Anuncios

El papa Francisco no puede leer la reflexión dominical debido a su enfermedad pero dice que está "mejorando"

El papa Francisco no puede leer la reflexión dominical debido a su enfermedad pero dice que está "mejorando"

(CNN) -- El papa Francisco dijo este domingo que su salud está "mejorando", pero todavía no pudo leer su tradicional reflexión dominical. El papa, que cumplirá 87 años el 17 de diciembre, ha estado sufriendo de lo que describió como "bronquitis severa", y ha evitado exponerse al frío esta semana.

El domingo, el papa Francisco dirigió su habitual oración y reflexión del Ángelus desde su casa, la Casa Santa Marta, en lugar de hacerlo desde la ventana del Palacio Apostólico del Vaticano con vistas a la Plaza de San Pedro. Un ayudante, monseñor Paolo Braida, leyó su reflexión, aunque el Papa saludó al principio y al final y dirigió la oración.

El papa Francisco cancela algunos compromisos de este lunes porque continúa sufriendo inflamación pulmonar, dijo el portavoz del Vaticano

El Vaticano explicó ayer que su medida se tomaba "para evitar la exposición a cambios bruscos de temperatura". Es el segundo domingo consecutivo que Francisco se queda en casa para el Ángelus, que fue retransmitido en directo y en pantallas en la plaza de San Pedro.

En una señal de que la salud de Francisco está mejorando, se le ha retirado un tubo utilizado para administrarle antibióticos por vía intravenosa, que estaba colocado el domingo pasado.

El papa, de 86 años, tenía previsto asistir a la cumbre COP28 en Dubai, pero canceló el viaje a principios de esta semana por consejo de los médicos. En sus declaraciones de este domingo, el papa ha hecho referencia a la cumbre COP28 y ha renovado su llamamiento a los países para que trabajen juntos en la adopción de medidas para hacer frente al cambio climático y experimenten una "conversión ecológica".

También reiteró su llamamiento a un alto el fuego en la guerra entre Israel y Hamas, instando a ambas partes a encontrar un "camino valiente hacia la paz".

"En Israel y Palestina, la situación es grave", dijo el papa. Lamentó que "la tregua se haya roto", ya que esto estaba llevando a "muerte, destrucción, miseria".

Y añadió: "Muchos rehenes han sido liberados, pero muchos siguen en Gaza. Pensamos en ellos, en sus familias, que habían visto una luz, una esperanza de reencontrarse con sus seres queridos. En Gaza hay mucho sufrimiento; faltan artículos de primera necesidad. Espero que todos los implicados puedan alcanzar un nuevo acuerdo de alto el fuego lo antes posible y encontrar soluciones distintas a las armas, tratando de recorrer con valentía caminos de paz".

El domingo 3 de diciembre comienza el Adviento, el periodo cristiano de cuatro semanas de preparación para la Navidad. En su reflexión, el papa instó a la gente a no dejarse "distraer por tantas cosas inútiles" y a prepararse para la Navidad "encontrando espacio para la oración" y "acogiendo a los necesitados".