Anuncios

Obispos cubanos se solidarizan con la Iglesia y los expulsados nicaragüenses

La Habana, 19 feb (EFE).- Los obispos católicos de Cuba expresaron este domingo su solidaridad con la Iglesia de Nicaragua, sus fieles y los excarcelados que fueron deportados de ese país a los Estados Unidos.

En su "Mensaje al pueblo de Dios", los obispos cubanos manifiestan que se sienten "profundamente unidos a los Obispos y a todos los fieles de la Iglesia de Dios en Nicaragua", y acogen la invitación del papa Francisco de hace una semana en el rezo del Ángelus.

Recuerdan que entonces, el pontífice dijo: "Me ha entristecido mucho la noticia que llega de Nicaragua y no puedo dejar de recordar aquí con preocupación al Obispo de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez, a quien tanto quiero, condenado a 26 años de prisión, y también a las personas que fueron deportadas a los Estados Unidos. Rezo por ellos y esa querida nación, y pido sus oraciones."

Los prelados de la isla exteriorizaron que se suman a su clamor para "que abra el corazón de los líderes políticos y de todos los ciudadanos a la búsqueda sincera de la paz, que nace de la verdad, la justicia, la libertad y el amor, y se logra mediante el ejercicio paciente del diálogo".

También exhortaron a los fieles católicos cubanos a "orar por esa Iglesia y pueblo que sufren".

En la última semana, 317 nicaragüenses fueron despojados de su nacionalidad, incluido el obispo Rolando Álvarez Lagos, condenado a 26 años y 4 meses de prisión, tras negarse a ser desterrado por el Gobierno del presidente Daniel Ortega junto a 222 presos políticos excarcelados y expulsados hacia Estados Unidos el 9 de febrero.

Al obispo Álvarez, de 56 años, le fueron suspendidos sus derechos ciudadanos de por vida, por delitos considerados "traición a la patria".

Entre los 222 presos políticos nicaragüenses trasladados a Washington en un avión fletado por el Gobierno de Joe Biden, hay figuras de la oposición nicaragüense que han recibido un permiso humanitario para permanecer en territorio estadounidense durante dos años.

(c) Agencia EFE