Nueve escándalos que marcaron a fuego la gestión de Victoria Donda en el Inadi

"Puede ser que sea reprochable pero hay situaciones de vulnerabilidad que exceden las formas de transparencia que tiene el Estado para contratar", argumentó Victoria Donda
La gestión de Victoria Donda al frente del Inadi estuvo atravesada por fuertes conflictos.

Victoria Donda anunció este jueves redes su salida del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi). La dirigente, que había sido designada por Alberto Fernández en 2019, dejó el cargo después de varias controversias que atravesaron su gestión y que en más de una oportunidad le valieron fuertes cuestionamientos e, incluso, denuncias judiciales. Desde el ofrecimiento de un puesto a su empleada doméstica hasta la difusión de un manual para periodistas para cubrir el Mundial de Qatar, fueron varias las controversias.

El caso de su empleada doméstica

El caso más resonante fue la difusión de un intercambio de WhatsApp en el que Donda le ofreció un cargo en el mismo Inadi a su empleada doméstica, Arminda Banda Oxa, de nacionalidad boliviana. Oxa denunció en enero de 2021 a la funcionaria por el presunto delito de defraudación contra la Administración Pública tras haberle ofrecido un plan social y un empleo en el Estado.

Victoria Donda
Victoria Donda le ofreció un cargo a su empleada doméstica en el Inadi.

Según la denuncia, Oxa le planteó a la funcionaria pública, en plena pandemia, que necesitaba regularizar su situación previsional para acceder a una jubilación y habría recibido como respuesta, de acuerdo con la denuncia penal, la oferta de un cargo público y un plan social.

“ Yo, por ahí, te puedo anotar en un plan , en algo por ahí podemos anotarte. Necesito que vos me digas eso: si renunciás [al empleo de servicio doméstico] porque hay que darte de baja para poder anotarte en un plan y después igual se puede pagar para que saques la jubilación”, le afirmó Donda en uno de los mensajes que intercambiaron en los últimos días de noviembre de 2020.

“Decime qué querés hacer y si te puedo ayudar en algo con lo de tu hermana. También podemos ver un contrato en el Inadi”, le dijo la ahora exfuncionaria en otro de los mensajes que su exempleada presentó en la denuncia penal.

La difusión del material generó un fuerte impacto sobre su figura, aunque el Gobierno la sostuvo. Donda fue sobreseída por el delito de defraudación pública pocos meses después, dado que la contratación cuestionada no se llegó a producir. No obstante, no todo el horizonte judicial se le despejó para la funcionaria.

Tras el resultado favorable, sin embargo, su exempleada doméstica le reclamó una indemnización de casi un millón de pesos por haberle pagado en negro durante 10 años, una situación que ella rechazó. Según la presentación, la funcionaria fijó su salario en 5000 pesos mensuales durante cinco años, sin prever aumento alguno y detalló, además, que en los primeros meses de 2020, no recibió remuneración durante cinco meses.

Al poco tiempo que trascendiera la denuncia, en 2021, Donda defendió el ofrecimiento que le había hecho a quien por entonces era su empleada. “La verdad es que he tomado a mucha gente que conozco porque es lógico que uno toma a la gente que tiene más cerca. Y lo voy a seguir haciendo”, señaló en Radio con Vos. Y agregó: “La quise ayudar. Me parece que está bien. Para eso está el Estado. Pero es mentira que le dije que no le pagaría una indemnización”.

La denuncia de una exfuncionaria trans

Poco después del escándalo con su empleada, Donda recibió una denuncia por “discriminación. La funcionaria fue cuestionada por haber afirmado que ella había nombrado a la primera funcionaria nacional trans, Ornella Infante. La afirmación dejó de lado que ya en el gobierno de Cambiemos había sucedido una designación en ese sentido.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La denunciante, Mara Pérez Reynoso, detalló en su presentación que ella fue la primera ciudadana trans que trabajó al frente de la Oficina de Coordinación de Diversidad y No Discriminación del Ministerio de Seguridad de la Nación entre 2015 y 2019. En tanto, Ornella Infante se convirtió en directora de Políticas Antidiscriminatorias del Inadi desde principios de 2020, tras la asunción de Alberto Fernández.

Al día siguiente de la denuncia, Donda admitió la equivocación pero en ningún momento mencionó a Mara Pérez Reynoso. “Quiero reconocer un error. Lohana Berkins fue de las primeras compañeras trans en asumir un cargo público. Luego varias compañeras fueron nombradas coordinadoras nacionales. Tengo el orgullo de haber propuesto a la primera directora nacional trans”, escribió en Twitter.

