La OTAN prevé adaptar sus operaciones para reducir emisiones

·2  min de lectura

Bruselas, 14 jun (EFE).- Los líderes de la OTAN prevén tomar decisiones hoy en su cumbre de Bruselas para adaptar sus operaciones militares y que emitan menos emisiones a fin de contribuir a la lucha contra el cambio climático y los retos que supone para la seguridad, indicó el secretario general aliado, Jens Stoltenberg.

En un coloquio organizado por el centro de estudios German Marshall Fund con motivo de la celebración hoy de la cumbre, Stoltenberg confió en que las decisiones de adaptación de la Alianza que tomen hoy los jefes de Estado y de Gobierno "incluyan el cambio climático en nuestra planificación militar, en las licitaciones cuando desarrollemos tecnología".

"De manera que la OTAN sea capaz de responder a los retos para la seguridad que supone el cambio climático", apuntó.

Preguntado por cuándo la organización alcanzará las "emisiones cero", afirmó que "no hemos decidido ahora exactamente sobre cómo y cuándo sucederá, pero hemos acordado que los aliados en primer lugar empezarán por reducir sus propias emisiones militares e impondremos metas para las misiones y operaciones de la OTAN".

"En un gran paso adelante al que seguirá mucho trabajo sobre cómo implementar las decisiones que los líderes adoptarán hoy", consideró.

Los aliados encargarán a Stoltenberg formular un objetivo "realista, ambicioso y concreto" para la reducción de gases que causan el efecto invernadero en las estructuras políticas y militares de la OTAN, así como "evaluar la viabilidad de alcanzar las emisiones cero para 2050", de acuerdo a un borrador de las conclusiones de la cumbre.

Stoltenberg explicó que la OTAN "nunca va a ser la organización que lidere la respuesta a todos los aspectos del cambio climático", pero dejó claro que este fenómeno "multiplica las crisis, lleva a crisis relacionadas con recursos escasos, como el agua, la tierra, millones de personas obligadas a desplazarse, migración forzada".

"Eso exacerbará los conflictos y conducirá a unos nuevos. Por ello, importa para nuestra seguridad y, por tanto, importa a la OTAN", dijo.

En ese contexto, declaró que "hay cosas que la OTAN puede hacer", como "evaluar y entender el vínculo entre cambio climático y seguridad".

"Tenemos que adaptar la manera en que llevamos a cabo nuestras operaciones y misiones militares", comentó, y como ejemplo puso que la subida del nivel del mar afectará mucho a las bases navales aliadas.

"Las olas de calor por ejemplo en Irak, ya lo estamos viendo, afectarán en qué tipo de uniformes, cómo podemos operar, cómo nuestros soldados pueden realizar su trabajo en condiciones meteorológicas extremas", indicó, y añadió que "el deshielo también cambiará la situación estratégica" en el Polo Norte.

"El cambio climático influirá directamente en cómo desarrollamos equipos, ejercicios, nuestra planificación militar", concluyó.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.