Anuncios

Cable eléctrico cae sobre vehículo en Oregon durante tormenta y deja tres muertos y un bebé herido

PORTLAND, Oregon, EE.UU. (AP) — Tres personas murieron y un bebé resultó herido el miércoles después de que un cable eléctrico cayó sobre un vehículo durante una tormenta de hielo en Portland, Oregon, la cual complicó las condiciones de caminos y autopistas en la región noroeste de Estados Unidos.

El cable cayó sobre el auto después de ser derribado por la rama de un enorme árbol, dijo el portavoz del departamento de bomberos de la ciudad, Rick Graves. Se cree que los pasajeros del vehículo fallecieron al salir del auto y recibir una descarga eléctrica, añadió. Los tres fallecidos —dos adultos y un adolescente— fueron encontrados muertos en la calle a la llegada de los bomberos, y el bebé fue trasladado a un hospital, añadió.

En las inmediaciones de Portland se formaron grandes carámbanos de hielo en tejados y autos, y el hielo cubría ramas, plantas y hojas como una gruesa capa de cristal. Grandes partes de la región se encontraban el miércoles bajo alertas por hasta 2,5 centímetros (una pulgada) de hielo, lo que promete sumarse a los daños que causó una tormenta durante el fin de semana, a la cual se le atribuyen al menos siete decesos.

La zona que abarcaba la alerta se redujo horas más tarde a partes del suroeste de Washington y el noroeste de Oregon, que incluye a Portland, una zona metropolitana con más de 2 millones de habitantes, y por la tarde se extendió hacia el extremo occidental del Desfiladero del río Columbia.

Diane Flaherty, residente de un vecindario boscoso en el suroeste de Portland, dijo que su vivienda ha estado sin electricidad desde el sábado. Ese día salió de su casa después de ver cómo un enorme árbol se estremecía en su patio delantero debido a los fuertes vientos. Para mantenerse a salvo, y caliente, decidió quedarse en casa de su cuñado.

“Parecía una zona de guerra”, relató, describiendo el sonido de los árboles que caían sobre los vehículos y casas de sus vecinos. “Quedamos completamente pasmados”.

Escuelas y edificios del gobierno permanecieron cerrados mientras las autoridades advertían de presencia de hielo en los caminos y la posibilidad de nuevos apagones, incluso mientras las cuadrillas pasaban dificultades para restablecer el servicio a miles de personas que han estado sin luz durante días.

La tormenta obligó a cancelar o demorar vuelos, incluso en Vancouver, Canadá, en donde una intensa nevada cubrió la ciudad y entorpeció el tráfico, informó The Canadian Press. La ciudad recibió casi 20 centímetros (8 pulgadas) de nieve.

La tormenta azotó el extremo noroeste de Estados Unidos mientras buena parte del resto del país lidiaba con un crudo invierno que en algunas partes puso en riesgo el suministro eléctrico. Más de 90.000 viviendas y negocios — la mayoría de ellos en Oregon — se quedaron sin luz en todo el país, según PowerOutage.us.

Las gélidas temperaturas se extendieron el miércoles hasta el norte de Florida, en el sur del país, dijo Bob Oravec, del Servicio Meteorológico Nacional.

La temperatura alcanzó los -15 Celsius (5 Fahrenheit) en Chicago y -14,4 Celsius (6 Fahrenheit) en Detroit, mucho más frío que en la capital de Alaska, Juneau, donde el termómetro indicó -7,8 Celsius (18 Fahrenheit). Algunos residentes, sin embargo, le vieron el lado positivo.

“Probablemente es la época más bonita del año en Chicago”, dijo Richard Wineberg mientras admiraba el paisaje cubierto de nieve.

Nueva York y Filadelfia finalmente recibieron algo de nieve, con lo que más o menos concluyó una seguía. Cinco personas murieron atropelladas por un tráiler en la autopista interestatal 81 en el noreste de Pensilvania, luego de bajar de sus vehículos tras un choque por separado sobre el pavimento resbaladizo. Los investigadores aún no determinan la causa exacta.

___

Los periodistas de The Associated Press Jim Salter, en O’Fallon, Missouri; Adrian Sainz, en Memphis, Tennessee; Jonathan Mattise, en Nashville, Tennessee; Julie Walker, en Nueva York; y Carolyn Thompson, en Buffalo, Nueva York, contribuyeron a este despacho.