La oposición evita por ahora una confrontación retórica con el kirchnerismo

·3  min de lectura
Reunión de Juntos por el Cambio del 24 de agosto pasado, en el gremio de los gastronómicos
Reunión de Juntos por el Cambio del 24 de agosto pasado, en el gremio de los gastronómicos

Los dirigentes de Juntos por el Cambio siguen con atención los sucesos tras el ataque a Cristina Kirchner. Los principales referentes están en contacto permanente e intercambian llamadas para monitorear el avance de la situación. Creen que deben actuar “con mucha cautela” y “ser firmes” a la hora de repudiar el ataque pero buscan despegarse de los mensajes que apuntan contra los discursos mediáticos, judiciales y políticos. En el caso de la Ciudad de Buenos Aires, siguieron de cerca el operativo de seguridad y organziaron un comité por la movilización en la Plaza de Mayo.

La oposición evalúa los próximos pasos a seguir tras el repudio del episodio expresado por sus referentes a través de Twitter minutos después de que se conocieran las imágenes de un hombre apuntando con un arma de fuego a la vicepresidenta. Se reunieron hoy los bloques de diputados de cada partido para luego trasladar lo debatido al encuentro vía zoom entre los presidentes de bloques cuyo principal objetivo era analizar qué posición tomar ante la sesión especial convocada para mañana por el Frente de Todos.

A estas horas, todavía no lo definieron y evalúan volver a reunirse antes de la sesión. En principio, los diputados opositores no asistirían, pero analizan sí deben sumarse los presidentes de bloques como “representación institucional”. Pretenden, además, “custodiar el recinto” dado que existe el temor de que, en caso de que el oficialismo consiga quórum, busquen aprobar otros proyectos.

Los integrantes de la cúpula de la coalición opositora, según fuentes partidarias, también están “hablando permanentemente”. Algunos mantuvieron comunicaciones telefónicas, como el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales que se comunicó esta mañana con Horacio Rodriguez Larreta, mientras que otros intercambiaron mensajes. Aunque en el día de hoy viajó a Ruanda, el expresidente Mauricio Macri también estuvo conectado. Antes de tomar el avión con destino al país africano, desayunó con el senador radical Alfredo Cornejo y también se comunicó con Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich, según allegados al exmandatario.

Ataque a Cristina Kirchner: el minuto a minuto de la investigación y las últimas noticias

Tras la jornada de reuniones, los dirigentes de la oposición coincidieron en que es necesario “ser firmes y actuar con mucha cautela”. Además del mensaje del presidente Alberto Fernández, siguieron con atención la evolución de la marcha y se mostraron preocupados ante aquellos discursos, como el de Axel Kicillof o Pablo Moyano, que lo relacionaron con la oposición.

En ese sentido, remarcan que es necesario repudiar el hecho y pedir que su esclarecimiento quede en manos de la Justicia, pero buscan separarse de todos aquellos mensajes que lo relacionen con “discursos mediáticos, judiciales y políticos” como el proyecto de resolución presentado por Cecilia Moreau en donde apunta a los discursos “que incitan a la violencia y al odio” que “surgen de diferentes espacios políticos, culturales, judiciales, y mediáticos”.

De hecho, también señalaron que la oposición no formó parte de los sectores que el presidente Alberto Fernández convocó para darle forma al documento que se leyó en Plaza de Mayo. Asistieron a la Casa Rosada representantes de los sectores sindicales, sociales, empresariales, de derechos humanos y diferentes credos. Tampoco asistieron a las convocatorias que de los distintos sectores del Frente de Todos en apoyo a Cristina Kirchner dado que la consigna no era “repudiar a la violencia”.

Los ministros marcharán a la Plaza de Mayo y se evalúa si habrá oradores, con el Gobierno sumido en el estupor

El gobierno porteño, por su parte, decidió organizar una suerte de “reunión de gabinete permanente” en el centro de monitoreo de Chacarita. Según indicaron fuentes de la administración porteña en este tipo de situaciones es la mesa de Seguridad la que decide las medidas que deben tomar. “Es para estar todos en alerta. Para ver el dispositivo de seguridad y estar todos reunidos en un lugar al que tengamos acceso a toda la información”, señalaron.

Allí se trasladaron, entre otros, el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, el ministro de Seguridad y Justicia, Marcelo D’Alessandro, el secretario de Asuntos Estratégicos, Eduardo Macchiavelli y el secretario general y de relaciones internacionales, Fernando Straface.