Opinión: Joe Rogan no desaparecerá por la salida de Neil Young de Spotify, pero sí hay una posibilidad

·5  min de lectura

“Quiero que le informen a Spotify de inmediato hoy que quiero sacar toda mi música de su plataforma. Pueden tener a Rogan o a Young. No a ambos”. La leyenda del rock Neil Young manifestó el ultimátum en una carta abierta a su gerencia y su sello discográfico que se eliminó desde entonces. Explicó que el acuerdo exclusivo de Spotify con The Joe Rogan Podcast era un riesgo para la salud pública. “Estoy haciendo esto porque Spotify está difundiendo información falsa sobre las vacunas exclamó— potencialmente causando la muerte de los que creen en la desinformación que ellos están difundiendo”.

Young está en lo correcto. Y su boicot amenazado es un poderoso y valioso retroceso contra las teorías de conspiración y la desinformación entorno al covid-19. Es valioso en parte porque crea conciencia; pero también es valioso porque efectivamente es un tipo de acción laboral y apunta hacia posibilidades de solidaridad entre los artistas como trabajadores.

Como dice Young, Joe Rogan ha sido un importante vector de desinformación sobre las vacunas. Sus acciones incluyen promover a los negacionistas de la vacuna, desaconsejar la vacunación en los jóvenes, sugerir el uso de la ivermectina (un desparasitante para caballos) como cura para el covid-19, y difundir otras teorías de conspiración y falsedades sobre el covid-19. Los científicos y profesionales médicos han instado a Spotify a establecer una política clara sobre la desinformación de salud pública.

La desinformación es especialmente peligrosa porque Rogan tiene una gran audiencia. Tiene un acuerdo exclusivo con Spotify y es el podcast número 1 en el sitio, con un estimado de 11 millones de oyentes. Esa es una gran audiencia.

Si Spotify se ve obligado a elegir entre Rogan y Young, probablemente elegirán a Rogan. Neil Young es un artista muy popular, pero su apogeo fue hace algunas décadas.

Chartmasters.org lo coloca como el artista de streaming número 776 en el servicio, ligeramente por debajo de Lily Allen y Ice Cube y un poco por encima de Sean Kingston y Tears for Fears. Spotify extrañaría esos 1.49 mil millones de reproducciones, pero extrañaría más a la audiencia de Rogan.

Eso no significa que la protesta de Young no importe. Sigue siendo una figura cultural importante, y es probable que sus palabras lleguen a una audiencia que no necesariamente presta mucha atención a las noticias o los análisis políticos. También es útil tener una figura cultural con mucha credibilidad en la corriente popular que diga que lo que está haciendo Rogan está mal. Por lo menos, para las personas que se toman la pandemia en serio y buscan consuelo en un momento muy aterrador, es alentador ver a una figura respetada decir que está contigo y que quiere ayudar, en la medida de lo posible.

Sin embargo, hay un escenario en el que la singular protesta de Young podría convertirse en algo más que simbólico. Eso es si otros creadores comienzan a hacer lo mismo.

Muchos músicos se han pronunciado de una forma u otra a favor de las vacunas o en nombre de objetivos políticos progresistas. Paul McCartney (#448 en streaming de Spotify) de los Beatles (#44) ha promovido públicamente la vacunación. También lo han hecho Lady Gaga (#39), Billie Eilish (#13), Lizzo (#344) y Ariana Grande, que es la número 4 en canciones reproducidas. Taylor Swift (#9) ha respaldado a los políticos demócratas. ¿Y qué hay de Bob Dylan (#260) o Beyoncé (#35)? Rogan vs. Young: es una decisión fácil. Pero Rogan vs. Young/McCartney/Eilish/Grande/Swift/Dylan/Beyoncé, ese es un tema diferente.

No obstante, aún no hay indicios de que otros artistas se unan a Young. Los artistas tienen mucho dinero y un cierto nivel de autonomía, pero el activismo político aún puede tener un costo importante, como descubrieron The Chicks para su pesar. Spotify es un ingreso que los artistas no querrán perder. No quieren ahuyentar a los fans. Y podrían preocuparse por tomar una postura y que luego Spotify no haga nada, momento en el cual terminan pareciendo irrelevantes. Ningún artista quiere parecer irrelevante.

Por supuesto, los riesgos para los artistas individuales disminuyen si más artistas participan. La acción política sobreadolece de un problema de colectividad. La primera persona en alzar la voz se convierte en un objetivo. Cuando te unes más tarde, es más seguro y eficaz. Pero es difícil coordinar la logística para hacer que todos alcen la voz al mismo tiempo.

Es por eso que los sindicatos son tan importantes, en general, y específicamente para impulsar la seguridad en relación con el covid-19. El Sindicato de Maestros de Chicago obligó a la alcaldesa Lori Lightfoot a aceptar más pruebas de covid-19, más cubrebocas KN95 y un mejor rastreo de contactos en las escuelas, para proteger a sus miembros y estudiantes. Mientras tanto, las escuelas de Florida, donde los sindicatos son débiles y los maestros no pueden hacer huelga, ni siquiera han podido imponer mandatos de cubrebocas, gracias a la interferencia estatal.

Neil Young puede transmitir su mensaje a favor de las vacunas porque es Neil Young, el tipo que preferiría quemarse antes que desaparecer. El poder de Beyoncé es que ella, y nadie más, es la única Beyoncé. El poder de Taylor Swift es que ella es la versión de Taylor de sí misma. Las celebridades se enfocan en la unidad icónica. Pero los músicos, incluso los músicos muy éxitosos, también son trabajadores. Les pagan porque hacen cosas: vinilos, transmisiones en vivo, shows bien coordinados.

Neil Young ha amenazado con retirar el producto de su trabajo de Spotify porque quiere condiciones de trabajo y de vida más seguras para él y para todos los demás en el continente y más allá. Esa es una decisión noble. Pero incluso los trabajadores ricos y famosos son más fuertes cuando están unidos. Para cambiar Spotify y el mundo, necesitas más que una celebridad. Necesitas solidaridad.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.