¿Es normal tener seis dedos en una mano o pie?

·3  min de lectura
¿Es normal tener seis dedos en una mano o pie?
¿Es normal tener seis dedos en una mano o pie?

La polidactilia es una de las condiciones congénitas (de nacimiento) más comunes. Ocurre cuando un bebé nace con un dedo extra, es decir seis dedos, en una mano o pie, o en ambos.

Uno de cada 500 a 1,000 bebés nace con seis dedos, y lo más común es que solo una mano se vea afectada. El o los dedos extra suelen ser más pequeños y muestran un desarrollo insuficiente.

En muchos casos, el dedo extra se presenta como un apéndice de otro y puede caer por si solo hacia la segunda semana de vida. Pero, en otros, la sexta falange se desarrolla por completo y puede ser ciento por ciento funcional.

Por alguna razón que la ciencia aún no ha podido explicar, los bebés de raza negra presentan con más frecuencia un dedo índice extra, mientras que los asiáticos y blancos no hispanos presentan un pulgar extra, también llamado pulgar duplicado.

Es mucho más extraño que el dedo extra aparezca en el medio de la mano.

Estos dedos adicionales pueden tener un desarrollo insuficiente y estar unidos por un pequeño pedículo. Esto casi siempre ocurre en el lado de la mano donde se encuentra ubicado el dedo meñique.

Los dedos malformados generalmente se extirpan. Simplemente atando una cuerda bien apretada alrededor del pedículo puede provocar que se desprenda a su tiempo si no hay huesos en el dedo.

Esta afección se puede detectar durante el cuidado prenatal, a través de un ultrasonido, o visualmente al nacer.

Aunque puede ocurrir naturalmente durante el desarrollo fetal por una traza genética anormal, sin que genere ninguna consecuencia para la salud, hay algunas afecciones que pueden disparar la polidactilia, entre ellas:

  • Distrofia torácica asfixiante o sindrome de Jeune

  • Síndrome de Carpenter

  • Síndrome de Ellis-van Creveld (displasia condroectodérmica)

  • Polidactilia familiar

  • Síndrome de Laurence-Moon-Biedl

  • Síndrome de Rubinstein-Taybi

  • Síndrome de Smith-Lemli-Opitz

  • Trisomía 13

Como esta afección se diagnostica temprano en la vida, el bebé se recupera rápido y logra que su mano o pie funcione sin problemas. A veces se requiere algo de terapia ocupacional. Y rara vez un yeso.

¿Qué son los defectos de nacimiento y las anomalías congénitas?

Alrededor del 3 al 4% de los bebés nacen con algún tipo de defecto de nacimiento.

Un defecto de nacimiento es un problema de salud o una anomalía física. Puede ser muy leve o grave. Algunos defectos congénitos ponen en peligro la vida, en cuyo caso el bebé puede vivir solo unos pocos meses.

Los defectos de nacimiento también se conocen como "anomalías congénitas".

Los defectos de nacimiento más comunes son:

  • Defectos del corazón

  • Labio o paladar hendido

  • Síndrome de Down

  • Espina bífida

¿Qué causa los defectos de nacimiento?

La mayoría de los defectos de nacimiento son causados ​​por factores genéticos o ambientales o una combinación de ambos (defectos de nacimiento multifactoriales). En la mayoría de los casos, sin embargo, la causa es desconocida.

Las causas genéticas o heredadas incluyen:

defectos cromosómicos: causados ​​por muy pocos o demasiados cromosomas, o problemas en la estructura de los cromosomas, como el síndrome de Down y una copia extra del cromosoma 21 y anomalías en los cromosomas sexuales

defectos de un solo gen: una mutación en un gen causa el defecto

herencia dominante: cuando uno de los padres (que puede o no tener la enfermedad) transmite un solo gen defectuoso, como la acondroplasia y el síndrome de Marfan

herencia recesiva: cuando ambos padres, que no tienen la enfermedad, transmiten el gen de la enfermedad al niño, como la fibrosis quística y la gangliosidosis GM2 (enfermedad de Tay-Sachs)

Una causa ambiental puede incluir drogas, alcohol o una enfermedad que tenga la madre que pueda aumentar la posibilidad de que el bebé nazca con un defecto congénito. Un agente que puede causar un defecto de nacimiento se conoce como teratógeno.

Los defectos congénitos multifactoriales son causados ​​por una combinación de genes y exposiciones ambientales. En otras palabras, una persona puede heredar un gen que aumenta la sensibilidad a un desencadenante ambiental. Los ejemplos incluyen labio hendido o paladar hendido, ciertos defectos cardíacos y defectos del tubo neural.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Claves para lograr una fritura saludable