beijing hizo el año pasado un puñado de designaciones de obispos de manera unilateral sin el consentimiento del papa, en medio de una represión más amplia por parte del presidente chino Xi Jinping contra las libertades religiosas.

El Vaticano cedió y reconoció las designaciones luego del hecho.