Anuncios

El Niño se debilita pero mantendrá altas las temperaturas, dice agencia meteorológica de la ONU

FOTO DE ARCHIVO: Gabriel Flores e Isabel Apaza caminan sobre el lecho seco agrietado cerca de la orilla del lago Titicaca en época de sequía en Huarina

GINEBRA, 5 mar (Reuters) - El fenómeno meteorológico de El Niño ha empezado a debilitarse, pero seguirá impulsando temperaturas superiores al promedio en todo el planeta, informó el martes la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

El Niño es un fenómeno meteorológico natural asociado a una alteración de los patrones de los vientos que se traduce en temperaturas más cálidas en la superficie de los océanos del Pacífico oriental y central.

El Niño, que se produce en promedio cada dos a siete años, suele durar entre nueve y doce meses y puede provocar fenómenos meteorológicos extremos como incendios forestales, ciclones tropicales y sequías prolongadas.

La portavoz de la OMM, Claire Nullis, declaró que El Niño había alcanzado su punto álgido en diciembre y que pasaría a la historia como uno de los cinco más fuertes en los registros.

"Se está debilitando gradualmente, pero obviamente seguirá afectando al clima mundial en los próximos meses", declaró a la prensa en Ginebra.

"Esperamos temperaturas por encima de lo normal en los próximos meses, entre marzo y mayo, y en general en la mayoría de las zonas terrestres".

En comentarios separados, la Secretaria General de la OMM, Celeste Saulo, dijo que El Niño había contribuido en parte a los recientes récords de temperatura.

"Todos los meses desde junio de 2023 han establecido un nuevo récord mensual de temperatura, y 2023 ha sido, con diferencia, el año más cálido registrado", declaró Saulo en un comunicado.

"El Niño ha contribuido a estas temperaturas récord, pero los gases de efecto invernadero que atrapan el calor son inequívocamente los principales culpables".

Según la OMM, hay un 60% de probabilidades de que El Niño persista de marzo a mayo y un 80% de probabilidades de que se den condiciones neutras, ni El Niño ni La Niña, de abril a junio.

Existe la posibilidad de que La Niña -un patrón meteorológico caracterizado por temperaturas inusualmente frías en el océano Pacífico- se desarrolle a finales de año, pero las probabilidades siguen siendo inciertas, según la OMM.

(Reporte de Gabrielle Tétrault-Farber; Editado en Español por Ricardo Figueroa)