Anuncios

Premier qatarí destaca respuesta “positiva” de Hamás ante propuesta de alto el fuego en Gaza

EL CAIRO (AP) — La reacción de Hamás al plan más reciente para un alto el fuego en Gaza y la liberación de rehenes fue “en general positiva”, sostuvo el primer ministro de Qatar el martes al reunirse con el secretario de Estado estadounidense Antony Blinken, que realiza otra gira diplomática por Oriente Medio.

Qatar, que desde hace tiempo ha mediado con Hamás, ha estado trabajando con Estados Unidos y Egipto para negociar un alto el fuego que implicará una suspensión prolongada de los combates y la liberación de los más de 100 rehenes que aún retiene Hamás después de su ataque del 7 de octubre. una irrupción transfronteriza que desató la guerra hace casi cuatro meses.

El jeque Mohammed bin Abdulrahman Al-Thani no ofreció detalles sobre la respuesta de Hamás, pero dijo que el grupo tenía “comentarios”. Blinken confirmó que los funcionarios habían recibido la respuesta de Hamás e indicó que informará a las autoridades de Israel durante su visita a ese país el miércoles.

Hamás señaló en un comunicado que respondió con “espíritu positivo” a la más reciente propuesta de los mediadores de Estados Unidos y Oriente Medio. Pero el grupo miliciano añadió que aún aspira a “un alto el fuego integral y completo” para poner fin a “la agresión contra nuestro pueblo”. Israel ha descartado el tipo de alto el fuego permanente que busca Hamás.

Poco antes, Blinken se reunió con autoridades egipcias y el lunes estuvo en Arabia Saudí al inicio de su gira.

Su visita coincide con una creciente preocupación del gobierno egipcio sobre las intenciones declaradas de Israel de ampliar los combates en la Franja de Gaza a zonas en la frontera egipcia que están atestadas de palestinos desplazados.

El ministro israelí de Defensa dijo que la ofensiva israelí acabará llegando a Rafah, una ciudad en la frontera con Egipto, donde más de la mitad de los 2,3 millones de residentes del sitiado territorio han buscado refugio y viven en condiciones cada vez más miserables.

Los observadores humanitarios de Naciones Unidas señalaron el martes que las órdenes de evacuación israelíes afectan ya a dos tercios del enclave, lo que cada día empuja a miles de personas más hacia la zona fronteriza.

Egipto ha advertido que un despliegue israelí a lo largo de la frontera amenazará el tratado de paz firmado hace más de cuatro décadas. El Cairo teme que la llegada de los combates a Rafah pueda empujar a los aterrorizados civiles palestinos a cruzar la frontera, un escenario que, según dijo, está decidido a evitar.

Blinken, que el martes sostuvo una reunión con el presidente egipcio Abdul Fatá El Sisi, ha insistido en que no se debe obligar a los palestinos a salir de Gaza.

Más tarde, viajó a Qatar y se reunió con el emir gobernante de ese país, el jeque Tamim bin Hamad Al Thani.

BLINKEN BUSCA AVANCES

En esta gira diplomática por la región, Blinken busca avances en un acuerdo para un alto el fuego, en la posible normalización de las relaciones entre Israel y Arabia Saudí y para evitar la escalada de los conflictos regionales.

Blinken encara importantes desafíos en los tres frentes. Hamás e Israel están enfrentados públicamente por los elementos clave de una posible tregua. Israel ha rechazado los exhortos de Estados Unidos para abrir una vía hacia un Estado palestino, y los ataques estadounidenses han dado pocas señales de disuadir a las milicias aliadas de Irán en la región.

Egipto y Qatar han estado intentando mediar en un acuerdo entre Israel y Hamás que lleve a la liberación de más rehenes a cambio de una pausa de varias semanas en la ofensiva militar israelí. Los detalles de ese acuerdo fueron esbozados por los jefes de inteligencia de Estados Unidos, Egipto, Qatar e Israel a finales del mes pasado y fueron presentados a Hamás, que aún no ha respondido formalmente.

