Muta San Lázaro en pasarela política

·3  min de lectura

Antonio López

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 26 (EL UNIVERSAL).- Más que ser el Palacio Legislativo donde se construyen leyes y se reforma la Constitución, la Cámara de Diputados se convirtió en una plaza electoral, donde los parlamentarios de Morena mostraron sus apoyos para quedar bien con los aspirantes a la Presidencia de la República, una gubernatura o la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México.

El primero en el desfile de las "corcholatas" fue el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, a quien recibieron a gritos de "¡Presidente, presidente!". Ocurrió en el auditorio Aurora, dentro del recinto legislativo de San Lázaro, mientras el presidenciable caminaba al estrado para ofrecer un mensaje inaugural.

Entre los diputados que se unieron al coro estaban Amairani Peña, de Sonora; Zulema Adams, de Baja California Sur, y Berenice Martínez, de Nuevo León.

En respuesta, el secretario cuestionó: "¿No habíamos quedado que eso no porque todavía no son los tiempos?".

Inmediatamente saludó a los asistentes, comenzando por el coordinador del partido, Ignacio Mier, al tiempo que fue interrumpido por los legisladores, quienes ahora, gritaron a Mier: "¡Gobernador, gobernador!".

La pasarela electoral siguió su curso y tocó el turno de la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez Velázquez, quien llegó a la plenaria acompañada de Ricardo Mejía Berdeja, subsecretario de Seguridad Pública.

El fin era analizar la estrategia del gobierno federal en materia de seguridad; sin embargo, ambos funcionarios también fueron incluidos en los destapes.

Al término del acto, tanto Rosa Icela como Ricardo Mejía recibieron un reconocimiento por su labor, al tiempo que Ignacio Mier le levantó la mano al subsecretario. De nueva cuenta las porras no se hicieron esperar: "¡Gobernador, gobernador!", mientras que la diputada Aleida Alavez, quien conducía el evento, preguntó: "¿Quién de los dos?", y sus compañeros de bancada respondieron: "¡Los dos!", y corrigieron "¡los tres!", agregando así al subsecretario como "corcholata" para Coahuila y a la secretaria para la Ciudad de México.

"Partida triple", respondió Alavez Ruiz, mientras que el aspirante a la gubernatura de Puebla, Nacho Mier, abrazó a Rosa Icela y todos sonrieron.

Fue el turno de la segunda "corcholata" presidenciable, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, quien le ganó a al secretario Adán Augusto López en el "aplausómetro" y también recibió gritos de "¡Presidenta, presidenta!".

Para ese momento, las reglas del INE ya les importaban poco. Durante su discurso, Sheinbaum habló de educación y recordó a Delfina Gómez, a quien llamó "la próxima gobernadora del Estado de México".

"Recientemente en un evento con la próxima gobernadora del Estado de México, aunque se enoje el INE, Delfina Gómez, decía una frase de Pepe Mujica: 'Invertir primero en educación, segundo en educación y tercero en educación'", expuso.

Fue el primero de dos días de la plenaria guinda. Hoy viernes toca el turno al canciller Marcelo Ebrard, quien ya se sabe que tiene el respaldo de diputados como la vicepresidenta de San Lázaro, Julieta Vences; el presidente de la Comisión de Salud, Emmanuel Carmona, y de la Presidenta de la Comisión de Igualdad, Julieta Vences, entre otros.