Anuncios

Napoli se convierte en campeón de Italia 33 años después de levantar el Scudetto con Maradona

Una hincha de Napoli celebra un gol
Napoli sacó la ventaja suficiente para consagrarse campeón este jueves.

Tres décadas después de que llegara a la gloria liderado por Diego Armando Maradona, SSC Napoli volvió a proclamarse campeón de la Serie A de Italia este jueves.

El equipo napolitano empató 1-1 con Udinese, el resultado necesario para asegurar matemáticamente el tercer Scudetto y dejar sin posibilidades a Lazio.

Pero desde temprana hora, el júbilo en las calles de la ciudad del sur de Italia anticipaba la fiesta.

Había banderas, camisetas y pancartas que decían "100% campione" por doquier. Algunos temían que la ciudad no pudiera hacer frente a una fiesta que lleva 33 años en gestación.

Los planes para una fiesta el 4 de junio, el último día de la temporada, se han adelantado por este resultado.

En los Quartieri Spagnoli, en todo el centro histórico de Nápoles, hasta el Stadio Diego Armando Maradona en Fuorigrotta y más allá, las calles ya estaban adornadas desde este jueves.

Los edificios y escalones fueron pintados de azul o de la bandera tricolor de Italia.

En una plaza había figuras a tamaño real de los jugadores, entre ellos el mexicano Hirving Lozano.

Spanish Quarter
El Napoli tuvo una temporada brillante, sacando una amplia ventaja para hacerse con el título.
Mural de Maradona en Nápoles
Este mural en Quartieri Spagnoli se convirtió en un santuario para Diego Maradona luego de su muerte en 2020.

Casi todas las habitaciones de hotel para los próximos meses se han agotado. Los expatriados que quieren celebrar, los fanáticos del fútbol intrigados por la historia de Napoli y los visitantes atrapados inesperadamente en este momento histórico están llegando a la ciudad.

El éxito deportivo coincide con un boom turístico. "Nápoles está experimentando un momento de autorreconocimiento y redescubrimiento de su grandeza", dice el escritor Angelo Forgione.

Cuando Maradona lideró a Napoli a un primer Scudetto en 1987, los fanáticos colocaron una pancarta afuera del cementerio más grande de la ciudad que proclamaba: "No sabes de lo que te perdiste".

Ahora, una generación demasiado joven para recordar tal gloria la está viviendo ella misma.

Quartieri Spagnoli en Nápoles
Las calles de Nápoles se cubrieron de camisetas, banderines y carteles.
Banderas del Napoli en las calles de Napoles
Los hinchas esperaban coronarse desde hacía varias fechas dada la ventaja sobre el segundo lugar.

"Tenía 6 meses en 1990, pero crecí viendo en VHS a Diego Maradona", dice Vincenzo Credendino, de CalcioNapoli24 TV. "Ahora este Scudetto es como volver a conectar con esa época".

En Bar Nilo, un mechón de cabello de Maradona gira como parte de un altar al argentino. En un museo subterráneo se exhiben las pertenencias adquiridas por el hijo de una sirvienta cuando Maradona abandonó la ciudad.

"Maradona es como Dios aquí", dice María Roberta De Iesu, de 23 años. "Le dio esperanza a la gente. Los napolitanos se ven en Maradona".

Maradona con un trofeo
Maradona es considerado el ídolo de los napolitanos desde que llegó a jugar a la ciudad en la década de 1980.

Maradona trajo "justicia al pueblo" tras las luchas contra el norte que se remontan a más de un siglo de la unificación de Italia, dice el experto en cultura Francesco Carignani.

"Tuvo muchos problemas en su vida, pero en Nápoles solo lo recordamos por la alegría", agrega el aficionado Paolo Cimmino. "Lo conectamos como un hombre con un conquistador: el sur ganó contra el norte".

Ningún club al sur de Roma había ganado la Serie A desde el Napoli de Maradona, Careca, Ciro Ferrara y un joven Gianfranco Zola en 1990, y los napolitanos aún soportan las burlas hostiles de sus rivales del norte sobre el crimen, la pobreza, los brotes de cólera y los llamados al Monte Vesubio para que estalle sobre la ciudad.

Un hincha del Napoli
Los napolitanos también ven el fútbol con un sentimiento de revancha ante el dominio económico del norte.
Hinchas del Napoli
Todo en Nápoles era fiesta ya antes del partido de este jueves.

Napoli tuvo que caer antes de que pudieran levantarse de nuevo. El declive financiero, el descenso y la bancarrota siguieron a los años de gloria, pero los fanáticos permanecieron.

"Para nuestra ciudad el fútbol es muy importante", explica la periodista Elena Lopresti. "No es solo fútbol, es un instrumento social, una herramienta para desarrollarnos como sociedad".

En las próximas semanas, los aficionados y la directiva celebrarán el primer título de Napoli en más de tres décadas. La afición ha estado pidiendo este momento al patrón de la ciudad, San Genaro.

Los napolitanos han estado ahorrando para prepararse para "la madre de todas las celebraciones".

"Simplemente sentimos este poder, esta emoción", dice De Iesu. "Será una gran fiesta en toda la ciudad, todas las plazas estarán llenas de gente".

"Ahora lo estamos disfrutando", añade Carignani. "Valió la pena la espera".


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.