Y agregó: “Disculpen las molestias que ocasioné con mi error. No van a lograr distraernos de nuestro objetivo central: seguir construyendo un país para todes”.

El viaje a Suiza

A fines de diciembre de 2021, Donda viajó a la ciudad de Ginebra, en Suiza, para participar de la 14º sesión del Foro sobre Cuestiones de las Minorías, organizado por la ONU. De todos modos, lo que llamó la atención fue la imagen de la exposición realizada por la funcionaria oficialista, dado que -mientras ella hablaba- había alrededor de 10 personas.

El descargo de Donda tras la controversia generada
El descargo de Donda tras la controversia generada

Las redes sociales rápidamente se hicieron eco de este acontecimiento: se viralizaron videos de su presentación, se sucedieron comentarios cuestionando el costo del viaje ante la baja presencia en el lugar y aparecieron múltiples mensajes cuestionando el nivel de inglés de la funcionaria. Así, Donda rápidamente se convirtió en tendencia.

Ante las repercusiones, Donda aclaró que viajó a Ginebra para presidir el foro por decisión de la Organización de las Naciones Unidades. También afirmó que el organismo internacional “financió completamente” su viaje. Además, en el foro, explicó que el evento se hizo de forma híbrida, con personas en el lugar, pero también otras que estuvieron presentes virtualmente.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

No obstante, las críticas fueron impiadosas para con la funcionaria, quien intentó remarcar que su presidencia del foro representaba un “orgullo” y un “respaldo” para el trabajo que llevaba adelante en el país.

La postura ante la frase de Alberto Fernández

En medio de la visita del presidente español, Pedro Sánchez, en junio de 2021, Alberto Fernández tuvo una desafortunada frase sobre el origen del pueblo mexicano y brasileño en comparación al argentino. “Los mexicanos salieron de los indios, los brasileños salieron de la selva, pero nosotros, los argentinos, llegamos en los barcos de Europa”, afirmó durante un contacto con la prensa.

Victoria Donda y Alberto Fernández
Victoria Donda y Alberto Fernández - Créditos: @Presidencia

La afirmación disparó un sinnúmero de cuestionamientos y varios miraron al Inadi para conocer cuál sería su rol. En medio de fuertes críticas, Fernández le envió una carta a Donda para que “analice su frase”. “En el día de ayer cité una frase ‘los argentinos llegamos de los barcos’ que advierto que mueve algunos de los prejuicios que hay en nuestra sociedad. Con quienes se sintieron ofendidos con mis dichos no dude en disculparme. Pero como observo que ha sido interpretada por algunos de modo que contradice mis acciones y nuestras decisiones de gobierno, me permito poner a su consideración estas reflexiones a los fines que usted considere que correspondan”.

La presentación bastó para Donda. “Muchas veces nos podemos equivocar, porque somos resultado de una educación racista”, dijo en diálogo con Radio La Red. Al ser consultada sobre un eventual accionar o respuesta en relación a los dichos, señaló que el Inadi solo puede “llamar a la reflexión” en este tipo de casos.

“Creo que es histórico, destacable y una excelente práctica por parte de los funcionarios que salga a disculparse por algo que ofendió a distintas comunidades. El Inadi representa y protege a esas comunidades y la carta es pública”, manifestó Donda.

La pelea con el gobierno porteño en las escuelas

A lo largo de su gestión, Donda mantuvo fuertes cruces con el gobierno porteño, especialmente en el ámbito educativo. Durante la pandemia el Inadi se metió en la pelea entre la Nación y la ciudad de Buenos Aires por la presencialidad en las aulas, y puso a disposición la línea de Asistencia a Víctimas de Discriminación, Racismo y Xenofobia (168) para que pudieran ser denunciadas las escuelas que presionaran para volver a la presencialidad.

Donda y Larreta
Donda y Larreta

No fue la única pelea. A mediados de 2022 en la batalla legal que se generó luego que el gobierno porteño intentara regular el uso del lenguaje inclusivo en las escuelas. El organismo anunció la presentación de un Amicus Curiaeen el recurso de amparo iniciado por la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (Falgbt).

“Ellos cancelan una definición identitaria, y el lenguaje no se puede cancelar”, destacó Donda a LA NACION, al referirse a la postura de la Ciudad que, según sostuvo, “invisibiliza a una parte de la población”.

