Anuncios

Más países se unen a diálogo sobre fórmula de Zelenskyy para la paz

El ministro suizo del Exterior, Ignazio Cassis, dialoga con reporteros durante una conferencia de prensa en la 4ta reunión de asesores de seguridad nacional, el domingo 14 de enero de 2024, en Davos, Suiza. (AP Foto/Markus Schreiber)

DAVOS, Suiza (AP) — Los líderes de las conversaciones sobre la fórmula del presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy para alcanzar la paz indicaron el domingo que un creciente número de países trabaja con el fin de ayudar a sentar las bases para que Rusia se una algún día, un objetivo ciertamente distante en un momento en que la guerra de casi dos años continúa y ninguna de las partes está dispuesta a ceder terreno.

La cuarta reunión de este tipo de asesores de seguridad nacional se llevó a cabo en la ciudad suiza de Davos, donde Zelenskyy asistirá a la reunión anual del Foro Económico Mundial a partir del martes. Él procurará mantener la atención internacional en la defensa de Ucrania en medio de la erosión del apoyo a Kiev en Occidente y el aumento en las distracciones, como el conflicto en Oriente Medio.

Andriy Yermak, jefe de gabinete del presidente ucraniano, publicó fotografías de la apertura de la reunión y consideró una “buena señal” el hecho de que el número de participantes en una serie de conferencias sobre la fórmula de paz de Zelenskyy estuviera creciendo. Casi la mitad son de Europa, y también hay 18 de Asia y 12 de África.

“Los países del Sur Global se involucran cada vez más en nuestro trabajo. Eso demuestra comprensión de que este conflicto europeo es, de hecho, un desafío para toda la humanidad”, escribió.

Zelenskyy ha presentado una fórmula de 10 puntos para alcanzar la paz que, entre otras cosas, intenta obtener la expulsión de todas las fuerzas rusas de Ucrania y la rendición de cuentas por crímenes de guerra, en un momento en que ambas partes combaten desde posiciones en gran medida estáticas a lo largo de aproximadamente 1.500 kilómetros (930 millas) de frente. Moscú rechaza firmemente tales ideas.

Yermak dijo que, si no se restablece la integridad territorial de Ucrania —ahora violada por Rusia, lo que incluye anexiones ilegales—, “pronto otros agresores en otras partes del mundo podrán apoderarse de partes de otros países y comenzar a organizar elecciones falsas allí”.

Durante una conferencia de prensa final, Yermak dijo que el propósito del encuentro —el último de una serie— era el de conversar sobre asuntos como un posterior retiro ruso, la seguridad ambiental, establecer un camino para que se haga justicia y, en última instancia, cómo podría declararse a la larga el fin de la guerra.

Dijo que ningún aliado le ha pedido alguna vez a Ucrania que haga ninguna concesión, “lo que saben que para nosotros es inaceptable”, y que nunca aceptaría un “conflicto congelado”.

“Para todos los ucranianos, lo más importante es ganar esta guerra”, subrayó. Previamente, en un comunicado de la presidencia ucraniana, Yermak señaló que un simple cese del fuego no pondría fin a la “agresión” rusa en Ucrania: “Definitivamente no es el camino hacia la paz. Los rusos no quieren paz. Quieren dominio”.

El coanfitrión Ignazio Cassis, el ministro de Asuntos Exteriores de Suiza, dijo que había 83 delegaciones presentes para el diálogo en Davos.

“La paz es algo que Ucrania necesita”, declaró durante un receso en las negociaciones del domingo. “Haremos todo lo posible por ponerle fin a esta guerra”.