Murió la reina Isabel II: la historia de los corgis, las mascotas reales que la acompañaron toda su vida

·4  min de lectura
Isabel II y Susan
Isabel II y Susan

La reina Isabel II tuvo, en sus 70 años de reinado, más de 30 perros de la raza corgi galés de Pembroke. Su devoción por estos canes se remonta a su infancia, cuando aún vivía con sus padres, el rey Jorge VI y la reina Isabel madre. En 1933 le dieron la bienvenida a Dookie, el primero de la dinastía. Tal fue su cercanía con sus mascotas, que incluso participaban de muchas de sus apariciones en público.

Su primer corgi, Susan, llegó para su cumpleaños número 18, en 1944. La perra incluso viajó a su luna de miel, algunos años más tarde, cuando se escabulló en en el carruaje real, luego de la boda con el príncipe Felipe, debajo de una alfombra.

.
La reina Isabel II estuvo rodeada por perros corgi desde su infancia - Créditos: @Getty Images

Desde la llegada de Susan, Isabel II tuvo más de 30 perros que descienden de su primera corgi. La monarca es una de las responsables de la raza dorgi, producto de la cruza entre uno de los corgis de la reina con Pipkin, un perro salchicha de su hermana la princesa Margarita.

Desde entonces, la jefa de Estado convivió con al menos 10 dorgis. Su hermana, por su parte, también crio otros tantos. Entre los más renombrados están Cider, Berry, Vulcan, Rum, Brandy, Chipper, Harris, Pickles, Piper, Tinker, y Candy.

La reina Isabel II de Gran Bretaña acariciando a Candy, su perra Dorgi, mientras mira una exhibición de recuerdos de sus jubileos de oro y platino, en Oak Room en el Castillo de Windsor, al oeste de Londres, el 4 de febrero de 2022
La reina Isabel II de Gran Bretaña acariciando a Candy, su perra Dorgi, mientras mira una exhibición de recuerdos de sus jubileos de oro y platino, en Oak Room en el Castillo de Windsor, al oeste de Londres, el 4 de febrero de 2022 - Créditos: @STEVE PARSONS

Desde 2012, la reina Isabel II tomó la decisión de no criar más perros por el temor a morir ella antes que sus mascotas. En 2020 falleció Vulcan, su anteúltimo dorgi. Hoy sigue con vida Candy, la última de la dinastía de tantas generaciones.

Sin embargo, poco después de que Felipe de Edimburgo ingresara en el hospital privado King Edward VII tras descomponerse, recibió en el castillo de Windsor a Fergus y Muick, un dorgi y un corgi, respectivamente. Fueron regalados por su hijo el príncipe Andrés de York.

.
El rey Jorge VI y la reina Elizabeth junto con sus hijas, las princesas Isabel y Margarita, en el castillo de Balmoral en 1940 - Créditos: @Getty Images

En 1933, Isabel II tenía siete años. Cuando vio que uno de sus amigos tenía un corgi, ella también quiso uno. Si bien era una raza habitual en Gales, en Inglaterra no era habitual verlos. En 1936, una cachorra llegó a su familia. Lady Jane vino del mismo criadero que Dookie.

Según datos del Kennel Club de criadores del Reino Unido, se muestra un claro aumento en las cifras de la adopción de corgis en 1936 y otro en 1944, cuando llegó Susan a la vida de la reina.

.
Isabel sonríe con su corgi Jane, que murió atropellada por un auto - Créditos: @Getty Images

Brian Hoey, prestigioso biógrafo de la realeza, reveló que el duque de Edimburgo “detestaba” a los corgis por ser “demasiado alegres”. Eso no detuvo a la reina, que se rodeó por ellos hasta su último día de vida.

Willow fue uno de los tres perros de la monarca que se convirtió en figura internacional luego de su aparición en la pantalla grande durante la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Londres en 2012.

10 años atrás, el corto canino también tuvo la presencia de Holly y Monti, los corgis que escoltaban a la Isabel II, en una especie de “reunión de misión secreta” con la estrella 007, Daniel Craig, en el palacio.

“Una alfombra en movimiento”. Así describía Diana, la princesa de Gales, a las mascotas de su suegra. Es que los perros de la reina eran su sombra y la seguían haciendo donde ella se dirigía.

Isabel II camina junto a Daniel Craig, en una escena con el actor de James Bond y sus perritos corgis realizada para los Juegos Olímpicos de 2012
Isabel II camina junto a Daniel Craig, en una escena con el actor de James Bond y sus perritos corgis realizada para los Juegos Olímpicos de 2012 - Créditos: @Archivo

Según trascendió, en algunas oportunidades la reina los alimentaba con un tenedor y una cuchara, que un servidor del palacio llevaba en una bandeja. Los perros la acompañaban en sus habitaciones privadas en Windsor.

La biógrafa real Penny Junor, relató en su libro All The Queen’s Corgis que la reina se relajamente verdaderamente con sus corgis: “Cuando ella se adentra en el campo que tanto ama, con sus mascotas y animales, ahí es cuando se siente realmente viva; cuando está más feliz”.

En 1969, la reina Isabel II fue filmada con sus perros para un "detrás de escena" de un documental que retrataba la vida de la realeza
En 1969, la reina Isabel II fue filmada con sus perros para un "detrás de escena" de un documental que retrataba la vida de la realeza

A partir de la muerte de la reina, sus mascotas pasan a estar al cuidado de su hijo y sucesor, Carlos III.