Presta atención, Harry Styles: la cara de póquer de Chris Pine es una clase magistral de actuación

·5  min de lectura

No sé cuál es la disputa entre Chris Pine y Harry Styles, pero parece que existe una disputa (incluso si está planeada: pero más adelante hablaremos de ello).

Es un enfrentamiento tan obvio que da escalofríos al verlo, incluso si (como yo) tienes que buscar en Google por qué exactamente algunos de ellos son famosos (Pine: hizo su debut en el cine como Lord Devereaux en The Princess Diaries 2: Royal Engagement, y ahí lo tenemos), porque está escrito claramente en sus caras. Bueno, en la cara de uno de ellos. La cara de Chris Pine, para ser exactos.

En el momento en que Harry Styles abre la boca, el rostro de Pine se convierte en la máscara japonesa Noh de expresión fija; su cara de póquer de “no dejaré que mis emociones me delaten” es la clase magistral de actuación que Styles necesita con urgencia, si hemos de creer a las críticas de su actuación en Don't Worry Darling. Y parece que sigue ocurriendo cada vez que los dos están juntos.

VENICE, ITALY - SEPTEMBER 05: (L-R) Olivia Wilde, Chris Pine, Harry Styles and Gemma Chan attend the Campari Passion For Film 2022 Award during the 79th Venice International Film Festival on August 31, 2022 in Venice, Italy. (Photo by Vittorio Zunino Celotto/Getty Images)
VENICE, ITALY - SEPTEMBER 05: (L-R) Olivia Wilde, Chris Pine, Harry Styles and Gemma Chan attend the Campari Passion For Film 2022 Award during the 79th Venice International Film Festival on August 31, 2022 in Venice, Italy. (Photo by Vittorio Zunino Celotto/Getty Images)

Entonces, ¿de dónde sale todo esto? He investigado a fondo porque, francamente, no tengo ningún interés particular en ninguno de los dos, salvo el de apreciar el estilo de Styles. ¿Una estrella del pop mundial se convierte en actor e ícono de la moda y se ve tan bien con un cárdigan y perlas?

El exvocalista de One Direction ha sido acusado de ser “pesado” y “robótico” en su nueva película, un thriller psicológico dirigido por la actriz Olivia Wilde, que resulta ser la novia de Styles.

Pero si las credenciales de actuación de Styles son insignificantes, las de su coprotagonista, quien participó en Wonder Woman, no lo son, y si nos basamos en una reciente entrevista de promoción, es Pine quien merece un Óscar.

En clips que se han hecho virales, se puede ver a Styles hablando de manera confusa sobre qué es exactamente lo que más le gusta de la película de su pareja, y culmina con esta extraña cita: "¿Sabes qué es lo que más me gusta de la película? Que se siente como una película, se siente como una película real, como ir al cine, como una película que sabes que... la razón por la que vas a ver algo en la pantalla grande”, dijo Styles durante la conferencia de prensa.

Sin embargo, al igual que en los mejores momentos cinematográficos, lo que cuenta no es lo que ocurre delante de la cámara, sino lo que sucede entre bastidores. Al lado de Styles, con la mirada fija en su regazo, el rostro de Pine pasó de la perplejidad a la desesperación, claramente decidido a no reaccionar y convertirse en la noticia. Mientras Styles se explayaba filosóficamente como si estuviera en una fiesta a las 4 am, Pine dio un respingo y se recompuso rápidamente. Oh, imagina ser un experto en lenguaje corporal cerca de estos dos hombres.

En Twitter, el clip se compartió con la leyenda: “Casi puedes ver los gritos atrapados en su garganta”.

Un crítico incluso describió a Styles como alguien que "parece que acaba de descubrir lo que es la actuación".

Pero está claro lo que es la actuación, sabemos precisamente lo que es la actuación: basta con mirar a Chris Pine. Su cara es el epítome de conservar una cara seria en una boda cuando tu papá saca sus movimientos de baile y por dentro empiezas a sentir terror; tus ojos se retraen físicamente y se resecan, con el deseo de cerrarse, pero no lo permites porque tienes que apoyarlo, así que, en lugar de eso, aplaudes.

Las comisuras de la boca de Pine, perfectamente cincelada (¿es siquiera real? Debe serlo, ya que fue el príncipe de Cenicienta en Into the Woods en 2014), delatan que está ligeramente divertido, pero absolutamente decidido a no mostrarlo: una hazaña de estoicismo de la que los propios dioses griegos estarían orgullosos.

Y la cosa no acaba ahí: ahora ha aparecido un nuevo video que ha llevado a algunos espectadores a especular que la misteriosa disputa entre los coprotagonistas es tan potente, tan candente, que Styles podría haber escupido en el regazo de Pine mientras volvía a su asiento tras el estreno oficial de la película en Venecia el domingo por la noche.

Aunque no puedo detectar ninguna evidencia en el clip de que haya escupido, Pine parece dejar de aplaudir y se queda mirando su regazo (al igual que lo hizo en la conferencia de prensa mientras Styles decía incoherencias como la tía borracha durante la cena de Navidad). De nuevo, al igual que entonces, también parece desconcertado.

Los chismes en las redes sociales podrían tener a la pareja enfrentada: algunos sugieren que Pine podría estar en guerra con Styles debido a su solidaridad con la protagonista de la película, Florence Pugh (de quien se rumorea que se ha enfrentado a Wilde en el set de rodaje, aunque esta última lo niega con vehemencia), pero no estoy convencida. Esta no es una situación como la de Chris Rock y Will Smith (que se parecía mucho a una disputa real).

No, estos dos parecen divertirse mucho. Ambos saben que, para empezar, son los principales temas de conversación de la película; y son dolorosamente conscientes de que no hay nada más “hollywoodense” que los rumores de una disputa entre los jóvenes y atractivos coprotagonistas masculinos en el set de una película dirigida por una actriz, que también resulta ser la pareja sentimental del actor principal. No es de extrañar, pues, que Don't Worry Darling se haya visto acosada por rumores de peleas, romances en el set y cambios repentinos en el reparto.

El viejo adagio da en el clavo: no existe la mala publicidad, ¿verdad, chicos? Ahora, sentémonos y veamos lo que sucede. Me parece que no pasará mucho tiempo antes de que algo suceda. Quizá Styles sí es un gran actor, después de todo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

¿Con o sin melena? Jason Momoa se ha rapado el pelo