“No, no, no… Eso es mi hija…”, gritó horrorizado un padre cuando policías creyeron que las cenizas de su hija eran drogas

·3  min de lectura

Dartavius Barnes ha sufrido desgracia tras desgracia. En febrero de 2019, su hija de 2 años, Ta’Naja Barnes, falleció por el hambre y el abandono a la que la sometieron su propia madre y el novio de esta, de nombre Anthony Myers.

Ambos fueron condenados por ello a muchos años de prisión y Barnes se quedó con el terrible dolor de haber perdido de ese modo a su hija.

Dartavius Barnes fue detenido por la policía de Springfield, Illinois. Oficiales creyeron quer una urna que hallaron en su auto conternía drogas, pero en realidad eran las cenizas de la hija de Barnes, quien clamó porque se las devolvieran. (Captura de pantalla / ABC20)
Dartavius Barnes fue detenido por la policía de Springfield, Illinois. Oficiales creyeron quer una urna que hallaron en su auto conternía drogas, pero en realidad eran las cenizas de la hija de Barnes, quien clamó porque se las devolvieran. (Captura de pantalla / ABC20)

Luego, en abril de 2020, Barnes al parecer conducía su auto a excesiva velocidad y desobedeció una señal de alto en la ciudad de Springfield, Illinois, por lo que la policía lo detuvo. Esposado, fue llevado al auto patrulla mientras oficiales inspeccionaban su vehículo. Barnes les dijo a los oficiales que traía consigo un poco de marihuana

Hallaron en el auto 80 gramos de marihuana y un recipiente metálico, que estaba guardado en la consola central del auto, narró The Washington Post.

Los oficiales abrieron el recipiente y le hicieron una prueba de detección de drogas al material que contenía. ¿Heroína, cocaína, metanfetaminas, éxtasis?, se preguntaron los policías.

Finalmente, los oficiales volvieron con Barnes y le dijeron que habían encontrado en su auto un recipiente con metanfetaminas o éxtasis.

Barnes se quedó perplejo, indicó el Post, que cita video de las cámaras personales de los policías divulgado por la televisora local ABC 20. Y cuando los oficiales le mostraron la pequeña caja metálica que supuestamente contenía la droga, Barnes les gritó horrorizado: “No, no, no, hermano… Eso es mi hija… ¿Qué estás haciendo, hermano? ¡Eso es mi hija!”.

El recipiente metálico era una pequeña urna que contenía las cenizas de la pequeña Ta’Naja. Al abrirla, indicó el Post, los oficiales forzaron la urna sellada e incluso dejaron caer parte de las cenizas cuando realizaron pruebas de detección de drogas en ellas. Allí no había drogas, solo los restos de la desventurada pequeña fallecida.

“Dame eso, hermano. Es mi hija. Por favor dame a mi hija, hermano. Ponme a ella en mi mano… Todos ustedes son irrespetuosos, hermano”, gritó Barnes.

Barnes y su padre, que también se encontraba en el lugar, siguieron pidiendo a los oficiales que les devolvieran la urna con las cenizas y al final ninguno de ellos fue arrestado, y a Barnes solo se le dio un citatorio para que compareciera en relación a la posesión de marihuana.

La urna con los restos de la niña Ta’Naja le fue entregada al padre de Barnes, luego de que los oficiales discutieron entre sí la revelación de que esas cenizas no eran droga alguna.

Barnes luego presentó, en octubre de 2020, una demanda judicial en contra del municipio de Springfield y de los seis oficiales de la policía de esa ciudad que lo detuvieron. Él acusa a los policías de haber profanado la urna con las cenizas de su hija y exige que se le pague una compensación. El juicio no comenzará sino hasta agosto de 2022.

Los oficiales han negado la acusación, pero el Post señala que el incidente sería un ejemplo más de las fallas de los kits de pruebas de detección de drogas que policías en Estados Unidos utilizan para identificar rápidamente la presencia de esas sustancias ilícitas. En el pasado, comentó ese periódico, esas pruebas han dado falsos positivos por drogas en objetos que en realidad eran desodorante, chocolates, pastillas de menta o masa de tortillas. Incluso el Post cita el caso, originalmente reportado por el Miami Herald, de una mujer que estuvo en la cárcel durante cinco meses luego de que una de esas pruebas falsamente identificó a sus vitaminas como el narcótico oxycodone.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.