Anuncios

‘Network’ es un viaje a la entraña de la televisión y la guerra por el poder: Daniel Giménez Cacho


Debido al bajo rating de su noticiario, Howard Beale anuncia al público que dentro de dos semanas dejará de conducirlo. Pero como ese programa es lo único que le quedaba en la vida, se suicidará al aire dándose un tiro el lunes de la semana siguiente. Bajo esta premisa se inicia la trama de uno de los grandes espectáculos visuales y reflexivos que se presentan este año en México: Network.

La puesta en escena lleva a los espectadores a un viaje hacia la entraña de la televisión, la guerra por el poder, el dinero y el rating. Así se invita a la reflexión sobre el papel de una sociedad que ha permitido ser seducida por los medios de comunicación y manipulada por ellos.

Newsweek en Español conversó con Daniel Giménez Cacho, actor principal de la puesta en escena. Con una trayectoria actoral increíble, nos habla sobre su principal reto a la hora de encarnar a Beale, un periodista que vive entre la cordura y la locura.

Hace cuatro años, el productor de teatro, Claudio Carrera, buscó a Daniel Giménez Cacho para hablar de Network. “Vi la película y me encantó. Me pareció muy interesante volver a poner en escena una historia que sucedió hace 50 años.

“Y con ello volverse a preguntar cómo estamos hoy con respecto al control de la información. Al control de los hábitos de consumo. Preguntarnos si somos libres o no. Cómo podemos colocarnos cada uno frente a estos consorcios de la información. Eso me atrajo mucho”, comenta el actor de cine, televisión y teatro.

MUCHAS HISTORIAS PARALELAS

Network nos lleva a un viaje hacia la entraña de cómo funciona la corporación de televisión. Desde la estructura de negocios, pero también de manera personal, hay muchas historias paralelas. Se cuenta la vida de quienes trabajan ahí y de quienes se ponen la camiseta y siguen la ruta de vender, vender, vender a cualquier costo. Y las consecuencias que esto tiene para la vida de cada quien”.

La historia, basada en la película del mismo nombre, transcurre en 1976, un momento en el que se comenzó a observar y cuestionar el poder de control que tenía la televisión para posicionar las opiniones de la sociedad civil y para acondicionar los hábitos de consumo.

<span>“Estoy hasta la madre y no lo voy a tolerar” es una de las frases emblemáticas de Howard Beale al instar a los espectadores a “despertar”. (Foto: Network)</span>
“Estoy hasta la madre y no lo voy a tolerar” es una de las frases emblemáticas de Howard Beale al instar a los espectadores a “despertar”. (Foto: Network)

“El control se volvió planetario. Hay que saber que los dueños de las plataformas —muy pocos— ejercen un control total a nivel mundial. Sin embargo, con el internet parece ser que también se abrieron otros espacios más democráticos.

“Ahí hay algunos nichos para resistir y para ser independientes. Empero, a mí me tiene muy alarmado el control porque, en teoría, somos libres de escoger lo que queramos. Podemos usar o no las redes. Pero, por ejemplo, un trabajo como actor hace que tengas participación en las redes sociales. No es tan fácil decir ‘me abstengo de ello y no voy a entrar en ese juego’. Uno se puede quedar sin trabajo. Este y otros temas relacionados son los que la obra está trayendo a la reflexión”.

UN GRAN RETO ACTORAL

Howard Beale es un personaje con un desvarío. La encarnación de este periodista significó uno de los retos en la obra para Giménez Cacho. Pero también es “una gran oportunidad. Quizás el reto más grande es que dentro de su desvarío logre empatía con el público.

“Se trata de que el público no diga ‘este está loco y es su problema’. Porque es un problema que nos atañe a todos. Todos tenemos algo que ver ahí. Por ello toda la actuación es un reto puntualmente cuando el personaje interpela al público. Se genera un interés”.

El método de Daniel Giménez Cacho es guiarse siempre por el texto de la obra que interpreta. Para él es la guía absoluta. “Network tiene un texto muy bien escrito, agudo, concreto. Muy claro, frenético. Es así como a través de esa historia se demuestra cómo los programas en televisión, avanzan así como la demencia de este hombre. Así se convierte en una víctima de la cadena televisiva, sin saberlo”.

