Nacen esturiones en libertad en el río Yangtsé por primera vez en 23 años

·2  min de lectura

Pekín, 28 mar (EFE).- El esturión del río Yangtsé, una especie extinta en libertad y que se ha preservado por cría artificial, ha vuelto a poner huevos de forma autónoma por primera vez en 23 años, lo que los expertos consideran un paso importante para que vuelva a integrarse en la naturaleza.

Esta especie protegida en China pasó el año pasado de estar en "peligro crítico" a "extinta en libertad" en la clasificación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, lo que implicaba que solo se reproducía de forma artificial, recoge hoy el diario Global Times.

La reproducción de los esturiones en estado salvaje se logró en la provincia de Sichuan (centro), donde un equipo de investigadores liberó en el río veinte ejemplares adultos en un "nido" artificial de 45 metros cúbicos y grabó por primera vez el proceso de ovulación y fertilización, que dio fruto cuando una semana después nacieron crías de los huevos.

El investigador Du Hao, del Instituto de Investigación Piscícola del río Yangtsé, explicó que el experimento se basó en los conocimientos acumulados durante los años anteriores a partir de programas de cría en cautividad que simulaban las condiciones de reproducción en libertad.

China prohibió en 2020 la pesca en el Yangtsé, el río más largo del país y tercero del mundo, para "proteger la biodiversidad", afectada durante muchos años por la sobrepesca, la contaminación y las presas.

Los datos oficiales difundidos cuando entró en vigor el veto señalaban que el Yangtsé producía solo el 0,32 % de los productos de agua dulce de China, ya que en los últimos años la pesca anual se situaba en menos de 100.000 toneladas, cuando en los cincuenta eran más de 420.000 toneladas.

El esturión es, junto con el delfín del Yangtsé -extinto en 2006- una de las especies más afectadas por las actividades humanas. EFE

lcl/aa/cc

(c) Agencia EFE