Anuncios

Neal Maupay, el francés que juega en la Premier League, se nacionalizó argentino y sueña con la selección... y conocer la Bombonera

Neal Maupay grita un gol con la camiseta del Brighton & Hove Albion
Shaun Botterill

“Mamá, escuchame: soy francés porque nací acá, pero también mi sangre es argentina gracias a vos, por eso quiero tener mi ciudadanía”. Hace siete años, cuando tenía 18, Neal Maupay (25), eligió esas palabras para encarar la charla con Liliana. “Recuerdo que estábamos en nuestra casa de Valbonne, en Francia, y empezamos a conversar esta posibilidad de que, tanto Neal como Clelia, mi hija mayor, pudieran nacionalizarse argentinos. Para mí era un orgullo poder dárselas, por eso comenzamos con los trámites y al tiempo ya tenían sus pasaportes en sus manos”, relata a LA NACION la mamá. ¿Y quién es su hijo varón?

Neal Maupay es de esas personas que siempre tuvo en claro lo que quiso ser: jugador de fútbol. Y lo sabe desde chiquito, cuando con apenas 10 meses de vida y ya dando sus primeros pasos, la pelota se transformó en su juguete preferido. “Mi hijo empezó a jugar al fútbol al mismo tiempo que comenzó a caminar. En nuestra familia, todos los hombres son muy deportistas: Nicola, el papá de Neal, jugó al futbol desde pequeño. Mi padre también lo hizo. El deporte fue algo que siempre les inculcamos a nuestros hijos, ya que permite y enseña el respeto, la vida en sociedad y el sacrificio del atleta”, describe Liliana Maupay.

Neal dando sus primeros pasos, siempre detrás de una pelota
Neal dando sus primeros pasos, siempre detrás de una pelota


Neal dando sus primeros pasos, siempre detrás de una pelota

Para que Maupay llegara a la Premier League hubo un camino recorrido. “Era un niño repleto de energía, entonces mis padres me llevaron para que jugara al fútbol en un club chico en la zona donde yo vivía”, recuerda Neal desde Brighton, donde defiende los colores del principal club de esa ciudad inglesa. Sus inicios futbolísticos fueron en Valbonne, un pueblito del sur de Francia ubicado a unos 20 kilómetros de Niza. Allí estuvo desde los 9 hasta los 11 años. “Los dirigentes del club nos dijeron que Neal tenía muchas capacidades como futbolista, y al tener una alianza con el Niza, le propusieron ser parte del centro de formación, donde además de entrenarse acudía al colegio”, comenta Liliana.

Actualmente, Niza es el tercer mejor equipo de la Ligue 1, por detrás del PSG de Mauricio Pochettino y del Marsella de Jorge Sampaoli. En este club que forma parte de la Costa Azul francesa, Neal hizo su debut el 15 de septiembre del 2012, con 16 años y 32 días, lo que lo convirtió en el tercer jugador más joven en participar en un partido de la Ligue 1. Pasó por el Saint-Étienne, (2015-2017) donde jugó 22 partidos y convirtió tres goles, fue cedido al Brest (2016-2017) llevando a cabo 30 partidos y ejecutando 11 goles, en la Championship con el Brentford (2017-2019) disputó 90 partidos y marcó 38 goles, hasta que dio el salto a la Premier League cuando el Brigthon & Hove Albion puso los ojos en él.

Lo que se hereda, no se roba

“Mamá siempre me habló mucho de la Argentina, ella ama su país”, comenta Neal en un inglés perfecto, pero sin perder su tonada francesa. “Desde pequeños nos hablaba en español a mi hermana y a mí. Ella mantiene las costumbres como el mate y el dulce de leche. ¡Aún recuerdo el día que me lo hizo probar! Me encanta”, le cuenta Neal a LA NACION. “Un día fuimos a comer a un restó en Niza, donde la carne era argentina y me gustó mucho. Ahora que vivo en Brighton voy a otro que se llama “Latinoamericano”, donde cocinan este tipo de carne. No soy de salir mucho, pero cada vez que lo hago, mi cita es allí”.

Neal, su papá Nicola, su madre Liliana y la petit "Nela", hija del futbolista
Neal, su papá Nicola, su madre Liliana y la petit "Nela", hija del futbolista


Neal, su papá Nicola, su madre Liliana y la petit "Nela", hija del futbolista

Su madre Liliana (63) nació y creció en el conurbano bonaerense: es de Bernal. Hija única de inmigrantes que se fueron de España durante el franquismo, en 1985 ella hizo el camino inverso: decidió viajar rumbo a Francia, en búsqueda de nuevos desafíos. Se anotó en la universidad, en 6 meses aprendió el idioma y hoy se dedica a trabajar en el sector social y médico. Ya lleva más de la mitad de su vida viviendo en ese país. De los 37 años que lleva allí, solamente en una oportunidad pudo regresar a la Argentina: “En ese viaje que hice, recuerdo que aproveché a comprarle a mi hijo un conjunto de Boca, que todavía lo tengo guardado”, recuerda. Fue así como Neal comenzó a simpatizar por el Xeneize, y cada vez que puede trata de seguir la campaña: “Siempre que el horario me lo permite, trato de ver los partidos desde Inglaterra. Sueño con conocer la Bombonera, es uno de los estadios más lindos del mundo, así que espero poder visitarlo pronto”, apunta.

