Obispo pide a fieles a participar en construcción de la paz

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, julio 10 (EL UNIVERSAL).- La Catedral Metropolitana de la Ciudad de México se unió a la oración por la paz en México, misma que fue convocada por católicos para este domingo.

Al oficiar la homilía, el obispo auxiliar Héctor Mario Pérez precisó que para construir la paz se necesita del trabajo de todos y no de una sola persona.

"Nadie se puede adjudicar ser el único constructor de la paz, el único actor para construir la paz; la paz se construye entre todos cada uno desde su trinchera, cada uno desde su responsabilidad, pero todos juntos, sabiéndonos guiar por el Señor de la Paz, y dejarnos guiar también por el diálogo que puedan darnos quienes buscan paz", apuntó.

Precisó que estas palabras se inspiran en lo dicho por el papa Francisco, quien ha comentado que todos estamos implicados en la construcción de la paz, por lo que todos somos responsables de ella.

"No se trata nada más de ver qué he hecho bien y que he hecho mal, no sé trata nada más de condenar la violencia, se trata de preguntarme a mí que me toca en esta construcción de la paz", indicó.

Sostuvo que lo primero a lo que invita el Obispo de Roma es a vivir y hacer valer la justicia, porque no puede haber paz sin justicia. Recordó que en los últimos años han muerto 34 sacerdotes en México, pero si se compara con la cantidad de víctimas de homicidio doloso en los últimos 10 años "nos damos cuenta que no somos más que parte del pueblo que está sufriendo por esta violencia".

Por lo anterior, invitó a todos los presentes a hacer una oración para que llegue la paz a México y el consuelo a los familiares de las víctimas.

"Señor Jesús, tú eres nuestra paz, guía a nuestra patria dañada por la violencia dispersa por el miedo y la inseguridad. Consuela el dolor a quienes sufren, da acierto a las decisiones de quienes nos gobiernan. Toca el corazón de quienes olvidan que somos hermanos y provocan sufrimiento y muerte, dales a todos ellos el don de la conversión, protege a nuestras familias, adolescentes y jóvenes, a nuestros pueblos y comunidades", oró.

Y añadió: "Te pedimos que como discípulos misioneros tuyos, sepamos ser promotores de Justicia y de paz para que en ti, Señor, nuestro pueblo tenga vida digna. Santa María de Guadalupe, reina de la paz, ruega por nosotros".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.