Como en sus cuatro viajes anteriores a Oriente Medio desde el inicio de la guerra en Gaza, el otro objetivo principal de Blinken es evitar que el conflicto se propague, una tarea exponencialmente más difícil por el incremento de los ataques de las milicias respaldadas por Irán y por la respuesta militar estadounidense cada vez más severa en Irak, Siria, Yemen y el Mar Rojo, que se ha intensificado desde la semana pasada.

Blinken se reunió con el príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman a su llegada a Riad. Las autoridades saudíes indicaron que el reino sigue interesado en normalizar sus relaciones con Israel en un acuerdo posiblemente histórico, aunque sólo si hay un plan creíble para la creación de un Estado palestino.

SIGUEN LOS COMBATES EN GAZA

Pero cualquier gran acuerdo de este tipo parece muy lejano al tiempo que la guerra sigue causando estragos en Gaza.

Tras casi cuatro meses de guerra, la cifra de palestinos fallecidos en Gaza alcanzó las 27.585 personas, según el Ministerio de Salud del territorio gestionado por Hamás, luego de que los hospitales recibieron 107 cadáveres en el último día. Aunque el conteo no diferencia entre víctimas civiles y combatientes, indica que dos tercios de los fallecidos son mujeres y menores.

Los combates han arrasado amplias zonas del pequeño enclave y han dejado a un cuarto de la población sin comida.

Israel ha prometido que la guerra continuará hasta que aplaste la capacidad militar y de gobierno de Hamás y logre la liberación de los más de 100 rehenes que siguen retenidos por el grupo miliciano.

Hamás y otros insurgentes mataron a unas 1.200 personas, en su mayoría civiles, en su ataque del 7 de octubre, que dio inicio a la guerra, y tomó a unas 250 más como rehenes. Más de un centenar de cautivos, sobre todo mujeres y niños, quedaron libres durante un alto el fuego en noviembre en un canje por 240 palestinos presos en Israel.

El ejército israelí indicó el martes que estaba combatiendo a insurgentes en zonas de toda la Franja, incluyendo en la ciudad sureña de Jan Yunis, donde, según dijo, mató a docenas de insurgentes en la víspera.

Un ataque aéreo israelí impactó un edificio de apartamentos en la ciudad y mató a dos padres y a cuatro de sus cinco hijos, según el abuelo de los niños.

Mahmoud al-Khatib contó que su hijo Tariq, de 41 años, estaba durmiendo con su familia cuando un avión de combate israelí atacó su vivienda en mitad de la noche. El ejército israelí no suele comentar ataques concretos, pero culpa a Hamás de la muerte de civiles alegando que sus combatientes se infiltran en zonas civiles.

CONTINÚA LA CRISIS HUMANITARIA

Los observadores humanitarios de la ONU afirmaron el martes que las órdenes de evacuación israelíes para la Franja cubren ahora a dos tercios del territorio, o 246 kilómetros cuadrados (95 millas cuadradas). En la zona afectada vivían 1,78 millones de palestinos —el equivalente al 77% de la población de Gaza— antes del comienzo de la guerra.

Los desplazados disponen de entre 1,5 y 2 litros (entre 50 y 67 onzas) de agua para beber, cocinar y asearse al día, indicó la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas en su último informe diario el martes. Además, reportó un importante incremento de la diarrea crónica entre menores.

Los padres con bebés enfrentan un desafío especialmente complicado por el elevado costo o la falta de pañales, leche de fórmula y leche.

Zainab Al-Zein, que se refugia en la ciudad central de Deir al-Balah, contó que tuvo que alimentar a su hija de 2,5 meses con alimentos sólidos como galletas y arroz molido, mucho antes de los seis meses habituales, porque no había leche ni fórmula.

“Esto se conoce, por supuesto, como alimentación poco saludable, y sabemos que le causa malestar intestinal, hinchazón y cólicos”, dijo al-Zein. “Como pueden ver, durante 24 horas así, ella llora y llora sin parar".

___

Shurafa reportó desde Deir al-Balah, en la Franja de Gaza.