<span>Hace cuatro años el productor de teatro Claudio Carrera buscó a Daniel Giménez Cacho para hablar de Network. (Foto: Network)</span>
Hace cuatro años el productor de teatro Claudio Carrera buscó a Daniel Giménez Cacho para hablar de Network. (Foto: Network)

Es ahí donde también hay un guiño para el público espectador de la obra. “Es decir, observamos cómo todos nos convertimos en mercancía mientras pensamos que estamos empoderándonos o liberando. Considero que todo cuanto dice el personaje son ideas que cuando las digo noto que me salen de las entrañas.

“Es una cosa que estoy gozando porque cuando lo dices estás pensando que se lo dices a 80 millones de personas. La oportunidad es genial porque soñamos con un comentarista de televisión que se atreve a expresarse de tal forma. Es una oportunidad grandiosa”.

“ESTOY HASTA LA MADRE Y NO LO VOY A TOLERAR”

Estoy hasta la madre y no lo voy a tolerar” es una de las frases emblemáticas de Howard Beale al instar a los espectadores a “despertar”.

Sobre esta consigna, Giménez Cacho considera que todos los consumidores de noticias no deben tolerar la manipulación de los medios y tampoco la desinformación. “Debemos de ser muy críticos y darnos cuenta de dónde viene la información. Preguntarnos qué es la verdad. Cada quien se forma su opinión de la realidad, pero debe haber fuentes confiables.

<span>La obra, según describe el actor, es un gran espectáculo muy atractivo visualmente por el juego audiovisual que hay en pantallas. (Foto: Network)</span>
La obra, según describe el actor, es un gran espectáculo muy atractivo visualmente por el juego audiovisual que hay en pantallas. (Foto: Network)

“Ahora las redes bombardean constantemente. Hay consorcios muy grandes que están intentando dar su narrativa de la verdad. Es ahí que como consumidores de noticias debemos estar atentos para construir una opinión más informada. No dejarnos guiar por líderes ni tendencias. Mucho menos dejarnos llevar por modas. No debemos dejar de buscar y nutrirnos de información”.

La obra, describe el actor, es un gran espectáculo muy atractivo visualmente por el juego audiovisual que hay en pantallas. Sin embargo, “quizá lo que más importa es volver a llamar la atención sobre cada uno de nosotros. Sobre cómo nos colocamos en esta realidad que nos intenta todo el tiempo decir qué tenemos que pensar. Qué tenemos que consumir. Cómo tenemos que vestir. Qué es lo que está bien o mal”.

“EN QUÉ ME QUIERO CONVERTIR”

Giménez Cacho enfatiza sobre la importancia de volverse a preguntar “quién soy, qué es lo que me interesa, en qué me quiero convertir. Ello para que nuestra libertad la podamos realmente ejercer y no seamos víctimas de ese poder tan grande que tienen los medios. Considero que esa es una reflexión muy importante”.

El gran éxito del National Theatre de Londres y Broadway llega al Teatro de los Insurgentes en la Ciudad de México. Daniel Giménez Cacho, Arturo Ríos y Zuria Vega son los estelares. Enriquecen este reparto Diego Jáuregui, Luis Miguel Lombana, Alberto Lomnitz, Francisco Rubio, Mahalat Sánchez y Julián Segura.

<span>Zuria Vega, Daniel Giménez Cacho y Arturo Ríos son los actores estelares. (Foto: Network)</span>
Zuria Vega, Daniel Giménez Cacho y Arturo Ríos son los actores estelares. (Foto: Network)

El elenco se complementa con jóvenes talentos como Paola Arrioja, Jerónimo Best, Jacobo Betech, Roberto Cavazos y Dan Cervantes. Además de Samantha Coronel, Michel De León, Jatzke Fainsod, Eli Nassau y Viridiana Olvera.

Network se presenta los viernes a las 20:00 horas. Sábados, a las 17:00 y 20:00 horas. Y domingos, a las 17:30 horas. Los boletos pueden adquirirse a través de Ticketmaster y directamente en la taquilla del Teatro de los Insurgentes. N

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

Rafael Cauduro: ‘La pintura no es un arte muerto’

De qué hablamos cuando hablamos de libros y lectores

La autoridad no puede mentir a quienes informan: Pablo Reinah, periodista del caso Florence Cassez