Anuncios

La oposición de Senegal rechaza el diálogo nacional del presidente y exige fecha electoral

Dakar, 23 feb (EFE).- La plataforma opositora FC25, que agrupa a 16 de los 19 candidatos presidenciales de Senegal, rechazó este viernes la propuesta del mandatario del país, Macky Sall, de iniciar el próximo lunes un diálogo nacional para cerrar la crisis desatada por el aplazamiento de las elecciones previstas este 25 de febrero.

“Ayer escuchamos la entrevista con el presidente”, destacó en Dakar Cheikh Tidiane Youm, representante del grupo de candidatos, en referencia al encuentro televisado donde Sall anunció que abandonará el poder al término de su mandato, el próximo 2 de abril, pero no concretó una nueva fecha para los comicios presidenciales.

“Como de costumbre, (el presidente Sall) ha vuelto a violar la Constitución y se niega sistemáticamente a aplicar la decisión de los siete jueces (de la Corte Constitucional)", añadió el representante de FC25 en rueda de prensa en la capital senegalesa.

“Esta negativa incluye la propuesta de un diálogo inadecuado e imposible. Su principal objetivo es intentar excluir a los candidatos seleccionados por el Consejo Constitucional y posiblemente, con su diálogo, avanzar hacia un (nuevo) mandato, que rechazamos sistemáticamente”, aseveró el portavoz, al exigir el anuncio de una fecha electoral antes del fin del mandato presidencial.

En una entrevista concedida a varios medios locales, el mandatario senegalés aseguró en la noche del jueves que un diálogo nacional -en el que quiere que participen los candidatos opositores- se iniciará el próximo lunes y no pretende que dure más de dos días.

“No conozco ningún candidato que no sea capaz de responder al diálogo. Hay que tener en cuenta las opiniones de todos. Sólo el diálogo puede permitirnos superar esta situación”, destacó Sall sobre la posible respuesta de los 19 candidatos a su llamamiento.

La negativa de la oposición a la oferta de Sall tiene lugar en un momento de gran tensión política por el aplazamiento electoral decretado el pasado 3 de febrero por el presidente y declarado ilegal por el Consejo Constitucional.

Ese tribunal consideró “contraria a la Constitución” la votación del Parlamento que, auspiciada por Sall, aplazó el pasado día 5 las elecciones del 25 de este mes al 15 de diciembre próximo.

La modificación de la fecha electoral ha desatado fuertes protestas en las calles, a menudo dispersadas con dureza por la Policía y en las que han muerto al menos cuatro personas.

La oposición demandaba a Sall, quien debería dejar la Presidencia este 2 de abril, que estableciera una fecha antes de agotar su mandato.

El jefe del Estado defendió la moratoria electoral por “la polémica sobre una candidata cuya doble nacionalidad (francesa y senegalesa) fue revelada tras ser publicada la lista definitiva”, algo que la Constitución senegalesa no permite a los aspirantes presidenciales.

Para el presidente senegalés, ese descubrimiento reveló un “presunto caso de corrupción de jueces” que puso en cuestión el proceso de selección de candidaturas.

Sin embargo, la inmensa mayoría de la oposición rechazó el aplazamiento electoral al considerarlo un “golpe de Estado constitucional”.

(c) Agencia EFE