“No nos sorprende nada de lo que haga el Inadi en contra de las medidas que toma la Ciudad, porque ya lo hizo en el 2020 habilitando un 0-800 denunciando las escuelas abiertas”, apuntaron fuentes del Ministerio de Educación porteño a LA NACION. Y agregaron: “El Inadi forma parte de un Gobierno que tuvo las escuelas cerradas durante dos años y sigue sin hacerse cargo de las consecuencias que generó”.

El cruce con Ricardo Arjona

La titular del Inadi usó sus redes para cuestionar a Ricardo Arjona, después de que lanzara fuertes críticas al lenguaje inclusivo y a la diversidad de género durante un show que ofreció en Paraguay en agosto. El cantante guatemalteco había aprovechado los instantes entre canciones para hablar con el público y polemizó sobre temas vinculados al movimiento feminista. Una semana antes, se había viralizado una de sus alocuciones durante en un recital en la que defendía “el poder masculino”.

Arjona habló, en Asunción, de los efectos de la pandemia. “Con celular en la mano, con redes sociales y con mucho tiempo libre; echamos todo a perder. Entonces, empezaron a aparecer cosas vulgares. Aparecieron 32 géneros, como si lo importante fuera sumar géneros y no respetar a la gente por lo que quiera ser”. Y siguió: “Apareció gente que desfilaba por las calles y trataba de cambiarle las vocales a las palabras. Yo tendría que saludar esta noche: ‘Buenas noches a todes’. Eso es mucho tiempo libre desperdiciado”.

Donda se sumó a las repercusiones y se volcó a las redes. En Twitter, publicó fragmentos de las letras de las canciones del cantautor. “¿Les suenan estas canciones? Definamos qué es lo vulgar... acá les dejo algunos pasajes de la poesía de Arjona. ¡Ojo! Si les gustan sus temas está bien, no juzgo gustos musicales”, escribió.

Y agregó: “El problema es que entre todos los privilegios de los que goza, se da el lujo de decidir cuántos géneros hay, y por qué deberíamos pelear en la calle. Ricardo Arjona, cuando quieras te explicamos que a nosotras nadie nos dice qué derecho defendemos, ni como nos vemos o sentimos”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La regulación de los discursos de odio

Tras el atentado a Cristina Kirchner el 1° de septiembre, Victoria Donda publicó un artículo de opinión en Infobae en el que lanzó fuertes críticas a la oposición, a quien acusó de promover odio. Allí habló de un mecanismo de regulación de los “discursos de odio”, una iniciativa que distintos sectores oficialistas habían explorado por entonces. Tras la publicación, la oposición le exigió la renuncia.

“Las armas de los odiadores las cargan los Macri, los Bullrich, los Milei”, escribió la funcionaria. Y agregó: “Urge como sociedad tener una herramienta legal que sancione construcciones discursivas”. Así hizo especial hincapié en el periodismo y en la dirigencia opositora.

Las declaraciones provocaron impacto. El interbloque de Juntos por el Cambio de la Cámara de Diputados también observó otro artículo suyo, publicado en la agencia estatal Télam, que quedó en el centro de la polémica por el uso de una ilustración que comparaba un micrófono con un arma de fuego.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Lamentablemente la interventora del Inadi utiliza su cargo al mando de una entidad cuya misión principal es luchar contra la discriminación como una herramienta política partidaria para hacer juicios sesgados y ejercer ella misma una enorme violencia simbólica contra opositores políticos”, le recriminó el espacio opositor.

“Exigimos su inmediata renuncia al cargo y en caso de que esto no ocurriera solicitamos al Presidente de la Nacion que tome las medidas correspondientes para que cese en la función pública”, concluyó el duro comunicado compartido por varios dirigentes a través de las redes.

Ante la magnitud de sus repercusiones, intentó aclarar sus dichos. “Desde hace 15 años hay sistemáticamente un discurso de odio articulado contra un sector de la política que es el kirchnerismo y el peronismo”, dijo en diálogo con Radio Con Vos.

El silencio ante la agresión a María Eugenia Vidal

En noviembre Donda había quedado en el centro de los cuestionamientos después que el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, afirmara que la diputada María Eugenia Vidal “tiene un retraso mental”. Entonces, se le reclamó al Inadi una actitud más firme frente a la agresión pero por varios días eso no ocurrió. De hecho, se le llegó a achacar una “doble vara” para intervenir en los casos.

