Anuncios

Norcorea afirma que probó misiles de crucero de largo alcance para refinar sus capacidades de ataque

Esta imagen difundida por el gobierno norcoreano muestra lo que, asegura, es el lanzamiento de prueba de un misil crucero Hwasal-2, el martes 30 de enero de 2024, en Corea del Norte. (Agencia Central de Noticias de Corea/Korea News Service vía AP)

SEÚL, Corea del Sur (AP) — Corea del Norte afirmó el miércoles que sus lanzamientos de prueba de misiles de crucero de largo alcance fueron con el fin de mejorar sus capacidades de contraataque y de ataque estratégico, en lo que supuso su más reciente despliegue armamentístico para amenazar a Corea del Sur y Japón.

El reporte en la prensa estatal norcoreana se produce un día después de que el ejército surcoreano detectó que Corea del Norte había lanzado varios misiles de crucero hacia las aguas de su costa occidental, la tercera prueba de este tipo de armamento en lo que va del mes. El lanzamiento alargó una cadena de provocadoras pruebas armamentísticas mientras Pyongyang continúa incrementando la presión sobre Estados Unidos y sus aliados asiáticos ante el prolongado estancamiento en las gestiones diplomáticas.

La Agencia Central de Noticias de Corea (ACNC) señaló que el arma que fue puesta a prueba el martes fue el misil Hwasal-2, y que el lanzamiento no afectó la seguridad de sus vecinos. El informe no incluyó detalles sobre el número exacto de proyectiles o su rendimiento de vuelo.

Corea del Norte se había referido previamente al Hwasal-2 como un misil con capacidad nuclear y alcance de hasta 2.000 kilómetros (1.242 millas), una distancia dentro de la cual se encuentran bases militares de Estados Unidos en Japón.

Corea del Norte ha estado expandiendo durante los últimos años su arsenal de misiles de crucero, los cuales están diseñados para lanzamientos desde tierra o mar. Estas armas complementan al enorme arsenal de misiles balísticos del país, el cual incluye misiles de combustible sólido de corto alcance cuyo objetivo es superar las defensas antiaéreas de Corea del Sur, así como misiles balísticos intercontinentales con la capacidad de alcanzar territorio continental de Estados Unidos.