La novela de Cristiano Ronaldo este verano mantiene en vilo al mundo del fútbol

·4  min de lectura
Jon Super/AP

Sí, es cierto. Cristiano Ronaldo se equivocó cuando le pidió al presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, que le dejara marchar.

Fue un error de cálculo monumental. En el Madrid era Dios y era el equipo ideal para ganar títulos y acrecentar su leyenda en el último tramo de su carrera, incluso si era renovado año a año por menos dinero, al final del día es uno de los deportistas que más ha ganado tanto dentro como fuera de la cancha.

Se mareó con el aplauso de los aficionados de la Juventus tras su gol de chilena en la Champions, pero la Juve, con todo respeto es un equipo mejor, avejentado, sin la luz de años anteriores y pasó por Turín con más penas que glorias, viendo como Leo Messi le adelantaba ganado su sexto Balón de Oro haciendo muy poco.

Luego tuvo un regreso soñado al Manchester United, que no era ni la sombra de aquel equipo donde disparó su carrera. El resultado fue que el equipo no se clasificó para Champions y a CR7 con 37 años se le acaba el tiempo.

Es normal que de los mejores jugadores de la historia quiera aumentar su palmarés en la más importante liga de Europa y aumentar sus récords. Al menos esta temporada eso no será posible; de ahí que el delantero quiera marcharse a otro equipo que juegue la Liga de Campeones, pese a que el United no le quiere soltar.

Lo curioso es que a día de hoy Cristiano no encuentra equipo. El Bayern Munich no le quier, pese a que perdió a Robert Lewandowski, el Chelsea no está muy por la labor y el Atlético de Madrid duda, no solo por su pasado madridista si no porque tendría que vender a Antoine Griezmann.

Cristiano está dispuesto en jugar en el más alto nivel mientras pueda, de ahí que no se plantee la idea de venir a la MLS, donde el Inter Miami de David Beckham sería una buena opción.

Pero más interesante aún es que Florentino le haya cerrado la puerta cuando pudiera ser una buena opción este año, después del desplante de Kylian Mbappe. Cristiano sería un puñal por la banda derecha, la misma por donde comenzó su ascendente carrera y sería mejor que la opción de Rodrygo y Marcos Asencio.

Además de cubrir las posibles ausencias de Karin Benzema, ya sea por lesión o por descanso. Ahora mismo el Madrid no tiene sustituto para su goleador y futuro Balón de Oro, ya que ni Eden Hazard, ni el propio Rodrygo conocen el oficio. Ronaldo anotó 24 goles la pasada temporada con un equipo en ruinas, por lo que todavía le queda en el tanque.

Florentino no debería dar por cerrada una plantilla con ese problema, que no se trata de un lateral y este error puede costarle muy caro en una temporada en la que su archirrival, el Barcelona, se ha reforzado hasta los dientes, incluso Joan Laporta su presidente se ha venido arriba y ahora quiere que Messi vuelva y se retire en el Camp Nou.

El Barça en una gran maniobra consiguió poder fichar 1X1 y ha hecho seis grandes fichajes (Andreas Christensen, Franck Kersie, Rapinha, Ousmane Dembele, Lewandowski y Jules Kounde) y gastarse 153 millones de euros, más otros 24 millones en variables, tras el último fichaje del defensa Kounde (del Sevilla) por 50 millones.

Sin embargo, si por algo se caracteriza Florentino es por su soberbia y con ella ha dirigido muy bien al equipo estos años, poniendo al club por encima de los jugadores; aunque esta vez se equivoca, no puede tomarse esto como algo personal. Antonio Rudiger y Aurélien Tchouaméni no son suficientes.

Y que no venga a decir que frena el desarrollo de los jóvenes. Este es el Real Madrid y, como el Barcelona, no es ni una academia, ni una escuela. Tampoco es un tema de dinero, el Madrid tiene superávit, y mucho menos de liderazgo con Carlo Ancelotti al frente.

Florentino se puede arrepentir toda la vida si Cristiano llega al Atleti y triunfa, sobre todo si el Madrid fracasa por su tozudez, pero está a tiempo, muy a tiempo de fichar a día de hoy a uno de los mejores jugadores del mundo, a uno que si se deja la piel en la cancha y sobre todo que tanto le ha dado a los blancos.

No se puede jugar a las remontadas porque te caes.Y si la primera vez se equivocó Cristiano; esta vez puede ser Florentino.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.