Anuncios

Nitazenos, una droga mucho más potente que el fentanilo se abre paso en EEUU

Hasta mil veces más potentes que la morfina y diez veces más que el fentanilo

Los nitazenos, un opiáceo más potente que la morfina o el fentanilo, aparece con fuerza en las calles de EEUU
Los nitazenos, un opiáceo más potente que la morfina o el fentanilo, aparece con fuerza en las calles de EEUU

Estados Unidos está viviendo una dramática epidemia de opioides, donde el fentanilo se ha alzado ya como la principal causa de muerte por sobredosis. Las cifras son sobrecogedoras y se estima que, en 2023, cada cinco minutos falleció una persona por este motivo. Las grandes ciudades han visto como áreas enteras se han convertido en “barrios zombies” en los que cientos de adictos se amontonan por las esquinas y deambulan sin apenas consciencia… y lejos de mejorar, la situación se está viendo agravada con la llegada de nuevas sustancias que superan, por mucho, los efectos de los opioides más consumidos en la actualidad.

Se llaman nitazenos y son un grupo de compuestos desarrollados en la década de 1950 por la multinacional suiza CIBA como analgésicos opioides. Nunca obtuvieron la aprobación para su comercialización al público y por eso, salvo en unos pocos círculos académicos, apenas son conocidos… hasta ahora. Tras décadas de olvido, reaparecieron en las calles de Estados Unidos en 2019 y desde entonces se han contabilizado más de 200 muertes en todo el mundo por sobredosis de nitazenos.

Los expertos están muy preocupados y no les faltan razones. En un reciente artículo, realizado por investigadores estadounidenses, se realizaba una revisión científica de los nitazenos en la que se afirma que son “de cientos a miles de veces más potentes que la morfina y otros opioides y diez veces más potentes que el fentanilo”.

Algunos de los análogos de nitazenos detectados recientemente en el mercado callejero de drogas | Joseph Pergolizzi, et al. Cureus (2023) DOI:10.7759/cureus.40736.
Algunos de los análogos de nitazenos detectados recientemente en el mercado callejero de drogas | Joseph Pergolizzi, et al. Cureus (2023) DOI:10.7759/cureus.40736.

En una entrevista publicada esta semana en The Conversation, el profesor Christopher P. Holstege de la Universidad de Virgina, añade otro factor que aumenta la peligrosidad de los nitazenos en las calles y es que “los investigadores disponen de poca información sobre cómo reacciona el cuerpo humano a los nitazenos, ya que nunca se han sometido a ensayos clínicos”. Aunque ya están identificadas como drogas ilegales en muchos países, su reciente reaparición hace que la mayoría de profesionales médicos aún no conozca su existencia o el tratamiento más adecuado para combatir una sobredosis.

En las calles los nitacenos no poseen una composición única y este es otro elemento inquietante. La primera vez que se detectó en 2019 apareció como “un polvo blanco similar a la cocaína. Más tarde se encontró en las calles de Washington D.C. como polvos amarillos, marrones y blancos. Desde 2022, la DEA ha incautado otros tipos de nitazenos tanto en polvo como en pastillas azules”. También se han encontrado dosis para consumo ilegal en tabletas, líquidos y “pueden mezclarse con sustancias inertes pero también combinarse con otras drogas, como heroína, fentanilo y benzodiacepinas”, lo que hace que sus efectos sean aún más impredecibles.

Los efectos tóxicos del nitazeno son similares a otros opiáceos, como la morfina y el fentanilo, e incluyen pupilas reducidas y ralentización de los sistemas respiratorio y nervioso central, lo que puede conducir a la muerte.

Por todo esto, los nitazenos representan una grave amenaza, no solo para los profesionales de la salud o las autoridades públicas y policiales, sino para el propio consumidor que se expone a un riesgo altísimo ya que, en buena parte de los casos, no están informados o ni siquiera saben qué sustancias han consumido exactamente, lo que dificulta cualquier tratamiento para revertir las sobredosis. Además, debido a su potencia, los síntomas pueden desarrollarse rápidamente después de que alguien se vea expuesto, causándole la muerte mucho antes de que pueda recibir atención médica.

  • TAMBIÉN EN VIDEO: "Nunca vi nada similar": Dentro del centro de la crisis de la droga tranq en Estados Unidos

Referencias científicas y más información:

Christopher Holstege “Nitazenes are a powerful class of street drugs emerging across the US” The Conversation

Joseph Pergolizzi, et al. «Old Drugs and New Challenges: A Narrative Review of Nitazenes» Cureus (2023) DOI:10.7759/cureus.40736.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

"Nunca vi nada similar": Dentro del centro de la crisis de la droga tranq en Estados Unidos