Su deseo de jugar en la selección argentina

“Tal vez nadie entienda cómo alguien que jamás visitó el país pueda querer vestir y defender la camiseta de la selección argentina, pero realmente me siento argentino y siento un amor muy grande por el país” , abre el corazón.

En septiembre de 2020, Lionel Scaloni, en una charla con la radio de su ciudad, Cadena 3, habló de las posibilidades de convocar a jugadores extranjeros con nacionalidad argentina, y uno de los nombres en danza en esa conversación era el de Neal Maupay. El DT de la selección dijo al respecto: “Son jugadores seleccionables, claro que sí, pero hay que mirar muchísimo el entorno, si realmente quieren venir, si realmente nos sirve. Mientras no esté plenamente convencido, no vale la pena arruinarles la posibilidad de que puedan jugar para la selección de su otro país”. Neal sabe que está en el radar de Scaloni y todo depende de él.

A Maupay lo une una fuerte amistad con Alexis Mac Allister, compañeros en el Brighton. “Con Alexis concentramos juntos y tenemos una gran amistad. En su última convocatoria a la selección le dije que le hablara al técnico de mí, que le dijera que hay un francés nacionalizado argentino que quiere jugar allí”, juega. “Trato de practicar mi español con él, hay palabras que aún me cuestan, pero siempre trato de hacerme entender”.

 Maupay y Mac Allister celebrando el gol del Brighton frente al Everton en Goodison Park
Simon Stacpoole/Offside


Maupay y Mac Allister celebrando el gol del Brighton frente al Everton en Goodison Park (Simon Stacpoole/Offside/)

Lo de Neal va más allá del fútbol. Por sus venas también corre sangre argenta, donde la ambición, el coraje, y el amor por estos colores son los motivos que explican su tan ansiado deseo. “Lo que más me gusta de los jugadores argentinos es que son muy ambiciosos, tienen hambre de gloria, mucha energía y siempre están decididos a pelear y ganar. Sus mentalidades son muy fuertes . Mi mamá no juega al fútbol, pero también es así', comparte entre risas.

Ese amor tuvo un episodio que lo puso en juego, al menos desde la mirada del fútbol: el partido entre Francia y Argentina en el Mundial de Rusia 2018, que significó la eliminación de Messi y compañía, un camino que por la otra vía terminó en el título de los galos. “Recuerdo que ese partido fue muy duro para mí. Tenía una camiseta argentina que me había comprado durante el Mundial y una de Francia, ambas arriba de la mesa. Quería que ninguna de las dos selecciones perdiera, pero sabía que al final del encuentro, de alguna manera, iba a estar contento igual”, refleja Neal. “Estoy siempre pendiente de cuándo juega Argentina. A veces, con las horas de diferencia entre Sudamérica y Europa se me complica un poco, pero si me pierdo alguno, al otro días miro el resumen”, suma argumentos.

Respecto a su admiración por Messi y Agüero, Maupay dice: “Claramente, Messi es el mejor jugador de todos los tiempos, me fascina como juega, es increíble. Pero el otro jugador que admiro mucho es Sergio Agüero. El primer día que lo vi jugar dije: ‘Este jugador es fantástico’ y luego comencé a encontrar en él algo similar a mí. No somos delanteros altos ni grandotes, pero sí inteligentes. Cuando me tocó jugar contra el Manchester City le pedí cambiar la camiseta y la tengo guardada como una de mis preferidas”, revive.

Maupay, en acción

Maupay demuestra en todo momento estar feliz en Brighton. Resalta que es un club muy importante, con grandes aspiraciones y buenos jugadores. Actualmente se encuentra noveno en la tabla de posiciones y esa ubicación, para un club como éste, es maravilloso. La Premier es una liga muy completa, que se destaca mucho por la intensidad en su juego, por la velocidad de sus jugadores y la fortaleza de sus defensores. “Soy una persona que disfruta mucho de su trabajo. Siempre quise jugar en las grandes ligas del mundo y la Premier League para mí es la mejor. Estoy muy agradecido de esta jugando aquí”, afirma

-¿Qué pensás hacer si te llama Scaloni para citarte a la selección argentina y también Didier Deschamps para hacerlo en la de Francia?

-Me he hecho esa pregunta antes. No puedo predecir qué es lo que va a ocurrir, pero jugar en una selección sería increíble. Es difícil de imaginar que dos técnicos te llamen al mismo tiempo, (ríe). Si esto llega a suceder, claro que tendría que decidirlo.

Neal Maupay remata ante la marca de Diego Llorente, durante un partido entre Brighton y Leeds United
GLYN KIRK


Neal Maupay remata ante la marca de Diego Llorente, durante un partido entre Brighton y Leeds United (GLYN KIRK/)