Anuncios

Como en la pandemia: “aplauso por la salud pública”, el pedido de los médicos residentes porteños a la población

Ayer los residentes marcharon al Congreso para visibilizar sus reclamos
Ayer los residentes marcharon al Congreso para visibilizar sus reclamos - Créditos: @Lara Sartor TELAM

Esta tarde, los médicos residentes de hospitales porteños salieron a convocar a la población para que los acompañen en sus reclamos y así mejorar las condiciones de trabajo e ingresos en medio de las reuniones que vienen teniendo con las autoridades de Salud de la ciudad. Ayer, frente al Congreso de la Nación, la “marea blanca” sumó adhesiones de profesionales de hospitales nacionales y gremios en un conflicto que alcanza al sistema de salud público y privado.

“Buscan enterrar la discusión”: fuertes cuestionamientos a la postergación del debate de una ley ambiental clave

“En la pandemia nos aplaudiste para darnos tu apoyo. Hoy te pedimos que nos vuelvas a apoyar”, fue el pedido, hoy, a la comunidad de la Asamblea de Residentes y Concurrentes de la ciudad en lo que denominaron un “Aplausazo por la salud pública”. La convocatoria es para las 20, desde los balcones, como entre marzo y los primeros días de mayo de 2020.

Esos aplausos cesaron cuando, en plena cuarentena, los profesionales de la salud salieron a pedirle a la sociedad “No aplaudan más”. Fue luego de que circulara una copia de la resolución de las autoridades del Congreso de pagarles a los empleados una suma extra por tareas presenciales durante la pandemia. Eso terminó por irritar al personal de salud que atravesaba retrasos de pagos, incluido el de un bono que se había anunciado en abril de 2020 por la emergencia sanitaria, y una disminución de honorarios o salarios en el sector público como privado, en todo el país.

En las últimas semanas, los residentes de los centros de atención porteños terminaron por dar visibilidad a un problema que puede poner en riesgo el funcionamiento del sistema sanitario por la crisis del recurso humano en salud. Como publicó LA NACION, a las renuncias sostenidas de especialistas, las dificultades en varios distritos para la renovación generacional de los cargos y el poliempleo de los profesionales, este año quedaron vacantes cargos de residencia o estuvieron a punto de estarlo como no se había visto hasta ahora. Esto alcanzó a centros de referencia para la formación laboral y áreas sensibles, como pediatría, terapia intensiva, neonatología o clínica médica. Todo esto viene aumentando la carga de tareas y horarios, con una demanda de servicios que también presiona.

Testimonio: delirios de persecución, intención de dañar y voces que presionan, el drama de vivir con esquizofrenia

Hoy, frente a la sede del gobierno porteño, la Asamblea de Residentes y Concurrentes aguardaron los resultados de una reunión entre la Asociación de Médicos Municipales (AMM) y funcionarios de Salud y Hacienda del distrito. Fue, según se indicó a este medio, por un pedido de la agrupación gremial de adelantar el comienzo de las conversaciones para la revisión de paritarias del mes que viene.

“No hubo una oferta nueva y decidimos seguir con el paro por tiempo indeterminado con la expectativa de que nos hagan una propuesta que esté a la altura de las circunstancias. Nuestro mayor deseo es volver a los hospitales. Son demasiados días ya”, dijo Sebastián Goin, residente de la especialidad de cuidados paliativos en el Hospital Tornú. También señaló que no los convocaron para la reunión de la AMM con el gobierno porteño.

El viernes pasado, en una reunión acordada entre los residentes y las autoridades del Ministerio de Salud porteño se les ofreció una remuneración bruta de $197.281 al 1° de noviembre para un residente de primer año, soltero, sin hijos. Ese monto, en un encuentro previo, estaba previsto con el sueldo de diciembre, de acuerdo con la paritaria y la Ciudad propuso anticiparlo un mes. Desde la Asamblea de Residentes y Concurrentes, indicaron que el ingreso de bolsillo es un 18% menos.