Netanyahu renuncia a formar un nuevo gobierno y le abre la posibilidad a Gantz

LA NACION

TEL AVIV.- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, informó hoy al presidente del país, Reuven Rivlin, que devuelve el encargo de formar gobierno, que pasará ahora a su principal rival político, Benny Gantz, quien tendrá 28 días para lograr un acuerdo que garantice su investidura.

En un video que compartió en sus redes sociales, Netanyahu anunció "al jefe de Estado que renunciaba a formar gobierno" y este manifestó su "intención de transferir el mandato (...) lo antes posible (...) al diputado Benny Gantz".

Si Gantz tampoco logra formar un ejecutivo en el plazo otorgado, cualquier otro diputado de la Knesset o Parlamento israelí podrá optar a un periodo de 21 días para formar gobierno, según la normativa israelí, que prevé que si no se logra por estas vías se puedan repetir las elecciones nuevamente.

En las recientes elecciones del 17 de septiembre, el partido Azul y Blanco de Gantz fue el más votado con un 25,93% y 33 de los 120 escaños de la Knesset, por delante del Likud de Netanyahu, con un 25,09% y 31 escaños. La tercera fuerza es la Lista Conjunta (Balad, Hadash, Taal y Lista Árabe Unida), que obtuvo un 10,62% y 13 escaños.

Por detrás, están los ultraconservadores Shas (7,44 % y 9 escaños), Yisrael Beiteinu (6,99% y 8 escaños), Judaísmo Unido de la Torá (6,06% y 8 escaños) y Yamina (5,88% y 7 escaños). Completan la Knesset o Parlamento israelí dos partidos de izquierda: Laborismo-Gesher (4,8% y 6 escaños) y Unión Democrática (4,34% y 5 escaños).

La principal formación árabe-israelí, Lista Conjunta, ha anunciado ya su intención de respaldar a Gantz, con lo que lograría así más apoyos parlamentarios que Netanyahu.

El objetivo es "crear la mayoría necesaria para evitar un nuevo mandato del señor Netanyahu", pero aclara que no supone un apoyo a Gantz o a sus políticas, sino una oposición a Netanyahu porque "ha declarado ciudadanos de segunda clase a los ciudadanos árabes-palestinos de Israel, una quinta parte de la población".

La coalición del Partido Laborista y el Partido Gesher también ha recomendado a Gantz para ser primer ministro para evitar un nuevo mandato de Netanyahu.

Agencias AFP y DPA