Anuncios
Elecciones México 2024:

Cobertura Especial | LO ÚLTIMO

La "número dos" de la ONU viaja a Kabul para abordar los derechos de la mujer

Naciones Unidas, 17 ene (EFE).- La vicesecretaria general de la ONU, Amina Mohammed, llegó este martes a Kabul acompañada de otros altos cargos de la organización para abordar la situación de la mujer en Afganistán, según anunció Naciones Unidas.

Mohammed encabeza una delegación en la que también viaja entre otros la directora ejecutiva de ONU Mujeres, Sima Bahous, y que en los últimos días ha llevado a cabo una gira por varios países para tratar de promover los derechos de las mujeres y niñas, limitados de manera radical por los talibanes desde que volvieron a hacerse con el control del país en 2021.

"La delegación de alto nivel llegó hoy a Kabul para continuar su tarea", explicó el portavoz Farhan Haq, que no quiso dar ningún detalle sobre las reuniones previstas por motivos de seguridad.

De hecho, se desconoce si la vicesecretaria general se reunirá a nivel oficial con representantes del Gobierno afgano, un Gobierno que reclama su plaza en la ONU pero hasta ahora no ha sido reconocido por la organización.

Antes de llegar a la capital afgana, la comitiva de la ONU visitó varias capitales de la región y del golfo Pérsico para entrevistarse con diplomáticos de varios países y con representantes de entidades como la Organización para la Cooperación Islámica y el Banco Islámico de Desarrollo.

Según Haq, en esas reuniones se vio un "consenso claro" sobre la necesidad de garantizar el derecho a trabajar y a estudiar de las mujeres y niñas afganas, y sobre la importancia de que los países islámicos lideren los esfuerzos en ese ámbito.

Además, Mohammed y el resto de responsables de la ONU se reunieron en Ankara con un grupo de mujeres afganas que les explicaron el impacto que las medidas de los talibanes está teniendo en la sociedad.

A pesar de sus promesas, los talibanes han ido endureciendo progresivamente su política hacia las mujeres, imponiendo más y más restricciones que incluyen, entre muchas otras cosas, limitaciones al trabajo y una prohibición de su acceso a la educación secundaria y superior.

Además, el mes pasado, las autoridades de facto afganas vetaron que las mujeres puedan trabajar en las organizaciones no gubernamentales que operan en el país, bajo el pretexto de que muchas de las empleadas no portaban el velo.

La decisión ha llevado a varias de las ONG a suspender sus programas en Afganistán, mientras que la ONU ha alertado que, de no producirse cambios en la normativa, se verán obligados a detener muchas de sus actividades en el país.

Preguntado al respecto, el portavoz confirmó este martes que esa cuestión figura entre los asuntos que Mohammed tiene previsto abordar durante su paso por Kabul.

(c) Agencia EFE