Anuncios

Novartis afirma que el fármaco contra el cáncer de mama Kisqali reduce el riesgo de recurrencia

FOTO DE ARCHIVO. El logo de Novartis en la fábrica de terapia celular y génica de la farmacéutica suiza en Stein, Suiza

Por Ludwig Burger

FRÁNCFORT, 27 mar (Reuters) - El fármaco contra el cáncer de mama Kisqali de Novartis redujo el riesgo de recurrencia en mujeres diagnosticadas en una fase temprana de la enfermedad en un ensayo fundamental, lo que podría impulsar las perspectivas de crecimiento de la farmacéutica.

Las acciones de la farmacéutica suiza se disparaban un 5% en la apertura del mercado el lunes, después de que un grupo de supervisores del ensayo recomendara detenerlo antes de tiempo porque un análisis provisional había mostrado un claro beneficio.

El ensayo de última fase en el que se probó el fármaco en un tipo de cáncer que crece en respuesta a las hormonas mostró que Kisqali reducía significativamente el riesgo de recurrencia de la enfermedad cuando se utilizaba con la terapia endocrina estándar, en comparación con la terapia endocrina sola, añadió la empresa suiza.

Aprobado para tratar el cáncer de mama hormonal que se ha extendido a otras partes del cuerpo, Kisqali también se estaba probando para demostrar un beneficio en una fase más temprana, cuando el tumor aún puede extirparse quirúrgicamente, lo que se considera un mercado mucho mayor.

El fármaco competidor Verzenio, de Eli Lilly, ya está aprobado para el cáncer de mama en fase inicial que crece en respuesta a las hormonas, para mujeres con alto riesgo de recurrencia tras la cirugía.

Novartis pretende escindir su unidad de medicamentos genéricos Sandoz en el segundo semestre del año, lo que hará que la empresa dependa más de su fortuna en el desarrollo de fármacos.

Kisqali es uno de los dos nuevos medicamentos que desempeñan un papel especialmente importante para el futuro crecimiento de las ventas del grupo. El otro es el iptacopan, que se está probando contra un inusual trastorno genético de la sangre y que posiblemente suponga un reto para los medicamentos Soliris y Ultomiris de AstraZeneca.

(Información de Ludwig Burger; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)