Anuncios

Obligan a caminar desnudos a dos jóvenes en Sinaloa

GUASAVE, Sin., diciembre 4 (EL UNIVERSAL).- En pleno centro de la ciudad de Guasave, dos jóvenes desnudos, con pancartas colocadas en su pecho y espalda, con textos que los califican de "chapulines" y de vender vapeadores fueron obligados a caminar por varios minutos, bajo la vigilancia de un hombre, con el rostro cubierto y una tabla en la mano que los sigue en su trayecto.

Un hecho similar en esta misma ciudad tuvo lugar en el mes de abril del 2022, hombres totalmente desnudos, con cartulinas pegadas a sus cuerpos, con mensajes que los califica de "chapulines", como se les denomina a los rateros y vendedores de drogas, fueron obligados a caminar por las céntricas calles, sin que ningún policía acudiera al sitio.

En este nuevo hecho, las personas que transitaban por las calles Zaragoza y Juan Carrasco, en la ciudad de Guasave, se sorprendieron al ver a dos jóvenes caminando desnudos, con cartulinas, en color blanco, colocadas en el pecho y espalda, vigilados por un hombre de complexión gruesa, la cara cubierta y una tabla en la mano.

Lo que se alcanza a leer en las cartulinas, es un texto que aduce que al resto de los "chapulines" ya los tienen ubicados.

Según los registros, en este municipio, desde el año 2020 a la fecha se han registrado ocho casos similares, en uno de ellos, escenificado en el mes de noviembre del 2021, dos hombres y una mujer, sin ninguna prenda de vestir, fueron bajados de una camioneta, con cartulinas fijadas en sus cuerpos, con mensajes similares, a los cuales se les obligó caminar.

En el mes de abril del 2022, de nueva cuenta, sobre la calle doctor de la Torre de dicha ciudad, tres personas del sexo masculino, despojados de sus ropas, caminaron por varios minutos, exhibiendo las cartulinas que les colocaron en sus cuerpos, con textos, en los que se les atribuye ser "chapulines".

Según la versión de testigos de los hechos, las tres personas, fueron bajadas por la fuerza de una camioneta y se les ordenó caminar desnudos, presuntamente como escarmiento, igual como sucedió en los cuatro casos anteriores, para después ser recogidos.