Anuncios

Nebraska declara el 19 de mayo como Día de Malcolm X

En esta fotografía de archivo de 1963, Malcolm X asiste a un mitin en el barrio de Harlem de Nueva York. (Foto AP/Robert Haggins, archivo)

LINCOLN, Nebraska, EE.UU. (AP) — La Legislatura de Nebraska aprobó el jueves un proyecto de ley para reconocer al ícono de los derechos civiles Malcolm X cada 19 de mayo, el día en que nació, después de años de ser rechazado por ser demasiado controvertido para ser honrado.

La legislación no llega a declarar el día como feriado estatal, como se introdujo en un proyecto de ley del senador de Omaha, Terrell McKinney, uno de los dos miembros negros de la Legislatura de Nebraska. El proyecto de McKinney no pasó principalmente debido a las objeciones al costo proyectado de más de 500.000 dólares al año para declarar un feriado estatal. Ese costo proviene del pago del feriado a los trabajadores estatales.

La iniciativa reconoce el 19 de mayo como El-Hajj Malik El-Shabazz, el Día de Malcolm X, para permitir que las escuelas de Nebraska realicen ejercicios para reconocer al ícono de los derechos civiles.

En mayo se observará la incorporación de Malcolm X al Salón de la Fama de Nebraska. Durante esa ceremonia, se dará a conocer un busto de bronce creado por el artista Nathan Murray y se exhibirá junto a otros homenajeados en los pasillos del Capitolio estatal.

“Malcolm X es una de las personas más incomprendidas en la historia de Estados Unidos”, dijo McKinney el año pasado al presentar su proyecto. “Y tal vez el estigma que lo rodea se extinguiría si se reconocieran sus logros y contribuciones”.

Malcolm X fue seleccionado el año pasado como el miembro más reciente del Salón de la Fama de Nebraska, el primer homenajeado negro del estado. Su selección se produjo 15 años después de haber sido rechazada por ser demasiado controvertida.

Hijo de un predicador bautista, Malcolm X, nacido Malcom Little en Omaha en 1925, era todavía un bebé cuando él y su familia se fueron a Milwaukee debido a las amenazas del Ku Klux Klan.

A los 20 años, fue declarado culpable de un robo en Boston y sentenciado a casi siete años de prisión, donde se convirtió al islam y luego cambió su nombre. Emergió como un fervoroso ministro musulmán con el mensaje de que los negros deberían deshacerse de la opresión blanca “por cualquier medio necesario”, y después renunció al separatismo racial.

Fue asesinado en el Audubon Ballroom de Manhattan por hombres armados que abrieron fuego durante una conferencia.