Anuncios

Nueva Orleans: Ratas comen marihuana incautada en decrépita sede policial

La jefa policial de Nueva Orleans Anne Kirkpatrick en Nueva Orleans el 31 de enero de 2024. (Brett Duke/The Times-Picayune/The New Orleans Advocate via AP)

NUEVA ORLEANS (AP) — La estación de policía de Nueva Orleans está tan vieja y dilapidada que las ratas están comiéndose la marihuana confiscada y almacenada allí como evidencia, informó la jefa policial de la ciudad.

“Las ratas se están comiendo nuestra marihuana, están todas drogadas”, declaró la jefa policial Anne Kirkpatrick a miembros del concejo municipal.

Kirkpatrick describió la infestación de roedores y el deterioro del edificio que ha sido sede de la policía de Nueva Orleans desde 1968, afirmando que los agentes incluso han hallado desechos de rata en sus escritorios.

El departamento policial no respondió a un email el miércoles pidiéndole más información sobre cómo las autoridades descubrieron que las ratas se comían la marihuana, o si eso afectó algún caso penal.

Las autoridades municipales están tomando pasos para mudar el departamento a otro espacio. Es una de las prioridades de la jefa policial desde que asumió el cargo en octubre.

La jefa policial dijo que sus 910 agentes acuden a trabajar y a veces no funcionan los ascensores o el aire acondicionado. Las condiciones, añadió, desmoralizan al personal y ahuyentan a potenciales candidatos cuando vienen a entrevistas.

“La suciedad está por las nubes”, expresó Kirkpatrick, aclarando que no es en absoluto culpa del personal de mantenimiento del edificio. “Más bien se merecen un premio, por tratar de limpiar algo que es imposible de limpiar”.

El concejo municipal estudia una propuesta de invertir 7,6 millones de dólares en un contrato a 10 años para ubicar la sede policial en un par de pisos de un rascacielos en el centro de la ciudad.

La Comisión de Justicia Penal aprobó el lunes remitir la propuesta al concejo municipal en pleno para que sea sometida a votación, reportó The Times-Picayune/The New Orleans Advocate.

Kirkpatrick dijo que el contrato a 10 años le daría tiempo al departamento para elaborar planes para una mudanza a una nueva sede permanente.