Orlando Sentinel demanda a agencia por evidencia en investigación de candidato ‘fantasma’

·5  min de lectura

El Orlando Sentinel está demandando por la liberación de evidencia de una investigación estatal sobre el escándalo de la candidata “fantasma” después de que la Oficina del Fiscal del Estado de Seminole-Brevard (SAO, por sus siglas en inglés) negara repetidamente las solicitudes de registros públicos del material.

El Sentinel, junto con el Florida Center for Government Accountability, un grupo de vigilancia sin fines de lucro, presentó una demanda en el Tribunal de Circuito del Condado de Seminole el lunes por la mañana, cuando comenzó la selección del jurado para el juicio del presidente del Partido Republicano de Seminole, Ben Paris, una de las tres figuras que la agencia está enjuiciando por violaciones de la ley electoral vinculadas a una carrera por el Senado estatal de 2020.

“El hecho de que la SAO no proporcione los registros solicitados, a base de una exención de registros públicos reclamada indebidamente, viola… la Constitución de Florida y el Capítulo 119 de los Estatutos de Florida”, escribieron los abogados Rachel Fugate y Minch Minchin en la demanda.

La demanda le pide a un juez que ordene la liberación de los documentos. El Sentinel y FLCGA también buscan recuperar los honorarios de abogados y los costos relacionados de la Oficina del Fiscal del Estado.

Paris está acusada de usar el nombre de su prima para disfrazar una contribución a la campaña de Jestine Iannotti, una ex maestra suplente y recién llegada a la política que hace dos años se postuló como candidata independiente en una carrera competitiva en la Florida Central en la que el entonces jefe de Paris, el senador. Jason Brodeur, era el candidato republicano.

Iannotti nunca hizo campaña por el escaño. Pero su candidatura, que se lanzó con la ayuda tras bambalinas del veterano consultor político Eric Foglesong, se promocionó con una avalancha de anuncios financiados con dinero de procedencia dudosa aparentemente destinados a desviar los votos del demócrata en la carrera, ayudando a Brodeur a ganar el elección.

Paris, Iannotti y Foglesong fueron acusados penalmente en mayo después de una investigación del Departamento de Cumplimiento de la Ley de Florida impulsada por los informes del Orlando Sentinel sobre el esquema del candidato y las contribuciones falsas informadas a la campaña de Iannotti.

El Sentinel el 15 de julio presentó una solicitud de todas las pruebas reunidas por el estado en su caso contra Paris, cuyo abogado defensor había recibido el material. Por lo general, cuando eso sucede, los registros se vuelven públicos según la ley de Florida.

Pero debido a que Foglesong aún no había solicitado ni recibido la evidencia, un proceso conocido como descubrimiento, la Oficina del Fiscal del Estado rechazó las solicitudes del periódico y de la FLCGA para producirla, argumentando que todavía se encuentra bajo una exención de registros públicos para “información de investigación criminal”.

Los abogados de Sentinel y FLCGA argumentan que eso es incorrecto.

“Según los términos claros del estatuto, la exención de investigación penal activa no se aplica al descubrimiento proporcionado a un acusado en un caso penal”, dice la demanda.

Foglesong no había estado representado en el caso hasta el viernes, cuando el abogado de Winter Park, Jacob Stuart Jr., presentó una notificación de comparecencia.

Los registros que la agencia está reteniendo de la divulgación pública incluyen mensajes de texto, registros bancarios de Iannotti, registros de transacciones de PayPal y transcripciones de entrevistas juradas con el primo de Paris y un hombre de Orlando que figura falsamente como colaborador en los informes financieros de Iannotti.

La agencia también entregó a Paris e Iannotti una transcripción de 119 páginas de una entrevista del FDLE del deshonrado recaudador de impuestos del condado de Seminole, Joel Greenberg, quien actualmente coopera con las autoridades mientras espera la sentencia por tráfico sexual y otros delitos federales.

Paris, de 38 años, enfrenta un cargo de delito menor. Iannotti, de 36 años, enfrenta cinco delitos menores y un delito mayor: comisión de un acto falso o fraudulento. El FDLE determinó que aceptó ilegalmente una donación en efectivo de $1200 de Foglesong para apoyar su campaña y la pareja identificó falsamente a otros contribuyentes que en realidad no habían donado.

Foglesong, de 45 años, enfrenta cinco cargos: hacer dos o más contribuciones a través o en nombre de otra persona, la comisión de un acto falso o fraudulento, uso ilegal de un dispositivo de comunicación, contribuciones excesivas e informes falsos.

Iannotti fue uno de los tres candidatos “fantasmas” que se presentaron en las contiendas clave en 2020, ayudando al Partido Republicano a ganar esos escaños y retener el control del Senado de Florida. Los tres fueron promovidos por anuncios casi idénticos que presentaban a los independientes como progresistas, en un aparente intento de atraer votantes que de otro modo habrían votado por los demócratas.

En una carrera en el área de Miami, el exlegislador Frank Artiles está acusado de sobornar a uno de los candidatos “fantasma”, su amigo Alex Rodríguez. Rodríguez, quien obtuvo más de 6,000 votos en una contienda decidida por solo 32, se declaró culpable y se espera que testifique contra Artiles en su juicio, que comienza el 12 de septiembre.

Los anuncios que promocionaban a los candidatos independientes fueron financiados por una firma de consultoría política con sede en Alabama cuyos agentes trabajaban en estrecha colaboración con los ejecutivos de Florida Power & Light. La empresa de servicios públicos niega cualquier participación en el esquema del candidato a saboteador.

Esta historia fue publicada en el Orlando Sentinel por el reportero Jeff Weiner y traducida por el periodista José Javier Perez.