Anuncios

ONU critica comentarios del banco afgano sobre sus fondos

KABUL (AP) — Naciones Unidas criticó al banco central afgano, controlado por los talibanes, por hacer comentarios “engañosos y de poca ayuda” sobre el efectivo destinado a labores humanitarias. Las tensiones entre el organismo internacional y los gobernantes del país han ido en aumento debido a las prohibiciones sobre la educación y el empleo de las mujeres.

Naciones Unidas utiliza el dinero principalmente para prestar ayuda humanitaria crucial a millones de afganos, y lleva el dinero en avión debido a las interrupciones en el sistema bancario desde que el Talibán tomó el control del país en agosto de 2021.

La ayuda exterior se interrumpió tras el cambio de gobierno. Los gobiernos mundiales impusieron sanciones, paralizaron las transferencias bancarias y congelaron miles de millones más en reservas de divisas de Afganistán, reacios a trabajar con el talibán debido a su mandato anterior en la década de 1990 y sus órdenes de privar a las niñas de educación e impedir que las mujeres trabajen.

En los últimos 18 meses, el Talibán ha expulsado a las niñas y mujeres del sistema educativo a partir de sexto grado, incluida la universidad, así como de los espacios públicos y la mayoría de los empleos.

Más recientemente, prohibieron que las mujeres trabajen en organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales. Esa decisión ha sido condenada por Naciones Unidas, agencias humanitarias y gobiernos extranjeros, y planteado la preocupación de que algunos afganos sufran o incluso mueran si las cooperantes siguen excluidas del trabajo humanitario.

El Talibán no ha mostrado intención de revocar esos edictos pese a las reiteradas peticiones de que lo haga, y a las visitas de funcionarios de alto nivel de la ONU y otros dignatarios extranjeros.

Naciones Unidas emitió un comunicado el sábado por la noche en respuesta a un tuit del banco central controlado por los talibanes, que dijo que se había depositado una remesa de 40 millones de dólares en un banco comercial en la capital afgana, Kabul. El banco compartió una foto de fajos de billetes.

“Da Afghanistan Bank (el banco central afgano) agradece cualquier iniciativa ejemplar que traiga divisas al país y ayude a los necesitados en la sociedad”, dijo el tuit.

Pero Naciones Unidas dijo que la suma se había ingresado en cuentas designadas en un banco privado y distribuido directamente a sus agencias y un pequeño número de colaboradores humanitarios “aprobados y comprobados” en Afganistán.

“Nada del dinero traído se depositó en el Banco Central de Afganistán ni fue proporcionado a las autoridades de facto del Talibán por Naciones Unidas”, indicó el organismo internacional en un comunicado. “Los anuncios de entidades ajenas a la ONU sobre entregas de fondos de la ONU son engañosos y de poca ayuda”.

Desde diciembre de 2021, Naciones Unidas ha llevado unos 1.800 millones de dólares en fondos para la ONU y sus colaboradores para hacer su trabajo.

La cantidad de dinero llevada a Afganistán es proporcional al programa de la ONU de ayuda humanitaria en Afganistán.

“Si el volumen de asistencia que Naciones Unidas puede proporcionar disminuye, la cantidad de efectivo enviado se reducirá”, añadió la organización.

El mecanismo de traslado de efectivo, señaló, ha demostrado ser esencial para prestar asistencia vital a más de 25 millones de afganos.