Una Navidad separados y una foto engañosa: así cierra el año la familia real de Dinamarca, tras un año marcado por el escándalo

La reina Margarita, en abril pasado, con el príncipe Joaquín y su familia
La reina Margarita, en abril pasado, con el príncipe Joaquín y su familia - Créditos: @Patrick van Katwijk

Hacia el final de un año marcado por las internas, la Casa Real de Dinamarca intenta mostrar la imagen de una familia unida en un retrato oficial, aunque habría sido tomado antes del escándalo. Mientras tanto, la reina Margarita y sus hijos pasaron Navidad en tres lugares distintos, otra señal de sus tensiones.

La reina Margarita aparece en una foto compartida en las redes sociales de la Casa Real este miércoles junto a sus hijos Federico y Joaquín y las esposas de ellos, Mary y Marie, respectivamente, para marcar el final del año del Jubileo de Oro, es decir, cuando cumplió 50 años en el trono.

A fines de septiembre, la familia real danesa se vio envuelta en un escándalo cuando se dio a conocer que la Reina decidió retirarle el título de príncipes a cuatro de sus ocho nietos a partir del próximo 1° de enero. Precisamente, los afectados son los hijos de Joaquín, su hijo menor, quien reaccionó públicamente.

Según la revista Hello, la foto difundida este miércoles en realidad fue tomada a principios de septiembre, antes del escándalo, durante una cena de gala por el 50 aniversario del ascenso al trono de Margarita en el palacio de Amalienborg. En la imagen, la monarca, de 82 años, está sentada junto al príncipe heredero, Federico, mientras que detrás están Mary, Joaquín y Marie. La segunda foto de la publicación muestra solo a la reina junto a su hijo mayor y su mujer.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Es una vieja tradición que en los aniversarios en el Palacio Real se publiquen nuevos retratos, y en el final del año del Jubileo, hoy se publican dos nuevos retratos de gala de la Reina y la familia real”, dice el texto de Instagram. “Los retratos de gala fueron tomados por el fotógrafo Per Morten Abrahamsen en el Salón de los Caballeros en el Palacio de Christian IX en Amalienborg. Es desde este salón, entre otras cosas, desde donde tradicionalmente la Reina y la familia real salen al balcón en los cumpleaños para recibir las felicitaciones del pueblo desde la plaza del castillo”, continúa.

Fue alrededor de tres semanas de ese evento cuando la Casa Real anunció la decisión de la Reina de retirarles los títulos reales a los cuatro hijos de Joaquín desde el 1° de enero: los príncipes Nicolás, Felix, Henrik y Athena, de entre 10 y 23 años.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Su Majestad ha decidido que, a partir del 1° de enero de 2023, los descendientes de Su Alteza Real el Príncipe Joaquín sólo podrán utilizar sus títulos de condes y condesa de Monpezat, y los títulos de príncipe y princesa que han ostentado hasta ahora se suspenderán. Los descendientes del príncipe Joaquín deberán ser tratados como excelencias en el futuro. La decisión de la Reina está en línea con ajustes similares que otras casas reales han hecho de varias maneras en los últimos años”, decía el comunicado oficial del 28 de septiembre.

“Con su decisión, Su Majestad la Reina desea crear el marco para que los cuatro nietos puedan dar forma a sus propias vidas en una medida mucho mayor sin estar limitados por las consideraciones y deberes especiales que implica una afiliación formal con implica la Casa Real de Dinamarca como institución”, continuaba el texto.

Mientras tanto, en la actualidad, las divisiones siguen vigentes. De hecho, la familia pasó la Navidad separada. Mientras Margarita mantuvo la tradición de pasarla en el Castillo de Marselisborg, en la ciudad de Aarhus, a 200 kilómetros de Copenhague, sus hijos viajaron a distintos destinos del exterior para esta fecha.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Las internas

“Estamos todos muy tristes. Nunca es agradable ver a tus hijos siendo maltratados así”, reaccionó días después de la decisión oficial el príncipe Joaquín al medio local Ekstra Bladet. “Se encuentran en una situación que no entienden”.

El príncipe se quejó de que la Casa Real no les avisó con tiempo sobre la decisión. “Me avisaron con cinco días de antelación. Escuché que dijeron que fue en mayo, pero no es correcto. Ese mes se me presentó un plan, que básicamente decía que cuando mis hijos cumplieran 25 años, sucedería. Athena cumple 11 años en enero”.

Nicolás y Felix son fruto del primer matrimonio del príncipe Joaquín con Alejandra de Frederiksborg; Henrik y Athena nacieron de su relación con su actual esposa, la princesa Marie.

Alejandra de Frederiksborg también se manifestó sobre el tema: “Todos estamos confundidos por la decisión. Estamos tristes y en estado de shock. Los niños se sienten marginados. No pueden entender por qué les están quitando su identidad”, dijo al medio danés Billet Bladet.

Princess Mary; Prince Frederik ; Queen Margrethe; reina Margarita; Dinamarca; Parlamento; mundo
El príncipe heredero Federico y la reina Margarita llegan para la apertura anual de la sesión parlamentaria en el Parlamento danés (Folketinget) en el castillo de Christiansborg en Copenhague, el 4 de octubre de 2022 - Créditos: @MADS CLAUS RASMUSSEN

Mientras tanto, el mayor de los nietos afectados, Nicolás, de 23 años, también se quejó en varias entrevistas: “Toda mi familia y yo, por supuesto, estamos muy tristes”.

“Estamos, como también han dicho mis padres, en estado de shock por esta decisión y por lo rápido que se tomó. No entiendo por qué sucedió de esta manera”, dijo el joven, que en 2021 se mudó a París para continuar sus estudios y crecer en su carrera como modelo.

Frente a tal repercusión, la reina Margarita publicó a comienzos de octubre una carta en las redes sociales en la que se mostró “afectada” y pidió perdón por no haber dimensionado de antemano el impacto de la medida. “Ahora espero que nosotros, como familia, podamos encontrar la paz y nuestro camino para superar esta situación”, escribió.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Llevar un título real conlleva una serie de obligaciones y deberes, que en el futuro serán responsabilidad de menos miembros de la familia real. Esta adaptación, que veo como una salvaguardia necesaria para el futuro de la monarquía, la quiero hacer en mi tiempo”, dijo, para justificar su decisión.

He tomado mi decisión como Reina, madre y abuela, pero como madre y abuela he subestimado lo afectado que se siente mi hijo menor y su familia. Causó un gran impacto, y lo siento por eso”, dice, en el sentido mensaje. “Que nadie dude que mis hijos, nueras y nietos son mi gran alegría y orgullo. Ahora espero que nosotros, como familia, podamos encontrar la paz y nuestro camino para superar esta situación”, terminó.

En noviembre, Joaquín y Marie, que residen en París, volvieron a Dinamarca para inaugurar un mercado navideño y entonces les preguntaron cómo se sentía ese regreso. “Hay mucho por trabajar. Lo que faltaba era comunicación. Nos hemos encontrado y vamos por buen camino”, dijeron.