Ortodoncia DIY: por qué esa tendencia podría ser peligrosa para tu salud bucal

Texto: Irina Kenigsberg

Tal vez por comodidad o para evitar los grandes costos que un tratamiento puede conllevar, muchas personas están probando la ortodoncia DIY. En las redes, hay videos y tutoriales que indican distintos métodos para aplicarla. Pero antes de probar esa moda, conoce los grandes riesgos que podría tener para la salud bucal.

A la hora de alinear la sonrisa, sería mejor recurrir a un profesional. – Foto: Layland Masuda/Getty Images

Ortodoncia casera ¿en alza?

En marzo de 2016, un joven universitario usó una impresora 3D para fabricar aparatos de ortodoncia y realizarse con ellos un tratamiento casero, informa el periódico The Washington Post. Así, las prácticas de ortodoncia DIY han ganado visibilidad en el último tiempo a través de las redes sociales y de, por ejemplo, videos de YouTube, se indica en el sitio de la Asociación Americana de Ortodoncistas (AAO, por sus siglas en inglés).

En efecto, una encuesta reciente habría revelado que casi el 13% de los ortodoncistas miembros de la AAO, habrían encontrado pacientes que habían probado algún tipo de ortodoncia casera. Pero esa tendencia, aunque parezca conveniente y más económica, podría ser ineficiente ¡y peligrosa!

Los peligros que conlleva

Mover los dientes es un procedimiento médico que requiere de supervisión personal por parte de un ortodoncista, se advierte desde My Life My Smile, sitio perteneciente a la AAO. Por lo tanto, se sugiere tener cautela ante las recomendaciones de mover los dientes con bandas elásticas, hilo dental u otros objetos que puedan pedirse por Internet.

Realizar modificaciones por cuenta propia, y sin un examen previo que evalúe la salud dental y de las encías, podría resultar en la pérdida permanente de los dientes. Eso, a su vez, podría llevar a tener problemas dentales muy costosos durante toda la vida.

Se sugiere, en cambio, consultar a un ortodoncista. Esos expertos reciben de dos a tres años de educación especializada más allá de sus estudios en odontología. Por lo tanto, cuentan con el conocimiento necesario para enderezar los dientes y alinear la mordida.

Una cuestión económica

Muchas personas saben que no deberían incurrir en tratamientos caseros, pero creen que el costo de la ortodoncia resultaría prohibitivo para ellas. Ante esa situación, DeWayne McCamish, presidente de la AAO, sugiere hacer una consulta inicial que, en muchos casos, no tiene costo alguno.

“Es una oportunidad para recibir la opinión de un experto sobre el problema, las opciones para resolverlo y, al hacerlo, evitar las involuntarias consecuencias dañinas que podrían resultar de los tratamientos DIY”, indica.

Ante cualquier duda, siempre consulta antes con tu odontólogo.

Y tú, ¿conoces a alguien que haya probado un tratamiento casero de ortodoncia?

Artículo proporcionado por Colgate-Palmolive. Copyright 2016 Colgate-Palmolive. Todos los derechos reservados.

También te puede interesar:
Colocarlo con las cerdas hacia arriba y otros consejos para elegir y cuidar tu cepillo de dientes
5 razones para no faltar a una limpieza dental ¡nunca más!