La funcionaria nacional recogió el guante. “Una cosa es el Inadi y otra cosa soy yo”, dijo. Si bien anticipó que iba a haber un comunicado de rechazo a esas expresiones, admitió que el organismo -que entonces presidía- “debería haber actuado rápido”. No obstante, justificó su inacción porque la referente de Pro no denunció las declaraciones “agraviantes” del mandatario provincial.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Una cosa es el Inadi y otra cosa es Victoria Donda como dirigente política. Yo dirijo el Inadi, pero no soy del Inadi”, dijo en diálogo con Radio con Vos. Luego, argumentó: “A la mañana me levanto y escucho al expresidente hablar de los alemanes como raza superior. Entonces hago una manifestación política. A la tardecita sale Insfrán y dice esta barbaridad que dice. ¿Qué hace Victoria Donda? Convoca a una mesa de trabajo, porque el Inadi trabaja con organizaciones de la sociedad civil que trabajan específicamente con los temas de discapacidad”.

Así, Donda explicó que la mesa de trabajo, para tratar las declaraciones que Infran expresó el martes 15 de noviembre, agendó su reunión nueve días después. “Eso es lo que hace el Inadi con propios y ajenos, con parte de la oposición. Porque el Inadi se pone en la posición de cuál es la mejor forma de llevar adelante una comunicación democrática”, explicó.

“El INADI debería haber actuado rápido y estamos a disposición de María Eugenia Vidal si quiere hacer una denuncia, pero no hubo una denuncia de su parte”, se excusó.

El manual del Mundial

Ante el inicio del Mundial de Fútbol 2022 en Qatar, el Inadi difundió un manual de 21 páginas con recomendaciones en contra del uso de expresiones, cánticos y estereotipos a la hora de narrar y/o comentar partidos. Se trató de un cuadernillo de sugerencias para comunicadores y periodistas de cara al Mundial Qatar 2022, elaborado junto a la Defensoría del Público de Servicio de Comunicación Audiovisual.

El documento recomendaba, entre otros tópicos, evitar la discriminación al momento de nombrar jugadores de otros países, no difundir imágenes violentas como patadas y disturbios, entre otros y evitar reproducir cánticos agraviantes.

Victoria Donda junto a la Copa del Mundo
Victoria Donda junto a la Copa del Mundo

Sin embargo, hubo aspectos llamativos que generaron controversia. La entidades aconsejaron la no utilización de la palabra “negro” o la construcción “piel oscura” o similares. En su lugar, insiste con el uso de la denominación “afro” o “afrodescendiente”. Pidieron extender la recomendación también al referirse a hechos negativos o prácticas ilegales y clandestinas. Por ejemplo, considera erróneo decir frases como “se ve negra la suerte del equipo” o “compró la entrada en el mercado negro”.

También se solicitaba evitar generalizaciones y estigmatizaciones basadas en orígenes étnicos (”los negros son de correr mucho”) o religiones, creencias y cultos que reproducen imágenes “simplistas, espectacularizantes y criminalizantes” (”el Islam es una religión que avala actitudes violentas”).

Además, los organismos llamaron a que no se promuevan “cánticos o comentarios agraviantes de las parcialidades de los equipos”, entre ellos canciones que recuerden al otro equipo de la paternidad respecto de los resultados o en número de partidos ganados.

ARCHIVO - Vista cerca del Centro de Convenciones de Doha en Qatar, el 31 de marzo de 2022. (AP Foto/Darko Bandic)
ARCHIVO - Vista cerca del Centro de Convenciones de Doha en Qatar, el 31 de marzo de 2022. (AP Foto/Darko Bandic)

Además, aboga por “evitar comentarios y la difusión de imágenes sexualizantes y/o cosificantes sobre las mujeres que concurran al estadio”. Se muestra en desacuerdo, por ejemplo, con resaltar la belleza de fanáticas/cos con frases como “¡Qué belleza las hinchas de Croacia!”.

Donda reaccionó indignada a las críticas que recibió el documento. No es una boludez dar sentido a las palabras”, sostuvo la funcionaria en declaraciones a radio Delta. “Entiendo el folclore del fútbol, pero hay que separar el folclore de los violentos. La guía no es para la gente que va a la cancha, es para comunicadores”, explicó.

Y agregó: Quienes dicen que encargarse de esto no está bien, o que no es el momento, son los que tienen el privilegio de no sufrir este tipo de violencias, porque muchas veces están en lugares de exposición. Pero en definitiva después nos llega a todos”.